Inicio Noticias Sigue creciendo el río Paraná y genera inconvenientes

Sigue creciendo el río Paraná y genera inconvenientes

por Ayelen

Luego de casi un año de tregua, la crecida en la cuenca del Paraná está generando dificultades —por las filtraciones— en el barrio La Vuelta del Paraguayo y también en los sectores de la ciudad Rincón que están pegados al anillo de defensas, como el barrio Los Espinillos. La proyección del Sistema de Información y Alerta Hidrológica de la Cuenca del Plata (Siyah) estima que el río crecerá hasta los 5,01 metros hacia el 20 de junio. Son 13 centímetros más que el nivel actual en el Puerto de Santa Fe, que es de 4,88 metros. 

Aguas arriba, los especialistas del INA también prevén que el Paraná crecerá unos 30 centímetros en Corrientes (hasta cerca de los 6 metros), pero cerca del 20 de junio el nivel comenzaría a descender. El punto de alerta en la capital correntina es de 6,50 metros y cuando hay crecidas importantes su margen supera los 7 metros.

En el mediano plazo, la evolución de la cuenca dependerá de las lluvias que se registren en la enorme cuenca del Paraná, que llega a la altura de San Pablo en Brasil y recibe aportes de ríos paraguayos y hasta bolivianos.

En Santa Fe, el municipio habilitó un refugio en la entrada de barrio El Pozo, pero todavía no se registraron evacuados. Es que algunos vecinos de La Vuelta del Paraguayo ya tienen agua en el patio de sus casas por las filtraciones pero van a intentar resistir en el barrio —de acuerdo a cómo evolucione la crecida— y si deben evacuarse prefieren quedarse lo más cerca posible de sus viviendas por el temor a los robos (por eso, la Municipalidad construye módulos en la Ruta 168, frente al barrio, cuando el agua ingresa a las viviendas).

Asistencia provincial

El titular del área de Protección Civil de la Provincia, Marcos Escajadillo, aseguró a El Litoral que se brinda asistencia con bolsas de contención, nylons negros y otros elementos a los vecinos afectados por la crecida del río Paraná en la vecina ciudad de Rincón, a pedido de las autoridades locales. La zona más comprometida es Los Espinillos, barrio que tiene una cota muy baja y está pegado a la defensa.

El funcionario se reunió con funcionarios del municipio rinconero. “Tomamos nota de lo que nos solicitaron y desde nuestra área se entregarán bolsas plásticas (para rellenar con arena) sobre todo. Es una zona de cota baja y de napas altas, donde hay muchos caminos anegados: esto serviría para un tránsito mejor”, explicó Escajadillo.

La gente autoevacuada (unas 50 familias) es la que vive en zona de bañados, islas y en zona de reservorio. “Por el momento, no necesitan alimentos, según nos dijeron las autoridades locales, pero sí bolsas plásticas para contención y transitabilidad en caminos, y rollos de nylon negro”, agregó.

Según una recorrida que se realizó en la zona más comprometida “no se detectaron problemas de gran seriedad en el reservorio ni en casas aledañas. Desde la Secretaría de Protección Civil de la provincia nos pusimos a disposición del municipio rinconero”, insistió Escajadillo.

Respecto de la asistencia a las familias afectadas por la crecida en Vuelta del Paraguayo, explicó que si bien está actuando el municipio santafesino, “nos hemos puesto a disposición con el director de gestión de riesgo por lo que se necesite. Hay un marco de diálogo y comunicación permanente”.

También agregó que se están haciendo recorridas y monitoreos desde San Javier para abajo. “Por las lluvias hubo un repunte del Paraná, aunque desde el Instituto Nacional del Agua (INA) nos informaron que este repunte no nos traerá mayores consecuencias”, concluyó el funcionario provincial.

El Litoral

Tambien le puede interesar