Inicio Destacadas Voluntarios y payamédicos en una nueva campaña de concientización

Voluntarios y payamédicos en una nueva campaña de concientización

por jose
Fue este domingo por la tarde en Plaza San Martín donde buscaron comunicar la importancia de tomar ácido fólico durante el embarazo.

 

 

En la tarde del domingo se realizó una nueva campaña de concientización del grupo de Payamédicos Esperanza que trabajó en la difusión de una enfermedad y la posibilidad de su prevención.

 

 

La espina bífida aparece en las primeras semanas de embarazo, a menudo antes de que la mujer sepa que está embarazada. Aunque usar ácido fólico no es una garantía de que la mujer tendrá un embarazo sano, tomar ácido fólico puede ayudar a reducir el riesgo de que una mujer tenga un bebé con espina bífida.

 

 

La espina bífida es una malformación congénita en la que existe un cierre incompleto del tubo neural (DNT), al final del primer mes de vida embrionaria, y posteriormente, el cierre incompleto de las últimas vértebras. Lo anterior significa que muchas veces cuando una mujer sabe que está embarazada, su hijo/a ya tiene esta condición.

 

 

Según la literatura médica la principal causa de la espina bífida es la deficiencia de ácido fólico de la madre durante los meses previos al embarazo. Se asegura también que existe un 5% de los casos con causa desconocida. Si bien la espina bífida no es hereditaria, sí lo es la dificultad de la madre para procesar el ácido fólico.

 

 

El ácido fólico es una vitamina del complejo B que se encuentra en algunos alimentos como cereales integrales, harinas de trigo y maíz, legumbres secas, verduras de hoja y frutas. Según la Federación Internacional de espina bífida e hidrocefalia, el riesgo de espina bífida en los hijos se puede reducir en más de un 72% si antes del embarazo la madre ingiere diariamente ácido fólico en cantidad suficiente.

 

 

Tambien le puede interesar