Home NoticiasLocales Recomendaciones tras el primer caso de hantavirus en Esperanza

Recomendaciones tras el primer caso de hantavirus en Esperanza

by Ayelen

En diálogo con la CSC Radio, Detarsio señaló que “se recibió la confirmación de un caso de hantavirus de una paciente de la ciudad que evolucionó favorablemente, ya está recuperada al 100 por ciento, fue dada de alta y reinsertada en su actividad normal, es decir que si bien requirió internación, no fue con parámetros de gravedad”.

Remarcó que “la paciente no había viajado al sur, ni ella ni sus familiares, y en principio no hay vinculación con el brote de Epuyén” pero recordó que “esta es zona endémica, el año pasado hubo dos casos en la ciudad y algunos otros en Santo Tomé y el anteaño pasado hubo casos en Franck con lo cual no es una rareza que aparezcan esporádicamente casos de hantavirus”.

Respecto del contagio, el galeno explicó que el hantavirus “es una enfermedad que la transmite el ratón colilargo, no la rata propia de la ciudad, a través de la orina, la materia fecal, la sangre, la saliva y el ingreso es por vía respiratoria cuando se secan esos desechos del animal y el humano lo inhala. Por eso es importante evitar los ambientes cerrados donde puede haber roedores. También puede haber ingreso por vía de mucosas”.

Además, dijo que “la cepa Andes que es la que se da en el sur es la única que ha demostrado capacidad de transmisión interhumana”.

Ante ello, realizó una serie de recomendaciones para evitar la enfermedad: “Es muy importante evitar todo contacto con roedores, su proliferación y su acercamiento a zonas urbanas; no sacar residuos al nivel del piso sino en reservorios sobreelevados; efectuar desmalezamientos; ventilar los ambientes de la casa, los cuartos de herramientas o aquellos cuartos que permanecen cerrados mucho tiempo; si hay que limpiarlos colocarse barbijos o trapos húmedos en la cara y limpiar con lavandina”.

Acotó que “en zonas de pesca o de actividades recreativas hay que evitar los pastizales, colocarse botas, evitar llevar pastos o yuyos a la boca. Esto vale también para otras enfermedades transmitidas por roedores como la leptospirosis, y sobre todo en estas épocas en que llueve mucho y hay anegamientos”.

“También es importante no combatir a los depredadores naturales de los roedores como lechuzas, víboras, iguanas, gatos que en el ecosistema cumplen un rol fundamental”, advirtió.

En cuanto a la sintomatología, Detarsio describió que el hantavirus “comienza como un síndrome febril inespecífico, con fiebre, dolores musculares, dolor de cabeza, en ausencia de síntomas respiratorios altos, es decir que no hay dolor de garganta, catarro ni tos. Al principio un síndrome febril es indistinguible de un dengue, leptospirosis, fiebre hemorrágica argentina y otras, y cuando hay algún indicio de que puede tratarse de hantavirus requiere medidas de aislamiento respiratorio pero que las toma la comunidad médica al abordar un tratamiento”.

You may also like