Inicio Destacadas Se cayó el plan de pavimento y los cuatro candidatos se ríen

Se cayó el plan de pavimento y los cuatro candidatos se ríen

por jose
Estiraron el tratamiento durante un año y el proyecto enviado por Meiners perdió estado parlamentario. Cargados de hipocresía ofrecieron una conferencia de prensa para anunciar que lo votaban.

 

 

Ya contamos en este portal que la sociedad entre el Pro y el Fascendinismo ya se siente gobierno y arma y desarma a su gusto desde el Concejo Municipal el futuro de la ciudad.

 

El plan de pavimento es un fiel reflejo de la realidad política que nos toca vivir. Meiners lo envió el 1° de octubre del año pasado y para lograr su tratamiento envió a sus secretarios a responder preguntas al Concejo todas las veces que lo requirieron.

 

El 10 de diciembre del 2021 cambió la conformación del Concejo Municipal y la sociedad entre Cristian Cammisi, Rodrigo Müller, Guillermo Bonvín y Mariano Puig marcó el ritmo político de la oposición legislativa.

 

Desde allí comenzaron las explicaciones a la gente: «recién asumimos, estamos analizándolo«. Unos meses después  dijeron «queremos saber los costos reales» y un rato más tarde explicaron que las 360 cuadras eran muchas y que ellos sólo querían aprobar un centenar de cuadras. Casualmente eran las obras que no demandaban desagües y por lo tanto pretendían romper lo solidario del plan y recargarle a la segunda parte todo el costo de esa obra.

 

«No vamos a votar todo, es un plan muy grande, avancemos con lo que podemos hacer» dijeron repetidamente en sus espacios pagos con cara de serios, pero sabiendo que nada iban a votar.

 

Paralelamente la concejal Andrea Martínez que está fuera de los acuerdos del Pro y el Fascendinismo, presentó con el comienzo del período ordinario, en marzo pasado, su propio dictamen en base al proyecto que envió la intendenta. Más cuadras de pavimento, menos pavimento articulado, que los vecinos tengan el costo real antes de abrir el registro de oposición y que en el Oeste se empiece a cobrar una vez que se tenga certeza de la realización del canal principal de calle Hohenfels.

 

Consciente de la demanda de obras por parte de la comunidad, Martinez militó el plan como no lo hicieron los justicialistas. Caminó los barrios y entregó copias de sus pedidos. Les explicó a los vecinos que ella lo apoyaba y que el resto de los concejales opositores no estaban interesados en el tema.

 

Los concejales hablan con sus dictámenes y la única que habló oficialmente sobre el tema, fue Martínez. Es lógico que los dos ediles justicialistas Elena y Ranaletta apoyarían el proyecto de la intendenta pero el resto de los concejales frenaban cada intento de tratamientos en las comisiones.

 

Créase o no, la película continuó la semana pasada con una nueva puesta en escena de los cuatro concejales – candidatos que después de decir que no votarían todo el plan, ahora dicen que van a votarlo entero. ¿Qué cambió? Nada. Sabían que el proyecto se caía en el Concejo y que no iban a poder votarlo.

 

Dilación para evitar que la intendenta inaugure obras el año próximo. En el medio la gente que quiere su obra, pero para ellos parece que no es lo importante.

 

Meiners sabe de dilación política. Hizo lo mismo cuando en el 2005/2006 De Pace pedía tratar un nuevo plan de pavimento y ella liderando al PJ junto con el PDP pedían más tiempo para tratarlo y más acceso a los costos del plan.

 

Entre unos y otros cambiados de roles pasaron quince años. ¿Nada cambió? ¿La gente está primero? Parece que «los nuevos» dirigentes tienen mucho de «lo viejo» en sus raíces.

 

Mientras tanto planchan sus trajes para asumir porque consideran ganadas sus próximas elecciones. ¿Será así? Sólo la gente lo sabe y decide su futuro.

 

j.z.

 

Cammisi ya se siente intendente y reparte cargos

 

 

Foto cabecera gentileza Fernando Moerch.

Tambien le puede interesar