Inicio Destacadas Susana Trod: “Una fórmula para jubilaciones debe combinar recaudación, salarios e inflación”

Susana Trod: “Una fórmula para jubilaciones debe combinar recaudación, salarios e inflación”

por Ayelen
La abogada especializada en temas previsionales, Susana Trod, dio detalles de lo que implica la propuesta del gobierno nacional para cambiar la fórmula de aumento a jubilados y pensionados.

 

 

En diálogo con la CSC Radio, Trod explicó que “se volvería a la fórmula vigente entre 2009 y 2017” y recordó que “aquella fórmula. Igual que la que se propone ahora por ley, combinaría recaudación con salarios”.

 

Indicó que “la fórmula es buena si se dan varias variables como por ejemplo, que haya un aumento de la capacidad de recaudación, que crezca el empleo registrado y se desactiva la inflación. De este modo esa fórmula puede ser válida, sustentable en el tiempo, achicar el déficit previsional”.

 

De todos modos, aclaró que “en un cuadro como el que venimos viviendo y con el que se proyecta el año próximo, no tener en cuenta la inflación es la gran hecatombe, porque ante la alta volatilidad, en años recesivos se pierde contra la inflación”.

 

Por eso, consideró que “por lo menos, la inflación debería figurar como una cláusula gatillo, o bien ajustar la formula según salarios, recaudación o inflación, lo que se mayor y más favorable al jubilado. Es decir hacer un mix de estas tres variables que es donde siempre gira el aumento jubilatorio”.

 

Rememoró que “en 2016 la fórmula salarios-inflación generó piedrazos y ahora estamos con lo mismo, porque no se contempla la inflación justamente en un año de altísima inflación, al igual que el año próximo”.

 

Resumió que “la propuesta combina recaudación, aunque no se aclara de qué tributos y se supone que serán de la seguridad social, pero también hay que aclarar que está sujeta a un límite: no podrá superar la recaudación de ANSES, con lo cual la palabra ajuste siempre está vigente en estos temas; y con respecto a los salarios se tomará el índice RIPTE porque es el que mejor refleja a los trabajadores formales y toma en cuenta remuneraciones ciertas”.  (N.R: índice RIPTE = Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables)

 

En concreto, informó que “el próximo diciembre los jubilados van a tener un 6% de aumento, terminando el año con ajustes por decreto que no se sabe de dónde se sacaron los montos de los aumentos; y se habla de un bono quizás en enero”.

 

“Si se vuelve a esta fórmula de recaudación y salarios no se contemplaría la inflación, esto afecta y arrastra pérdidas de los años 2014, 2016, 2018, 2019 y 2020. Estas fórmulas parciales lo único que hacer es generar pérdidas en la masa de jubilados y una gran ola de juicios, porque nadie quiere perder frente a la inflación”, explicitó la abogada. Como ejemplo, apuntó que “la canasta básica ronda los 50.000 pesos mientras que una jubilación mínima está en 18.000 pesos, lo cual es una vergüenza”.

 

Finalmente, opinó que “la solución tiene que combinar todas estas pautas: recaudación, salarios e inflación para no tener pérdida de poder adquisitivo, pero nunca aislarlo del contexto económico y sanitario que estamos viviendo”.

 

 

Tambien le puede interesar