Inicio Destacadas Scaglia cuestionó la falta de autocrítica del justicialismo en el Congreso

Scaglia cuestionó la falta de autocrítica del justicialismo en el Congreso

por Ayelen
La diputada nacional por Santa Fe, Gisela Scaglia, analizó la agenda de la actualidad en el Congreso argentino y explicó los objetivos de su proyecto en el marco de la Semana Mundial de la Lactancia Materna.

 

En diálogo con la CSC Radio y EDXD, Scaglia explicó que “la propuesta y la insistencia en el Congreso es aprovechar esta semana para hablar de temas que nos tendrían que preocupar a todos, y plantear que hoy se venden en Argentina leches de fórmula que se proponen como si fueran reemplazos de la lactancia materna y propulsamos que exista un control sobre la forma en que esos productos se venden, se comunican y se informan”.

 

“Muy probablemente cuando uno compra una lata de leche en Argentina se encuentre que dice que ahí dentro está la panacea de la alimentación de un bebé  y tiene una comunicación totalmente engañosa, no dice que la lactancia materna es irreemplazable, no dice que es un producto químico y no dice que es una fórmula”, explicó.

 

Ante ello, indicó que “esos frascos lo primero que deberían decir es que esas leche de formula no reemplazan a la leche materna porque la lactancia materna es irreemplazable y no deben estar al alcance de la mano ni ser parte de ninguna promoción  porque son un sustituto para el caso en que la lactancia no se pueda dar por algún motivo”. “Por eso estamos pidiendo que esta semana se traten estos temas para realmente poder regular estos sucedáneos, reemplazos, de la leche materna y regularlos con la verdad de la información para el consumidor”, sentenció.

 

 

“La leche materna no viene en lata, es el mejor alimento y es barato, porque es el único que es gratis; por eso hay que insistir en que al Planeta le hace mejor, al bebe le hace mejor y a la económica le hace mejor”, definió.

 

Por último, señaló que “el proyecto está presentado pero con esta pandemia y la forma de trabajo es más complicado insistir con algunos proyectos en las comisiones pero no quería dejar de insistir con el tema y poner el acento en estas cosas que tienen que ver con cómo consumimos los argentinos”.

 

La realidad argentina y el arreglo de la deuda

 

Consultada respecto de su mirada política sobre la realidad del país, se refirió al acuerdo del gobierno nacional con los bonistas por la deuda y consideró que “era necesario para la Argentina”.

 

“El oficialismo hoy debería agradecer el tipo de oposición que somos, que tiene una responsabilidad y un amor muy grande por la Argentina porque estamos dispuestos a acompañar en aquellas cosas que puedan hacer que el país pueda despegar y salir adelante, y eso se nota en cada una de nuestras votaciones. La impunidad nunca, pero si trabajar juntos en temas que nos convoquen, sobretodo en un momento tan difícil de los argentinos”, analizó.

 

Afirmó que “en la sesión de anoche se trataron temas complejos que estuvimos dispuestos a acompañar pero del otro lado falta reconocer lo que pasó en nuestro país; hay como una mirada del lado del oficialismo que se repite y que es creer que los problemas de Argentina empezaron con Mauricio Macri y que antes de él estaba todo bárbaro, funcionaba todo, nos sobraba plata y no estábamos endeudados, y lo cierto es que eso es una gran mentira”.

 

“Si no se empieza a reconocer cada uno con la responsabilidad que le compete y el oficialismo no reconoce que fue gobierno durante 12 años y que la primera vez que un gobierno no peronista termina su mandato fue con Mauricio Macri, vamos a estar muy jodidos como país y eso me duele mucho”, admitió.

 

 

“No se puede desconocer que cuando Macri asumió tenía 250.000 millones de dólares de deuda y se convirtió en 311.000 millones porque había que tomar deuda para pagar la deuda que se heredó; y alguien de los que gobernó anteriormente tendría que explicar por qué tomaron 250.000 millones de deuda, y cuando Macri asumió no estaba arreglado el tema de los fondos buitre, y todas esas cosas duelen mucho a la hora de estar en una sesión que se hizo muy larga y donde lo único se escucha es una crítica constante sin reconocer lo que hicieron y lo que hizo el peronismo en nuestro país”, refirió la legisladora.

 

Reforma judicial

 

Al respecto, consideró que “no es el momento político apropiado para impulsar una reforma de la Justicia” porque “primero todos tenemos puesta la cabeza en la reactivación de la economía en la post pandemia y potro lado porque cualquier reforma de la justicia que se quiera hacer implica gasto, más personal, nombramientos, lugares y eso en esta argentina que ya tiene 10% de déficit será muy difícil cumplirlo”.

 

“Y en tercer lugar y lo más grave es que este proyecto no buscar reforma la Justicia para hacerla mejor, busca hacer una Justicia a la medida de la ex presidenta y hoy vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y sacarle todas las causas a ella y a todos los amigos del poder y desde ese lugar lo que se busca es tener más jueces en la Corte Suprema que sean más amigos, que los puedan nombras y que sean capaces de responder cuando los necesiten”, apuntó.

 

“Este es un atropello enorme de la Justicia y por eso espero que con la fuerza que tenemos desde Juntos por el Cambio y la responsabilidad que debieran tener otros sectores de la oposición se pueda ponerle un freno en el Congreso”, explicitó y opinó que “es un proyecto que es muy difícil que se pueda tratar de manera virtual”.

 

Sesiones virtuales

 

En otro orden de temas, Scaglia explicó que la del martes “fue la última sesión con el protocolo virtual porque se venció y hay que repensar si ese protocolo de virtualidad va a seguir vigente o no”. En lo personal, deseó que “no siga vigente y que se pueda volver al recinto”.

 

No obstante, indicó que “no se puede decir nada al respecto porque la semana pasada pensábamos que ya habíamos salido de la cuarentena y ahora nos prohíben ir a ver a nuestras familias, entonces en esta Argentina que parece enamorada de la cuarentena y que impone medidas bastante ridículas y que la gente no tiene ganas de acatar, es difícil pensar como serán los próximos días del Congreso”.

 

Tambien le puede interesar