Inicio Destacadas Rezzoagli: “Somos un municipio saneado, económicamente acorde con las necesidades”

Rezzoagli: “Somos un municipio saneado, económicamente acorde con las necesidades”

por Ayelen
El secretario de Hacienda de Esperanza, Luciano Rezzoagli, se refirió a la situación financiera del municipio al que calificó como “saneado” y también valoró la adhesión al pago de tasas, gracias a los beneficios dispuestos en la tributaria, como el Régimen de Regularización Covid. Adelantó que pidieron al Concejo extender su vigencia.

 

 

En diálogo con la CSC Radio, Rezzoagli explicó que “el llamado Régimen de Regularización Covid se distingue de la moratoria porque éstas solo presentan disminuciones en los intereses y este Régimen hace hincapié en la obligación sustancial, es decir que también la deuda en sí misma recibe cuantiosos descuentos  porque se entiende que es producto de una pandemia sin precedentes, única y que merece situaciones también únicas”.

 

 

Agregó que “es un régimen solidario y está venciendo el 31 de este mes pero se pidió la ampliación hasta junio porque ahora con la reactivación inmobiliaria hay un movimiento importante y hay mucha gente que puede llegar a vender su propiedad, que no pudo hacer frente a sus obligaciones municipales y quieren acogerse a este régimen”.

 

 

Mencionó que “el pedido de ampliación se envió al Concejo Municipal la semana pasada y se espera que se resuelva favorablemente”.

 

 

Asimismo, remarcó que el régimen “tuvo una excelente acogida” y valoró que “el producto de este régimen para sanear deudas municipales de todo tipo incrementa también lo que reciben algunas asociaciones civiles como el caso del ITEC “El Molino” y los clubes de la ciudad”.

 

 

El funcionario destacó además “en reconocimiento a aquellos pagadores, al vecino cumplidor de sus obligaciones fiscales, que han hecho posible el régimen de regularización Covid, el Concejo aprobó el pago anualizado de 11×12 y con solamente la aplicación del 25% de aumento para todo el año y no el 45% escalonado, y además con la posibilidad de pagarlo con una tarjeta de crédito del Banco de Santa Fe que daba la opción de abonarlo en seis cuotas mensuales consecutivas sin interés”.

 

 

 

Y agregó que “luego vino la otra opción para aquellos que no querían pagar anualizada la tasa pero que de todos modos en enero tuvieron un 25% de descuento”.

 

 

En este contexto pidió disculpas a los vecinos por no haber podido comunicar correctamente en las boletas cuál era el beneficio de ambas propuestas. “Así y todo se hizo la explicación por todos los medios posibles y se atendieron inquietudes y hubo un porcentaje de adhesión al pago anualizado de casi el 10%, lo que es histórico para este tipo de pagos porque el beneficio era realmente muy importante”, sentenció.

 

 

“Más allá de las cuestiones políticas que cada uno defiende o los intereses partidarios que se persiguen o modelos de país o de desarrollo, hemos podido sentarnos a trabajar muy bien en la Tributaria y el Presupuesto, con un debate muy serio y con nivel; así que hay que destacar la labor de los concejales porque creo que la tributaria refleja lo que se quiere en función del beneficio para la ciudad”.

 

 

Situación financiera: “Municipio saneado”

 

 

Consultado respecto a la realidad económica general de la Municipalidad de Esperanza, Rezzoagli aseguró: “Somos un municipio saneado, estamos económicamente acordes a las necesidades que tenemos, nunca se tomó deuda privada lo que habla de la autosatisfacción de las necesidades de la ciudad y las erogaciones. Con lo que ingresa legítimamente como recursos propios y recursos coparticipados hacemos frente a todo lo que tenemos que gastar”.

 

 

 

De todos modos, aclaró que “eso implica toda una ingeniería porque hay una inflación proyectada del 60%, la tributaria tiene un aumento escalonado del 45% y cuando se lo anualiza es menor al 36% es decir que estamos abajo” y explicó que “esto es así porque el Concejo aprobó en el Presupuesto  un incremento de gastos corrientes del 44%, quiere decir que estamos ajustándonos frente al proceso inflacionario para ser más austeros y más eficientes”.

 

 

Agregó que “en lo que refiere a erogaciones de capital, trabajo público y compra de bienes y capital, se presentó una innumerable cantidad de proyectos ante provincia y Nación –teniendo en cuenta el esquema de los tres niveles con signo político igual: municipio, provincia y Nación- y estamos siendo favorecidos con gran cantidad de obras. No obstante, el dinero va entrando de a poco y tiene que ver con que la provincia todavía no cuenta con un Presupuesto aprobado y está atada a la reconducción del Presupuesto 2021 lo que le impide hacer las erogaciones que quería atender hacia los municipios”.

 

 

De todas maneras, el funcionario resaltó que “se inició un montón de obras a las cuales se les está haciendo frente con recursos propios y se espera el resarcimiento cuando llegue el dinero de la provincia, para lo cual ya están la resolución y el convenio firmado y el dinero está al caer, pero para no paralizar las obras se va más lento, y para terminar se necesita esa inyección económica como el caso del Plan Incluir de Barrio Norte que son 20 cuadras de pavimento articulado”.

 

 

Consultado por la situación de la obra de calle Rafaela, que implica inversión nacional, explicitó que “los presupuestos que se envían al presentar el proyecto tiene una cantidad de meses de vigencia, es una obra que se retrasó muchísimo y cuando la plata ingresó los costos de obra se habían incrementado en una cantidad importante. Y luego también se compran los materiales y los proveedores dependen de la falta de insumos, hay demoras en la entrega, falta de fijación de precios para las compras, lo que lamentablemente sucede porque estamos inmersos en un país con este porcentaje de inflación”.

 

 

Tambien le puede interesar