Inicio Destacadas Santilli: “Los cambios en seguridad llevan tiempo, pero se pueden lograr”

Santilli: “Los cambios en seguridad llevan tiempo, pero se pueden lograr”

por jose

El vicejefe de Gobierno de Buenos Aires, Diego Santilli, conversó con los referentes de Juntos por el Cambio de Santa Fe, José Corral y Roy López Molina, sobre las políticas y acciones llevadas a cabo en CABA en materia de seguridad. Los dirigentes coincidieron en la importancia de la capacitación y formación policial; la incorporación de equipamiento y tecnología, y el respaldo y seguimiento de la fuerza, como claves para conseguir mejoras en los índices de seguridad.

José Corral y Roy López Molina, referentes de Juntos por el Cambio en Santa Fe, mantuvieron un diálogo con el vicejefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), Diego Santilli, que tiene a su cargo el área de Seguridad en ese distrito, con el objetivo de compartir la experiencia de políticas y acciones que se llevaron adelante para modificar los índices de inseguridad. Durante la charla -que se concretó vía Zoom y a la que se sumaron cientos de dirigentes, entre los que hubo legisladores, concejales, intendentes y referentes de toda la provincia-, coincidieron en la posibilidad de lograr cambios a través de la capacitación y formación policial; la incorporación de equipamiento y tecnología, y el respaldo y seguimiento de la fuerza, entre otras acciones.

En la presentación, José Corral señaló que “nos ha tocado el rol de oposición a nivel nacional, y para ejercerla responsablemente necesitamos que todo el espacio de Juntos por el Cambio esté unido, a pesar de la diversidad política y geográfica, pero defendiendo valores, formulando propuestas y trabajando para la alternancia”. Y en ese contexto, resaltó que «la gestión que llevan adelante Horacio Rodríguez Larreta y Diego Santilli nos inspira, y nos identificamos con muchos aspectos del trabajo que realizan, que demuestra que hay otra forma de hacer las cosas”.

José Corral mencionó la estadística del Ministerio de Seguridad Nacional, que demuestran que Santa Fe tiene 9.7 homicidios dolosos cada 100 mil habitantes en 2019: eso es casi lo que la Organización Mundial de la Salud establece como estándar para la epidemia, mientras que la ciudad de Buenos Aires tiene 3.1 homicidios dolosos cada 100 mil habitantes”, y reiteró la posibilidad de tomar como modelo los pasos dados en Ciudad de Buenos Aires para revertir esa situación.

 

Desafíos

“Uno de los desafíos de las grandes ciudades como Rosario será contener una crisis de violencia e inseguridad que lleva mucho tiempo pero que se profundiza a partir de la pandemia. Es imperioso anticiparse y eso se hace con planificación, coordinación, fuerzas, formación y tecnología”, dijo el ex diputado provincial y candidato a intendente Roy López Molina, hoy vicepresidente del Concejo Municipal rosarino.

“El esquema que enunció Santilli es vital para comprender cómo se mueve el delito en municipios rodeados por otros, como pasa con la Ciudad de Buenos Aires y cada vez más con Rosario. Es que así como las poblaciones están conectadas por el transporte o el trabajo, sucede lo mismo con las actividades no permitidas que un estado moderno e inteligente puede prevenir o combatir”, amplió el dirigente, uno de los referentes del espacio.

Corral y López Molina reiteraron, una vez más, la posibilidad de que el Gobierno nacional cambie la deuda que tiene con Santa Fe a partir del envío de fuerzas federales, y reclamaron que traten a las grandes ciudades de la provincia igual que a los intendentes del conurbano bonaerense, para quienes un reciente aporte es de 4000 efectivos y 38 mil millones de pesos para infraestructura en seguridad.

Otro modelo posible

A su turno, Diego Santilli resaltó que “los cambios en materia de seguridad llevan tiempo, pero se pueden lograr” si hay decisión política. Recordó que “la Ciudad de Buenos Aires tenía 7 homicidios dolosos cada 100 mil habitantes, así que tuvimos que trabajar para modificar esa realidad. Desde 2008 tuvimos que programar cuál era nuestra prioridad, y claramente era la seguridad vista en todas sus órbitas: desde la iluminación del espacio público -hoy la ciudad es 100% iluminada con LED-, desde el arbolado, para que no tape luminarias; para mantener ordenado el espacio”. Y recordó que se creó la Policía de la Ciudad, con formación en un instituto de primera calidad; con salarios dignos; “y así pasamos con el tiempo de tener 5.600 efectivos a tener hoy 25.600”.

También resaltó que “hay que invertir: hoy la ciudad tiene el 51 % de las calles monitoreadas por cámaras desde un centro que opera las 24 horas los 365 días”; apuntó que se incorporó tecnología de reconocimiento facial que permite identificar personas buscadas por la Justicia; mencionó que los patrulleros tienen cámaras para observar el comportamiento de los efectivos, y que cada policía tiene un gps para saber si está cumpliendo con su recorrido en tiempo real.

“Seguridad es anticiparse, es planificar, es tomar un compromiso conjunto entre ciudad y vecino, y trabajar en un proceso constante de mejora”, resumió Diego Santilli.

 

Tambien le puede interesar