Home Noticias Zona rural sin energía: anegamiento de caminos impide a la EPE dar solución

Zona rural sin energía: anegamiento de caminos impide a la EPE dar solución

by Ayelen

El referente de la Empresa Provincial de la Energía (EPE), Daniel Grenón, informó que durante el domingo 1° de enero “hubo entre 200 y 300 reclamos” por cables cortados y falta de electricidad en Esperanza, debido al temporal; pero “la mayor preocupación es la zona rural” por la imposibilidad de ingresar a solucionar los diversos inconvenientes debido al anegamiento de los caminos. “La zona rural tiene pronóstico reservado y estamos en una situación bastante desbordada”, graficó.

En diálogo con la CSC Radio, Grenón indicó que “el viento y la tierra floja hicieron que los árboles caigan y a este lunes tiene un pronóstico reservado la zona rural que está afectada en diversos lugares”. “En la parte urbana el personal trabajó durante todo el día hasta pasadas las 20 horas, pese a ser el primero de año, y este lunes nuevamente se está trabajando por lo cual están bastante cubiertas las fallas”, describió.

No obstante, reconoció que “la zona rural nos tiene muy preocupados porque la perspectiva es que las lluvias van a seguir y tenemos varias líneas afectadas” y sumado a ello “estamos atados de pies y manos porque no contamos con los elementos necesarios para ingresar”. Comentó que “la misma situación se da en otras zonas de la región, como San Jerónimo y San Carlos, donde la cantidad de agua caída fue muy grande y eso nos priva de poder entrar a trabajar”.

A la hora de brindar un panorama, detalló que “hay problemas en lo que llamamos la estancia de Hessel, con árboles caídos en el camino de ingreso; en la zona detrás del Tiro Federal se intentará ingresar por el camino ripiado para solucionar parte del problema existente; y hacia el este de Paso Vinal –el conocido como la y griega de Motura- hay cinco postes tirados en el piso lo cual es imposible recuperarlos este lunes”.

Agregó que “en la zona de Pujato hay problemas en un reconectador donde se trabajó este lunes para encontrar la falla y normalizar la zona para que la menor cantidad de gente quede sin luz” y “en la zona de Esperanza hubo inconvenientes en la línea de media tensión, que llevó un buen tiempo solucionar, y además casos puntuales de cables cortados y bajadas que totalizaron entre 200 y 300 reclamos que se solucionaron en su totalidad”.

Sostuvo que “lo preocupante es la zona rural y la continuidad del pronóstico de lluvias, por lo cual se informó de la situación al directorio de la empresa para que se decida en forma gubernamental de qué forma tratar esta emergencia”. “Estamos en una situación bastante desbordada porque no se puede circular en los caminos con ninguno de los vehículos que tenemos y habrá que ver si la Municipalidad nos brinda una mano aportando un tractor con acoplado para empezar a recorrer los caminos rurales e ir tratando de solucionar algo, aunque sabemos que no será mucho”, sostuvo.

Añadió que “hay gente muy cercana al casco urbano pero que se alimenta de forma rural que está exigiendo que se solucionen los cortes de luz pero estamos absolutamente limitados porque las líneas de alimentación a estos usuarios viene a través de la rural, y mientras no podamos ingresar estamos atados de pies y manos”.

Por otra parte, señaló que si bien hubo altos consumos con los días de intenso calor pero “no se registran los consumos del año pasado e incluso hubo un 20 por ciento menos de consumo en el mismo periodo del año anterior en pleno verano”. “No se sabe si por el condicionamiento de la tarifa o porque la gente ha tomado algo de conciencia y está gastando menos en refrigeración, pero hasta el momento el consumo no llegó a valores anteriores”, analizó.

Por último pidió “paciencia a los vecinos y usuarios” que aún padecen inconvenientes y falta del servicio.

You may also like

Leave a Comment