Inicio NoticiasLocales Quién es el joven esperancino que almorzó con Macri en Vaca Muerta

Quién es el joven esperancino que almorzó con Macri en Vaca Muerta

por Ayelen

Zimmerman es ingeniero ambiental recibido de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) y trabaja desde hace cuatro años –casi cinco- para YPF dentro del yacimiento no convencional denominada Región NOC ubicado en Añello distante a unos 110 kilómetros de Neuquén capital.

En diálogo con la CSC Radio, contó “no fue una decisión tan fácil” irse “a probar suerte a un lugar donde no es tan fácil volver todos los días” pero dijo no haberse equivocado “porque todo lo que he logrado y aprendido en estos cuatro años es muchísimo”.

En cuanto al trabajo propiamente dicho, mencionó que integra “un equipo de Medio Ambiente y Seguridad formado por otras cinco personas más, dedicadas a hacer la operación ambiental, ya sea desde un permiso para perforar un pozo con la gestión, la presentación y lograr la aprobación por parte de la autoridad de aplicación ambiental de la provincia hasta todo lo que tiene que ver con el tratamiento y la gestión de los residuos; también se administran contratos con el sector de medio ambiente donde nuestro rol es de técnicos e inspección, y todo está muy asociado a seguridad y cuidado de las personas que hacen sus tareas en el día a día”.

Vivir en el sur

“Cuando me tocó llegar a este lugar no había prácticamente nada, era una especie de meseta y viajábamos todos los días a trabajar en una especie de tráiler donde estaban las oficinas, y se pasó de comenzar a armar producción de la nada hasta llegar a una producción de varios metros cúbicos de petróleo diarios. Por otro lado también está el gas, rubro del que no soy muy conocedor porque lo mío es el petróleo”, describió.

En ese contexto, resaltó los cambios que se fueron dando en el lugar y refirió que “de la nada apareció una red de instalaciones, de plantas, de bases de compañías de servicios, un Parque Industrial”. “Para una ciudad como Añello que está pegada al centro de operaciones y que es muy pequeña ha crecido muchísimo, ha ocupado a todos sus habitantes y la expansión del centro de explotación Vaca Muerta está en continuo auge y crecimiento”, afirmó.

Acotó que “en el lugar hay varias empresas, YPF tiene otras empresas que actúan como socias y próximamente estarán desembarcando empresas internacionales del rubro”.

Destacó que el lugar “pasó de una fase de exploración y ver si era posible poder sacar petróleo con esta técnica, logrando reducir notablemente el costo de extracción para un pozo, lo que es posible acompañado con políticas del país e internacionales”.

El trabajo requiere de un esfuerzo extra. Jeremías viaja todos los días en un transporte especial que sale de Neuquén a las 6 para llegar a Vaca Muerta a las 8; el turno de trabajo es hasta las 16.30 horas para partir de regreso a Neuquén arribando a las 19. Y además hay un esquema de guardias donde una persona del equipo una vez al mes debe trabajar el fin de semana.

La visita de Macri

En cuanto a la visita del Presidente, el joven contó: “Sabía desde el día anterior que nos iba a tocar compartir un almuerzo con Macri pero nunca me imaginé cómo iba a estar compuesta la mesa; pensé que se iba a sentar junto a los directivos de la compañía y no fue así”. Macri eligió sentarse junto a los jóvenes profesionales y Jeremías estuvo justo  a su lado.

“Solamente estuvieron al lado mío el presidente de YPF, Miguel Gutiérrez, y el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, y el resto éramos todos compañeros”, dijo el profesional que resaltó que “el promedio de edad de los empleados de Vaca Muerta es de 30 a 35 años, todos jóvenes profesionales que llevamos el día a día de la operación”.

En cuanto al almuerzo propiamente dicho, señaló que tienen “un menú fijo y otro alternativo que a diario nos prepara un comedor de la zona, el Presidente se decidió por la opción de vacío con papas al horno”.

En relación a la charla que tuvo con Macri, puntualizó: “Me preguntó de dónde venía, como me llamaba, qué hacía, cómo veía la operación, si veía crecimiento, si pensaba que las cosas que estábamos haciendo estaban bien, qué opinaba de cierta técnica que tenemos par extracción de petróleo, si el cuidado del medio ambiente se realiza de forma correcta”. “Fue una serie de preguntas puntuales que uno con el trabajo del día a día está seguro de lo que desarrolla y puede contestar”, mencionó.

“Me pareció una persona sencilla y accesible y me sentí muy a gusto con la mesa”, cerró.

 

Tambien le puede interesar