Inicio NoticiasDeportesDeporte Motor Viajaron a la Autoclásica

Viajaron a la Autoclásica

por hernan

En esta ocasión la premiación se realizó el pasado domingo 10, para que todos los amantes de los clásicos Pudieran identificar y disfrutar de los autos y motos galardonados, en el feriado de ayer lunes 11, entre las 10 y las 18,30.

Una Limousine Renault 35/40 CV de 1906 con carrocería Rothschild fue distinguida por el jurado con el mayor premio de la muestra «Best of Show Autoclásica 2010». Este modelo porta uno de los chasis más grandes de la marca de su época con un motor de 4 cilindros bi block 7.5 litros de cilindrada. Este vehículo fue encargado por su propietario y enviado a carrozar por Rothschild.

Entre las motos, la ganadora del premio «Best of Show Autoclásica 2010» fue una Benelli de 1978 modelo SEI, de 6 cilindros. Esta bellísima e icónica moto Italiana tuvo un lanzamiento exitoso y muy comentado, pero una vida efímera.

La décima edición de Autoclásica conntó entre los miembros de su riguroso jurado al prestigioso diseñador francés Patrick Le Quément. Los dos Best of Show fueron elegidos por el jurado entre los vehículos ganadores del primer premio de cada una de las categorías FIVA (Fédération Internationale des Véhicules Anciens.

Se distinguió con un premio especial al Alfa Romeo 308 con el que Oscar Gálvez ganara en Febrero de 1949 la carrera de la temporada internacional en el circuito de Palermo, derrotando a los ases del automovilismo europeo.

Entre los autos distinguidos se pueden mencionar una Ferrari Coupé Sport que corriera Charly Menditeguy; el Trueno 43/70, doble ganador de las “500 millas de Rafaela”; un Voisin de la belle epoque que fue distinguido por el prestigioso y afamado diseñador de la Regie Renault, Patrick Le Quément, por su concepto estético derivado de tecnología aeronáutica.

Con más vehículos expuestos que nunca, Autoclásica fue una verdadera fiesta no sólo para los fanáticos, sino para toda la familia.

Organizada por el Club de Automóviles Clásicos de la República Argentina, que este año celebra su 45º Aniversario, Autoclásica es única en Sudamérica por la cantidad y calidad de los vehículos expuestos, cuidadosamente convocados y seleccionados para representar los mejores exponentes de cada época histórica. Emplazada sobre un predio arbolado seis hectáreas ubicado dentro de los jardines del Hipódromo de San Isidro, este año Autoclásica incorporó un nuevo sector y un nuevo patio gastronómico. Asimismo, la exhibición de motos se reubicó sobre el Boulevard, a metros de la entrada peatonal.

El intendente de San Isidro, Dr. Gustavo Posse, presidió en el mediodía del viernes 8 la ceremonia de inauguración de la tradicional muestra “Autoclásica 2010”.

Posse junto al presidente y vicepresidente del Club de Automóviles Clásicos, Miguel Daly y Miguel Politis, respectivamente, cortaron la cinta inaugural y recorrieron la exposición.

Secundaron al jefe comunal, los ministro del Interior, Florencio Randazzo y de Turismo, Enrique Meyer; el secretario de Inspecciones, Ordenamiento Urbano y Tránsito de la Municipalidad de San Isidro, doctor Guillermo Sánchez Landa y el vicepresidente del Concejo Deliberante sanisidrense, Alfredo Laguzzi.

Como es habitual, este festival de motos y autos clásicos de Sudamérica representa una inmejorable oportunidad para aquellos apasionados del automovilismo del ayer, ya que los vehículos que se exhiben son de los más destacados de la historia.

«Autoclásica» celebró su décima edición con una renovada propuesta que permitirá revivir la historia a través de la exhibición de 500 automóviles y 300 motos de más de 35 años de antigüedad en estado original, perfecto funcionamiento y de categoría internacional.

En el año del bicentenario de la revolución de Mayo, «Autoclásica 2010» propuso un recorrido cronológico que evocó el paso del tiempo a través de los vehículos -autos, motos, utilitarios, maquinaria agrícola, vehículos militares y hasta un avión- que protagonizaron nuestra historia.

Con el marco de la celebración, se conmemoraron los 100 años de la carrera de mayor magnetismo del automovilismo nacional: el Gran Premio de Carretera A.C.A. y de la emblemática marca Alfa Romeo.

Asimismo, se realizó un nuevo homenaje al automovilismo deportivo con la exhibición de deslumbrantes monopostos históricos, que sorprendió a los asistentes, quienes también pudieron presenciar originales recreaciones de época a cargo de una compañía de actores.

No faltó el clásico «Autojumble», donde expertos en el arte de la restauración distribuidos en 100 stands, dieron a la muestra un colorido especial con sus piezas y accesorios antiguos de toda índole, bibliografía y maquetas, entre otros. También se pudieron visitar los stands de clubs de automóviles y de motos más representativos del país y del exterior.

A beneficio de la obra del taller-escuela para la formación de jóvenes en técnicas de recuperación y restauración de vehículos impulsada por la Fundación Lory Barra, se comercializó un exclusivo catálogo de colección.

|| Fuente: (www.zonanortediario.com.ar)

Fotos: Eugenio Caussi

Tambien le puede interesar

Dejar comentario