Inicio Noticias Rafaela: aíslan a 60 personas y cierran cinco fábricas por la conducta de un empresario

Rafaela: aíslan a 60 personas y cierran cinco fábricas por la conducta de un empresario

por juanmanuel

Volvió de viaje de una zona de circulación del virus y no cumplió con la cuarentena. La ciudad se encuentra desde el martes en alerta naranja y las autoridades piden extremar las medidas de higiene.

La confirmación de un nuevo caso de Covid-19 durante este martes pone en alerta a los dirigentes de Rafaela debido a que la enfermedad volvió esta semana a la ciudad, luego de casi cuatro meses sin detección de vecinos infectados
. El anuncio se suma al test positivo que se conoció este lunes y a los tres del martes en un marco en el que las fuerzas políticas y sanitarias imploraron a la ciudadanía que tome conciencia para prevenir los contagios, a partir de la conducta irresponsable de un empresario, quien provocó el aislamiento de 60 personas y el cierre de cinco fábricas en la que trabajan 200 empleados.

“En nuestra responsabilidad social está la llave para evitar la propagación del virus”, dijo el intendente, Luis Castellano, en una conferencia de prensa que brindó junto a la integrante del equipo de Coordinación Epidemiológica de la Región 2 de Salud de la provincia, Sandra Capello, y el subsecretario de Salud municipal, Martín Racca. El objetivo fue advertir a la ciudadanía sobre la importancia del rol que le cabe a los vecinos en relación a la pandemia y el respeto de las medidas de profilaxis.

El intendente y los directivos de las distintas entidades que integran el Comité de Crisis analizan por estas horas la posibilidad de instaurar nuevos controles ante la expansión de casos de coronavirus en la ciudad. Una situación que puso en alerta a toda la ciudad, luego de que se conociera el martes el primer caso positivo tras cuatro meses sin contagios. Hasta ese entonces, la ciudad de origen del gobernador Omar Perotti había registrado una víctima fatal y apenas 21 contagios desde que comenzó la pandemia de coronavirus.

Irritado

En una exposición en la que se lo notó muy irritado, Castellano llamó a no repetir lo ocurrido durante el comienzo de esta semana cuando el portador del virus realizó un viaje y, a pesar del hisopado y del pedido de los médicos para que se quede en su casa, hizo todo lo contrario. “Fue a trabajar normalmente durante dos días y hasta mantuvo varias reuniones familiares”, se ofuscó el intendente y añadió que “obligó a someter a aislamiento a unas 60 personas y cerrar cinco empresas metalmecánicas de la ciudad, con impacto en más de 200 trabajadores”.

Sobre esto, Castellano agregó esta vez es diferente porque “sucede con un nivel de irresponsabilidad supina absoluta de la persona que lamentablemente porta el virus. Se violaron absolutamente todas las normas porque se desobedeció el consejo del equipo médico para hacer cuarentena, viajó a una zona de circulación comunitaria para hacer una actividad no permitida y no sabemos con qué permiso. Volvió y no cumplió la cuarentena”.

“Además tuvo contacto con dos conglomerados de relaciones estrechas. Uno con la familia, sus seres queridos y otro en las empresas en las que trabaja la persona”, dijo el intendente y pidió que “más que nunca se use el barbijo, se mantenga distancia, se respeten los decretos. No queremos retroceder de fase. Hoy tenemos alerta naranja”.

Además, llamó a respetar las normas como al inicio de la cuarentena y recordó que los primeros casos de Covid-19 se dieron en personas que vinieron del exterior y tuvieron la responsabilidad individual y familiar de hacer cuarentena. “Por esa razón la cantidad de casos se limitó a 21 positivos en Rafaela y se pudo avanzar en la liberación de las actividades económicas, al punto tal de llegar al 80% de la normalidad”.

Según precisó Castellanos en “El primero de la mañana”, de LT8, “hay un lógico cansancio y relajamiento de la población que es incomprensible, pero cuando alguien que viaja a una zona de circulación comunitaria con un permiso que desconocemos, permanece una semana y cuando vuelve desoye las recomendaciones de los médicos, no cumple con la cuarentena y se pasea por distintas empresas y reuniones familiares internas, genera zozobra”.

“Provocó en la población una alarma tremenda porque de ese proceso (contactos estrechos) a tener circulación comunitaria es una cuestión de pocos días”, sentenció, para precisar que “es una situación muy compleja y de altísima irresponsabilidad, que no solo pone en riesgo a todo el sistema de salud sino a toda la economía de toda una ciudad”.

En la Defensoría Regional

Esta mañana se cerraron las puertas de la Defensoría Regional de Rafaela ante la sospecha de que uno de sus empleados puede ser portador de la enfermedad. Si bien no hay aún confirmación oficial y se aguarda la culminación de la reunión del Comité de Crisis, trascendió que quienes trabajan en esa dependencia fueron aislados preventivamente al aguardo del resultado de los análisis y de la evolución clínica y epidemiológica del caso.

Tambien le puede interesar