Inicio NoticiasDeportesDeporte Motor Tomás González y la nueva generación de pilotos

Tomás González y la nueva generación de pilotos

por juanmanuel

El esperancino Tomás González irrumpió con todo y encarna a la nueva camada junto a Ian Reutemann, Esteban Cístola y Pedro Boero.

(La Capital Rosario) – El Rus Med Team de Rosario lanzó su equipo en febrero con todo. Sólo dejó el casillero vacante para competir en la máxima categoría de la ACTC, el Turismo Carretera, y seguramente ese será su próximo objetivo, tal vez para el año próximo y luego de que pase la pandemia y se acomoden las cosas. Pero en las demás divisionales tiene presencia completa. El rosarino Pedro Boero y el salteño Esteban Cístola (nacido en esta ciudad) en TC Pista, el de Humboldt Ian Reutemann en TC Mouras y otro santafesino, el de Esperanza Tomás González, en la menor de todas, el TC Pista Mouras.

Y ya dejó una marca. En su 2ª carrera, en La Plata, subió por primera vez al podio, con el 3º puesto, mejorando el 5º de Concepción del Uruguay. Y el pibe de 19 años tiene una historia para contar. Se crió con una raqueta y recién al acompañar a su padre por las pistas de karting y fórmulas le creció la pasión que lo convertiría en piloto. Primero en los zonales del TZ y el Car Show y luego en el Top Race, donde llegó a ganar dos carreras en el Series, ambas en Termas. Hoy lo encuentra a la espera, como todos, pero siempre entrenando a full, en lo físico y en el simulador, y con ese espíritu positivo que también lo llevó a ser un reconocido instagramer. Sí, de última generación.

«Desde los 3 a los 13 años me dediqué sólo al tenis, que es mi segundo deporte preferido, pero después lo fui dejando. Y recién a los 16 arranqué en el automovilismo y todo por mi viejo Martín. El corría en karting, en Fórmula Renault y Fórmula 3, por cuestiones económicas no pudo lograr sus objetivos pero yo iba a verlo y me contagió el entusiasmo», describió Tomy.

El esperancino arrancó en 2016 “en los zonales,en el Fiat 600 TZ, luego en el Fiat 600 TS Santafesino, después pasé a autos más potentes en el TS 1800 (en el Car Show), hice un par de carreras en el Top Race Junior y recién en 2018 pude completar mi primera temporada en el Series, una categoría nacional. Y ahora haber entrado al TC Pista Mouras es algo increíble y llegar al podio ni hablar”.

En ese sentido, Tomy González afirma que “más no puedo pedir. Además en este equipo, donde hay muchas personas que lo complementan. Y hay cinco de las que no me puedo olvidar. En principal lugar, Mauro Medina (el dueño del Rus Team), la cabeza de este grupo y el que me integró. Segundo mi papá, Martín, que me dio la oportunidad de entrar a este hermoso deporte. Luego Juan Carlos Godoy, el presidente de Río Uruguay Seguros, que es la persona con más experiencia y sabia que tenemos. Y por último, tener a Alberto Canapino y Guillermo Cruzetti trabajando como ingenieros de pista es un lujo. No tengo más que aprender de todos ellos”, dijo.

“Muy pocos pilotos tienen la suerte de estar rodeados de semejante gente. Lo valoro un montón y debo aprovechar esa experiencia que me permitirá adelantar caminos para llegar a ese sueño grande, que es correr en el TC. En Esperanza somos unos 60 mil habitantes y todos muy fierreros, varios me siguen y trato de hacer las cosas bien para que algún día, ojalá se dé, mi ciudad tenga un piloto en el Turismo Carretera”

Debajo del auto, González cuenta: “Dejé la secundaria sin terminar pero la retomé en una nocturna, aunque ahora no se puede ir y todo es virtual. Al mismo tiempo trabajo en la empresa de reciclado plástico de mi viejo (MartinPlast), donde hacemos todo tipo de bolsas. Y después entrenamos todo el tiempo como debe hacer un piloto para llegar a este nivel. Tanto en simuladores como en la parte física. Mucho más ahora que estoy siempre en casa”.

El joven esperancino tiene un simulador completo. No pudo entrar a las carreras de TC virtual porque “hay muchos pilotos” pero compite habitualmente en E-Racing, “que es una plataforma que usan los mejores pilotos del mundo. Agustín Canapino es el pionero en el país, trajo esto de los simuladores cuando salió campeón por primera vez en el TC en 2010 y no por nada fue contratado por el equipo Williams de F-1 para competir con Porsche. Hay muchas categorías y yo lo hago en MM8, con Mercedes, todos los fines de semana. Canapa en cambio es considerado calificado, en Argentina no hay nadie como él, y ya corrió varias veces contra Max Verstappen o Esteban Ocon, no en Fórmula Uno. Todo sirve para aprender y trasladarlo luego a los autos reales, más en cuarentena”.

González dejó claro que «Canapino es mi ídolo». Es para admirar la capacidad que tiene para aprender y no te puedo explicar cómo lo hace en el simulador. Hace cosas increíbles”. Y al respecto aseguró que los simuladores valen “muchísimo” para luego aplicar en la pista. “Lo que más valoro es la regularidad para dar las vueltas siempre al mismo ritmo. Tener constancia en los tiempos, porque eso además te permite lograr una gran concentración. También el feeling de la clasificación, eso de exigirte al máximo en una vuelta sin cometer errores sirve”.

Además del simulador, el piloto de Rus Med tiene ordenados sus días: simulador a la mañana, el gimnasio de la casa y el patio de la casa “esquivando arbolitos”, dijo riéndose. Y por la noche, su otra pasión: instagrammer. “Lo hago como hobby para divertir un poco a la gente pero con seriedad también, como los seguidores se merecen”.

Tambien le puede interesar