Home Noticias Reproches en el PJ de Santa Fe tras una derrota histórica

Reproches en el PJ de Santa Fe tras una derrota histórica

by jose

El sacudón electoral pegó fuerte dentro del PJ santafecino: se desató un pase de reproches cruzados y comienza a despuntar una puja por el reacomodamiento en el tablero político. Con un magro 22 por ciento, el peronismo marcó el indeseado récord de haber concretado la peor performance por la gobernación en toda su historia.

La postal de ayer era atípica: mientras el candidato para ocupar la Casa Gris Agustín Rossi optó por un amargo silencio, su compañera que encabezó la lista de diputados, María Eugenia Bielsa, festejó y agradeció en público por su victoria. La arquitecta, actual concejal en Rosario y ex vicegobernadora, se impuso en su categoría y embolsó 192.212 sufragios más que el postulante a gobernador.

Los dirigentes locales consultados coincidieron en el diagnóstico: influyó que, por primera vez, irrumpiera una tercera fuerza de peso, y consideraron que hubo un fuerte «voto anti-Rossi», acicateado por la instrumentación del sistema de boleta única, que impide el efecto arrastre.

En las elecciones primarias de mayo pasado el peronismo, bajo el lema Santa Fe para Todos, obtuvo 692.424 votos. A Rossi se le escurrió ese caudal anteayer cuando no pudo capitalizar la porción de sus rivales en la interna, el intendente de Rafaela, Omar Perotti, y el ex canciller Rafael Bielsa. El jefe de la bancada oficialista en Diputados amasó 387.162 votos, es decir, perdió casi la mitad de los potenciales electores.

Ayer, seguía la desazón en el círculo de Rossi. Según pudo saber LA NACION, no se tomará vacaciones y pronto retomará su tarea en el Congreso.

Ni los hermanos Bielsa ni Perotti, por decisión presidencial candidato a diputado nacional en octubre, tuvieron activa participación en la campaña de Rossi. Nadie en el Gobierno se los solicitó, según confiaron a LA NACION fuentes del entorno de ambos políticos. Apenas apareció una tanda de afiches que mostraban, bajo la leyenda «tenemos el mismo sueño», la imagen de Cristina Kirchner, junto con Rossi, María Eugenia Bielsa y Perotti después de la reunión que mantuvieron en el despacho presidencial en junio pasado.

«¡Perotti traidor!», era el grito que se escuchaba anteanoche en el búnker del hotel Ariston. «Hubo apoyo y se pidió el voto para él, pero tampoco somos Mandrake», explicaron a LA NACION cerca del jefe comunal de Rafaela. En esa ciudad, ganó Del Sel con el 42% y Rossi obtuvo apenas 8500 votos, que representan el 17%, una cifra inferior a la que obtuvo en el resto de la provincia.

Sus más allegados sienten por estas horas un sabor agrio: creen que de haberse impuesto en la interna, el rafaelino, con su perfil pejotista, tradicional y moderado, habría contrarrestado el avance del Midachi y sería hoy gobernador electo.

En los comicios de anteayer, el PJ juntó la mitad de su promedio histórico de sufragios. Su pico fue en 1999, cuando compitió por su segundo mandato Carlos Reutemann.

Obeid y ReutemannTanto «el Lole» como el ex mandatario provincial, Jorge Obeid, se mantuvieron a prudente distancia durante la campaña. Ambos se inclinaban a favor de Perotti, pero una vez derrotado en la interna iniciaron el operativo despegue. «Esta crisis es buena porque va a dar lugar a una renovación», vaticinó un referente del PJ que tributa a la Casa Rosada. A coro y para neutralizar el revés, el Gabinete destacó la actuación de María Eugenia Bielsa. «Se convertirá en una figura destacada», afirmó el ministro de Economía y candidato a vicepresidente, Amado Boudou. De larga trayectoria en la provincia, tiene un discurso localista y, aunque siempre se mantuvo alineada, no es percibida como una ultrakirchnerista en Santa Fe. Ayer, ella buscó despejar dudas respecto del rol del partido: «Hoy el peronismo está unido, pero no ganamos porque los votos no están cautivos».

Después de ocho años de diferencias, el PJ selló un pacto para competir en la misma interna y aumentar las chances de arrebatarle el poder al socialismo. El acuerdo se realizó con aval de Balcarce 50 en un congreso partidario en febrero, al que concurrieron kirchneristas y reutemannistas. Más allá del formalismo, las diferencias internas no se zanjaron y el resultado fue demoledor.

EVOLUCIÓN DE LOS VOTOS DEL PJ EN SANTA FE2011: 22%

2007: 37%

2003: 50%

1999: 54%

1995: 47%

1991: 47%

1987: 44%

1983: 41%

UN REUTEMANN QUE APOYA A CRISTINAROSARIO (De un enviado especial).- Uno de los diputados provinciales electos en los comicios de anteayer es Federico Reutemann, sobrino del ex gobernador Carlos Reutemann. «Lole» intervino en la última semana de campaña para aclarar que no apoyaba al candidato kirchnerista Agustín Rossi y que no tenía nada que ver con la Casa Rosada. En cambio, el hijo de su hermano Enrique, integrante de la lista que encabezaba Rossi, dijo ayer a La Nacion que quería que el justicialismo ganara las elecciones presidenciales y anticipó que «lo más probable» es que apoyará la reelección de la Presidenta.

 

 

www.lanacion.com.ar

 

 

You may also like