Inicio Noticias Santa Fe, cerca de producir aceite de Cannabis con fines medicinales

Santa Fe, cerca de producir aceite de Cannabis con fines medicinales

por jose

En la provincia de Santa Fe son 37 las personas que reciben, a través de IAPOS, aceite importado para el tratamiento de Epilepsia Refractaria.

Desde la sanción y plena vigencia de la ley provincial de Cannabis, Santa Fe se encuentra en condiciones de producir en forma local este medicamento, incorporarlo al sistema público de Salud “y así facilitar la vida a cientos de familias que lo tienen que adquirir importado, en dólares y en muchos casos, de forma insegura”, dijo el socialista Joaquín Blanco, uno de los autores del proyecto de ley.
El diputado provincial explicó que “como Gobierno, queremos seguir afianzando políticas públicas pioneras en el país, para garantizar el acceso igualitario a la Salud de calidad y defender la producción local, teniendo en cuenta que Nación ya recibió propuestas de una empresa extranjera, primero para importar su producción de aceites medicinales y, luego, para instalar una planta, a través de una inversión millonaria, que serviría para abastecer a toda la Región”.
En la provincia de Santa Fe son 37 las personas que reciben, a través de IAPOS, aceite importado para el tratamiento de Epilepsia Refractaria. El objetivo es avanzar en la investigación y el desarrollo para promover un acceso informado y seguro a este medicamento, además de tratar otras enfermedades como Parkinson, Alzheimer, Fibromialgias y Artrosis. Asimismo, aumentar la producción para dejar de depender en forma exclusiva de la compra en el exterior, a valor dólar.
El año pasado, el Gobierno provincial solicitó la autorización de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) y la Agencia Nacional de Laboratorios Públicos (ANLAP) para adquirir la materia prima que le permitirá comenzar con la fabricación local de Aceite de Cannabis. Se trata de la compra de 50 kilos de marihuana provenientes de Uruguay, ya que el cultivo está prohibido en Argentina, con los que el Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF) planea fabricar 2 mil frascos de 50 mililitros de aceite, pero la respuesta tarda en llegar.
“Desde Santa Fe, logrando el apoyo de todo el arco político, pudimos reflejar la lucha de muchos pacientes, familias y organizaciones que utilizan este medicamento para el tratamiento de diferentes enfermedades y en esta línea vamos a seguir insistiendo para que el Gobierno nacional destrabe el ingreso de la materia prima” destacó el legislador y luego agregó que “sabiendo que hay gente que sufre, no tiene sentido demorar más la posibilidad de mejorar el acceso a la Salud de los santafesinos”.

«NO ES NINGUN CUENTO»
Una monja rosarina de 91 años que se desempeña como psicoanalista utiliza aceite de cannabis desde hace años para tratar los síntomas de una esclerosis bilateral que afecta a sus rodillas, según publicó la agencia estatal Télam. Reconoce, además, que su mejora es evidente aunque la ley aprobada solo autoriza su uso en casos de epilepsia refractaria.
La mujer, que se llama Adela según publicó el diario digital El Ciudadano de Rosario, contó que cuando comenzó a tratar sus dolores le llegó «la información científica del aceite de cannabis». Y confesó: «Me sorprendí mucho y entendí que no es ningún cuento. Desde que complemento con el aceite mi tratamiento de la medicina tradicional, que implica medicación paulatina y ejercicios, estoy muy bien y me considero curada».
Según destacó, «esta medicina le dio más fuerza a la articulación» y de esa manera puede caminar sin dolores, aunque ayudada por un trípode, e, incluso, puede subir escaleras. Así puede llegar al consultorio que comparte con su sobrina en la zona céntrica de Rosario para atender sus pacientes y ejercer el psicoanálisis.
Y remarcó: «No es nada atrevido ni malo conservar su creencia. Terminé con óptimas notas porque me apasionó la carrera y hoy soy analista a pesar de mi condición de vida dedicada a lo religioso». Porque «no hay que confundir creencias con ciencia, eso es lo que me guió en mi vida».
La mujer ingiere tres veces al día unas tres gotas de aceite de cannabis y explicó que este producto «se prepara con un polvo que se hace con la planta de marihuana y luego se diluye en aceite de coco ya que la planta en sí no da el aceite». Pero aclaró: «No estamos hablando de utilizarlo para obnubilar la mente como muchas drogas incluso las legales como el alcohol, sino para mejorar la calidad de vida sobre todo de los chicos con epilepsia ya que disminuye las convulsiones».
Según la especialista en legislación del cannabis, Gretel Hilbe, la ley 27.350 -que es conocida como la ley de uso medicinal de la planta de cannabis y que fue sancionada el 29 de marzo de 2017-, «terminó reconociendo solo a la epilepsia refractaria como única patología tratable con el aceite de cannabis tras su reglamentación». Además, aclaró que la ley «no autoriza el autocultivo del cannabis para uso medicinal», actividad que sigue siendo ilegal en el país.
Pablo Ascolani, presidente de la Asociación Rosarina de Estudios Culturales (Arec), indicó que «se considera que hay al menos cincuenta enfermedades que podrían tratarse con cannabis». Aclaró que «el aceite de cannabis tiene pocos usos aprobados de acuerdo a lo que llamamos medicina de evidencia, es decir pocos usos comprobados con ensayos clínicos correctamente realizados».

 

La Opinión de Rafaela

Tambien le puede interesar