Inicio Noticias Reflexión de Andrea Martínez a 8 años de la muerte de Raúl Alfonsín

Reflexión de Andrea Martínez a 8 años de la muerte de Raúl Alfonsín

por jose

Mediante una carta abierta la presidenta del Concejo Municipal recordó a «Raúl Alfonsín, el Padre de nuestra democracia».

 

Un día 31 de marzo del año 2009 falleció Raúl Alfonsín, el presidente que fue capaz de consolidar en nuestra país la democracia que hoy vivimos, pero que también nos dejó como legado a todos los que abrazamos la política como acto de servicio, que es posible desarrollar esta actividad y ejercer la presidencia de la Nación sin dejar de lado los principios, la honestidad, la integridad y la responsabilidad.

Seguramente la mayoría recordara a Raúl Alfonsín por el Juicio a las Juntas, caso único en el mundo, y que trajo verdad y justicia a nuestro país. Sin embargo,  con lo ha dicho Rodolfo Terragno “Alfonsín no fue solamente el osado y recto civil que enjuició a las Juntas. Fue, también, el autor del último gran plan de desarrollo que tuvo Argentina. Él sabía que, sin economías de gran escala, era imposible expandir la ciencia, modernizar los modos de producción y rellenar, así, la «brecha tecnológica». Fue por eso que -además de sentar, con el brasileño José Sarney, las bases de Mercosur- imaginó una Comunidad Económica Latinoamericana”.

Sigue diciendo Terragno  “Él no se adhería a dogmas. No era estatista ni privatista. Privatizó industrias y servicios que demostraron ser más útiles en manos de particulares. En cambio, no se desprendió de las empresas públicas que podían catalizar el desarrollo; ni las mantuvo como estériles monopolios estatales. Quiso tener al capital privado, no como dueño de esas empresas, sino como socio estratégico. Así, en el caso del petróleo, mantuvo la YPF estatal, pero hizo que la empresa otorgara permisos de exploración por 1.300.000 kilómetros cuadrados y formara joint ventures para explotar reservas comprobadas. Como resultado, Argentina -que en 1983 importaba crudo- logró su autoabastecimiento.”

Por eso en estos duros momentos que nos toca vivir,  ejemplos como el de Raúl Alfonsín, nos señalan que otro país es posible, él  nos  indicó el camino en un párrafo de  en un célebre discurso en la Sociedad Rural “Yo les pido disculpas a todos por mis equivocaciones pero tengan la seguridad que hay una pasión argentina que me mueve y que nada me va a convencer de que no es necesario seguir adelante, no me importan los votos, me importa el futuro de nuestros hijos, señor presidente.”

 

  N. ANDREA MARTÍNEZ
  Concejal

Tambien le puede interesar