Home NoticiasLocales Sigue la polémica por la matanza de loros en el Balneario

Sigue la polémica por la matanza de loros en el Balneario

by jose

Mastropaolo dijo desconocer “porqué mataron esta cantidad de pájaros” pero advirtió que “el método  que usaron en un lugar público es lo que más llama la atención”. “Es un método del año ´40 que la ley autorizaba para la época en que habría millones de loros incontrolables y había pocos sembradíos. Ahora la proporción es diferente y desconozco qué incidencia puede tener, pero es el gobierno el que obliga a realizar estas matanzas”.

Previno que no se trata de un procedimiento “selectivo sino que mueren cardenales, calandrias y todo pájaro que hubiera en el lugar”. A modo de ejemplo, contó: “Entré al Balneario por casualidad por la parte de atrás y me encontré con un silencio de cementerio, no se escuchaba un solo pájaro”.

Asimismo, alertó que “tiraron un fosforado que está prohibido desde hace 50 años y puede matar cualquier tipo de animal. Es una cadena de muerte porque los loros moribundos vuelan varios kilómetros y terminan muriendo en el patio de un vecino, se lo come un perro y automáticamente se muere el perro, y así con otros animales”.

“Yo no llevaría a un hijo mío al Balneario por un mes o dos porque ese veneno queda en el piso y el principio tóxico tiene un accionar de unos 10 a 15 días, ya que está combinado con otros elementos que lo hacen durar más. Es algo peligroso y no se hizo con mucho pensamiento, lo hizo alguien que se quería sacar un problema de encima que no pensó que un chico puede tomar del piso un loro muerto y llevarse los dedos a la boca provocándole una muerte segura”, sentenció.

Respecto de las responsabilidades de la situación, indicó: “Creo que el responsable de esto es el mismo que puso la malla delante de la Municipalidad para terminar con las palomas. Habría que sacarlo del cargo y que se dedique a pintar cordones de vereda, porque no se hizo ningún tipo de estudio de impacto ni hubo coherencia en el accionar”.

Si bien dijo desconocer la situación concreta, argumentó que “cuando se usan productos tóxicos para matar un animal, hay que tener cuidado porque son muy potentes y se comienza toda una cadena de muertes. Para matar al ave que se quiere atacar, otro animal puede comer el ave muerta y también morir”.

Además, supuso que los funcionarios municipales “serán conscientes de qué tipo de veneno están poniendo” y consideró que “quien autorizó este procedimiento debe conocer qué consecuencias puede traer al resto de los animales”.

Redacción: Ayelen Waigandt – CSC Radio

You may also like

Leave a Comment