Inicio Destacadas Salud se suma a la Semana Mundial de la Lactancia Materna

Salud se suma a la Semana Mundial de la Lactancia Materna

por jose
Los primeros días de agosto, la OMS propone recordar y enfatizar los beneficios de esta práctica, fundamentalmente para la salud presente y futura del bebé, de la madre, y su aporte a la construcción de un medio ambiente sustentable.

 

El ministerio de Salud de la provincia de Santa Fe adhiere a la conmemoración de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, que la Organización Mundial de la Salud (OMS) propone recordar todas las primeras semanas de agosto, para concientizar sobre los innumerables beneficios de esta práctica para las madres y sus hijos.

Por ello es que en 2020 y bajo el lema “Apoyar la Lactancia Materna Contribuye a un Planeta más Saludable”, la campaña además pone foco en el impacto que este tipo de la alimentación infantil produce en el medio ambiente e indirectamente en el cambio climático.

El objetivo de este año es informar a las personas sobre la relación entre la lactancia materna, el ambiente y el cambio climático. Así también, el compromiso con individuos y organizaciones para un mayor impacto. Anclar la lactancia materna como una decisión climáticamente inteligente, incitando acciones para mejorar la salud del planeta y de las personas a través de la lactancia materna.

De este modo, el Ministerio de Salud provincial recuerda que “las mujeres que pueden amamantar a sus hijos realizan un aporte fundamental en la salud presente y futura de sus hijos, en la de ellas y en el planeta, en tanto reduce los procesos, altamente contaminantes, de industrialización de la leche de vaca”.

Por otra parte, y en congruencia con lo que propone la OMS, la provincia insta a los equipos de salud en todos los niveles de gestión, decisión y acción “a proteger, promover y apoyar la lactancia materna en tanto esta contribuye a reducir las desigualdades que se interponen en el camino del desarrollo sostenible”.

Asimismo el Ministerio de Salud provincial enfatiza: “Si bien la lactancia materna muchas veces no está en la agenda de los liderazgos mundiales que luchan contra el cambio climático es, sin embargo, la forma más saludable, ecológica y segura de alimentar a cada bebé. Además, garantiza seguridad alimentaria en bebés y niños pequeños, particularmente durante las crisis, emergencias y desastres relacionados con el clima”.

Además –destacaron desde el Ministerio de Salud– la lactancia materna es un acto ambientalmente sostenible de alimentación que no requiere utilización de energía eléctrica, no gasta agua en preparación ni en lavado de mamaderas; no se necesitan utensilios y evita el uso de jabones o productos de limpieza que son grandes contaminantes del entorno.

Asimismo, agregaron: “Reduce el consumo y no produce residuos, no hay gastos de combustibles de transporte y distribución, no dejando huella de carbono; y su uso disminuye la producción de gases de efecto invernadero que contribuyen al calentamiento global”.

Y enfatizaron: “Protegemos, promovemos y apoyamos la lactancia en tanto es crucial para la salud de la población infantil, es el mejor modo de proporcionar al recién nacido los nutrientes que necesita y por eso se  recomienda como modo exclusivo de alimentación durante los 6 primeros meses de vida y en forma complementaria con alimentos saludables por lo menos hasta los 2 años de edad”.

Por qué es importante la lactancia

Finalmente, el Ministerio de Salud enumeró la relevancia de apoyar, promover y garantizar esta práctica:

Apoyando la lactancia materna defendemos los recursos naturales que nos brinda la tierra, promoviendo una alimentación sustentable  sin procesos de industrialización.

La lactancia materna es una práctica de alimentación ecológica, equitativa,  económica y sostenible en el tiempo que respeta y no contamina el planeta.

La lactancia materna iguala frente a las diferencia nutricionales, sociales y económicas. Da oportunidad de alcanzar resultados positivos para la salud actual y futura.

La elaboración, comercialización y el consumo de alimentos infantiles ultraprocesados genera desechos que contaminan el medioambiente.

La lactancia materna es  una  conducta alimentaria  que estimula  la armonía entre salud y naturaleza. Es natural, renovable y segura para el medioambiente.

La lactancia materna disminuye el riesgo de enfermedades, ayuda al desarrollo del sistema nerviosos del bebé,  fortalece su sistema inmunológico y defensas y lo protege de infecciones y alergias.

La lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida proporciona todos los nutrientes y líquidos que necesita el bebé.

Tambien le puede interesar