Inicio NoticiasLocales Tras la matanza de pájaros impulsan eco turismo cerca del Balneario

Tras la matanza de pájaros impulsan eco turismo cerca del Balneario

por jose

Si bien el «ritmo» que tienen las acciones de la gestión Meiners marcan un prolongado tiempo entre los anuncios y los hechos, no deja de llamar la atención que se anuncie la integración de un proyecto eco turístico desde la misma gestión que poco le importó la matanza de especies animales y la peligrosa contaminación de un espacio público; hecho que marca claramente una actitud de desprecio a sus vecinos a los que no se les informó lo realizado con claridad.

 

 

Recordemos que el Dr. Medardo Ávila Vázquez, reconocido especialista cordobés señaló que el producto utilizado en la matanza de loros en el Balneario es muy peligroso y dura meses en el ambiente con consecuencias insospechadas para la salud. “Utilizar carbofuran en espacios públicos es una locura –indicó el profesional-, se trata de un producto altamente tóxico”. (Nota aparte en EDXD «Una locura»)

 

 

De este modo el municipio y la UNL anunciaron un acuerdo de eco turismo.

 

 

INFORME OFICIAL

 

 

Un proyecto de turismo ecológico apuesta a poner en valor y difundir la riqueza de las 70 hectáreas de bosque natural que forman la Reserva de la Escuela de Agricultura, Ganadería y Granja perteneciente a la Universidad Nacional del Litoral (UNL) en Esperanza.

 

 

Este proyecto se enmarca en el circuito municipal y propone actividades académicas, pedagógicas y de extensión. Con este fin se presentó el proyecto de la Reserva de la Escuela de Agricultura, Ganadería y Granja perteneciente a la UNL, en el Salón Blanco de la Municipalidad de Esperanza el lunes 10 de diciembre.

 

 

“Este proyecto se enmarca dentro de nuestros proyectos institucionales, nuestra Universidad tiene dos reservas: una en Ciudad Universitaria, en Santa Fe, y ésta es la segunda. Precisamente poder conocer la Reserva y que se enmarque en un programa más amplio del gobierno municipal es motivo de celebración”, expresó el rector de la UNL Albor Cantard tras rubricar el acuerdo con la intendenta esperancina Ana María Meiners.

 

 

Turismo y ecología

 

 

Para el rector Cantard “es muy importante la firma de este convenio por varios motivos. En principio, porque es un proyecto conjunto con la Municipalidad de Esperanza que se enmarca en lo que es una propuesta turística y, en particular, con lo ecológico.

 

 

Porque damos respuesta a una inquietud y un anhelo de mucho tiempo de muchos docentes e investigadores de las Facultades y de la Escuela también. Uno de los pioneros fue el Dr. Martín de la Peña y más recientemente Carlos D´Angelo, José Pensiero, Pablo Beldoménico, quienes trabajan cotidianamente por nuestra Reserva Ecológica,” aseguró.

 

 

Carlos D´Angelo sostuvo que “estamos iniciando un proyecto en el que se vinculan distintas instituciones: la Universidad, las Facultades, la Escuela Granja y la Municipalidad de Esperanza”.  Al respecto, el docente recordó que “hace dos años se conformó una comisión para el manejo de la Reserva; nosotros venimos trabajando allí desde hace unos 12 años, en la parte de docencia.

 

 

Específicamente, el proyecto apunta a desarrollar acciones para que la sociedad tenga acceso a uno de los pocos  bosques del Espinal que están quedando en la región. Estamos en un área donde el paisaje se ha transformado mucho por la agricultura y estas 70 hectáreas de bosque de Espinal, que pertenecen a la Reserva, es prácticamente lo poco que está quedando”.

 

 

Del acto participaron también el senador por el departamento Las Colonias, Rubén Pirola, quien preside la Comisión de Economía, Agricultura, Ganadería, Industria, Comercio y Turismo de la Cámara Alta, en la Legislatura provincial; los decanos de la Facultad de Ciencias Agrarias, Luis Rista, y de la de Ciencias Veterinarias, José Luis Peralta; la directora de la Escuela de Agricultura Ganadería y Granja, Mercedes Ranallo; Martín de la Peña, uno de los iniciadores del proyecto; secretarios del gobierno municipal así como de las gestiones universitarias, entre otras autoridades e invitados.

 

 

 

160 especies de aves y 70 de hormigas

 

 

D´Angelo explicó que el “propósito es estructurar y desarrollar la Reserva para que se puedan realizar actividades educativas y recreativas y, al mismo tiempo, proteger la Reserva. Consideramos que la única manera de proteger algo es que la gente lo haga propio, que lo incorpore. De otra manera, estos relictos que van quedando se pierden. En cambio, cuando la sociedad los apropia se los puede mantener”.

 

 

En referencia a las especies, el profesional afirmó que “este monte es uno de los últimos remanentes de nuestra región de los que son los bosques de Espinal  periestépicos. Son bosques típicos de algarrobos, chañares. En nuestra reserva tenemos fracciones con quebracho blanco; hay diversidad de flora pero también de fauna. Martín de la Peña, quien creó la Reserva, ha desarrollado estudios durante muchos años y determinó que hay más de 160 especies que han sido avistadas y una parte importante de esas especies anidan directamente ahí. Hay otros componentes de la fauna que no son visibles, pero están bien representados: se han determinado unas 70 especies de hormigas en diferentes lugares, por ejemplo”, relató.

 

 

Por su parte, la intendenta Ana Meiners valoró la firma del acta acuerdo de cooperación técnica sobre la Reserva  Ecológica Natural y explicó que “la idea es potenciar el lugar con circuitos y guías especializados para poder abrir ese espacio a la comunidad. Esto tiene que ver con un proyecto que venimos desarrollando que es el Plan Urbano de Sustentabilidad con el que vamos a potenciar todo lo que es la costa del río salado; a lo que se suma el balneario-camping, lo cual está muy cerca de la Reserva.  Es nuestro deseo que en un futuro quede conectado todo ese espacio para que continúe el avistaje, una reserva de nuestra costa y el río Salado” señaló Meiners.

 

 

Además, D´Angelo explicó la propuesta de concretar senderos con cartelería y formar guías turísticos, así como también se refirió a las necesidades, fortalezas y debilidades del predio, y las posibles etapas del proyecto.

Tambien le puede interesar