Home NoticiasDeportes “Ver un chico de 11 años con representante es una patada al hígado”

“Ver un chico de 11 años con representante es una patada al hígado”

by Ayelen

Lo dijo el histórico ex futbolista Miguel Ángel Brindisi durante su visita a Esperanza. Destacó la importancia de que los más chicos disfruten del deporte, del rol de los padres en la formación de los pibes como personas y les recomendó “que conjuguen el verbo jugar”.

Antes de brindar su charla en Esperanza, Brindisi dialogó con EDXD y le dejó su mensaje a los jugadores, técnicos, padres y amantes del fútbol. Les pidió “que conjuguen el verbo jugar, porque en algunas expresiones que hay hoy en el fútbol se trabaja de futbolista en vez de jugar”.

En ese sentido, agregó que “el fútbol es un deporte que se juega, en especial en los comienzos: la infancia y adolescencia. No hay que apurar los tiempos. Se ha materializado mucho la actividad y –muchas veces inconscientemente- esa ansiedad de padre-representante no es buena”. “Escuchar que un chico de 11 años tiene representante para mí es una patada al hígado”, admitió.

“Recorro mucho el mundo de inferiores y se ven padres enloquecidos, que se enojan con el entrenador si al hijo lo sustituyen por otro jugador. En ese momento el entrenador está haciendo un trabajo de docencia y formación muy importante para el chico como individuo, y esa semejante presión de los padres le da al niño una frustración y hasta odio por jugar”, señaló.

“Está el resultado, la titularidad, el llegar pronto, el ser un Messi. Esto lo vivimos los argentinos en gran escala cuando todos les daban una raqueta al hijo porque querían que sea Vilas, después en su momento todos los padres querían que fueran Maradona y ahora todos quieren que los chicos sean Messi”, analizó.

“No hay nada peor para aquellos que tuvimos la suerte de transitar este camino del fútbol, ver esa locura de los padres. Me enerva cuando veo en inferiores los insultos a los árbitros, la desesperación”, reveló.

En ese contexto, sostuvo que “ya de por sí es una profesión bastante difícil, y no todos llegan; con toda la furia sólo llegan a ser profesionales un 5 o un 10 por ciento de los que  comienzan en un club, y no se dan cuenta que ese chico transitó un camino de formación, de trabajo físico, de profesionalismo, que su mente está pura, limpia y que si la preocupación está en la educación, el estudio está al lado, y el golpe no deja una marca”.

En tal sentido resaltó el rol de los padres en el proceso de formación: “El entorno de los chicos debe tener un equilibrio y ubicarlo: no es tan bueno ni tan malo si un día pierde un partido o no lo convocan a jugar. A ese chico hay que ir apuntalándolo”.

A los jóvenes jugadores, les recomendó: “Lo de la televisión es hermoso, cuando termina el partido y te eligen la figura del partido, pero no te lo creas nunca”.

Compartimos además algunas imágenes de la charla desarrollada este miércoles en Esperanza con la presencia de jugadores, técnicos y aficionados al fútbol de toda la región.

 

Redacción: Ayelen Waigandt – Esperanza Día x Día

 

You may also like

Leave a Comment