Inicio NoticiasLocales Paro de camioneros: falta combustible

Paro de camioneros: falta combustible

por jose

La estación local de la empresa YPF, ubicada en San Martín y 3 de Febrero de Esperanza, ya no cuenta con combustibles para comercializar y tiene bloqueados sus accesos ya que el paro de camioneros decretado a nivel nacional impedirá el abastecimiento en los próximos días.

 

En el resto de las estaciones de servicio se contaba en la mañana de hoy con combustibles, tal el caso de las dos estaciones Shell ubicadas sobre ruta 6 y en Moreno y Güemes. También en la estación de servicio de la empresa OIL ubicada en el cruce de las rutas 6 y 70. La novedad del día hizo que numerosos automovilistas decidan abastecerse de combustible generando largas colas en los puntos de provisión.

 

En la estación YPF dijeron a EDXD que no saben cuando podrá llegar un camión para abastecer de combustible a la misma mientras que en la céntrica estación Shell relataron que el camión llegó ayer y por lo tanto entienden que contarán con combustible suficiente para toda la jornada.

 

 

EL RELATO DEL PARO QUE AFECTA A LA REGIÓN

 

El sindicato de choferes de camiones decidió extender hasta el viernes el paro del transporte de combustibles, como parte de un reclamo salarial y desoyendo la conciliación obligatoria que dictó horas atrás el Ministerio de Trabajo, lo cual puede generar complicaciones en la provisión de naftas.

Así lo anunció el secretario adjunto del gremio, Pablo Moyano, quien confirmó, además, la nacionalización de la huelga, ya que en la tarde del martes el paro anunciado el lunes se llevaba a cabo sólo en la provincia de Entre Ríos a pesar de la medida ordenada por la cartera laboral.

Camioneros endureció de este modo su postura incluso a pesar de que el vicepresidente Amado Boudou, en ejercicio de la Presidencia por el viaje de Cristina Kirchner a México, advirtió con aplicar la ley de abastecimiento en caso de que el sindicato se negara a acatar la conciliación obligatoria, lo que finalmente sucedió.

«Estamos en paro por 72 horas en 18 provincias», remarcó Moyano, quien precisó que la huelga comenzó el martes a las 14 y se extenderá hasta el viernes a las 11.

También está previsto que el sindicato realice bloqueos a refinerías y plantas distribuidoras de combustibles como parte de una medida de fuerza que amenaza seriamente con provocar desabastecimiento en gran parte del país.

Por este motivo, el Gobierno nacional analiza posibles sanciones al gremio, que reclama un incremento salarial del 30 por ciento para el año en curso, más el pago de una suma no remunerativa de entre 3.000 y 4.000 pesos para contrarrestar los efectos del pago del Impuesto a las Ganancias en el bolsillo de los 200.000 afiliados al gremio.

Pese a las advertencias del vicepresidente Amado Boudou, el líder del sindicato de camioneros salió así a desafiar a las administración kirchnerista, en momentos en los que la CGT, liderada por su padre, Hugo Moyano, mantiene una relación cada vez más tensa con la Casa Rosada.

Ocurre que el Gobierno apadrina al metalúrgico Antonio Caló para que enfrente al clan Moyano en las próximas elecciones en la Confederación General del Trabajo(CGT), previstas para el 12 de julio próximo.

En tanto, la ley de abastecimiento, que rige desde 1974, establece multas y hasta prisión para aquellos comerciantes que especulen con artículos de primera necesidad.

«Si me tienen que llevar preso, que me lleven», afirmó Pablo Moyano, que además de lanzar un paro nacional por 72 horas, se burló del ex ministro de Economía, al comentar que Boudou «salió del sarcófago» tras el viaje de Cristina a México para tomar parte en la cumbre del Grupo de los 20 (G-20), en Los Cabos.

En cuanto al Impuesto a las Ganancias, el gremio -al igual que la CGT- le reclama el Gobierno bajar el mínimo no imponible y también demanda la eliminación de topes en los haberes para el cobro de asignaciones familiares.

«Hemos decretado un paro de 72 horas por un aumento salarial del 30 por ciento porque el tema de la inflación nos comió los salarios y porque queremos que el Gobierno elimine el impuesto a las ganancias para los trabajadores. Es el único país del mundo en el que trabajás para pagar», aseguró Moyano.

En declaraciones periodísticas, el líder sindical planteó que «hace un año que no hay ningún tipo de acercamiento» de parte de la Casa Rosada «con los reclamos de los trabajadores» y dijo que el gremio se siente «ninguneado» por la cartera laboral que preside Carlos Tomada.

Tras anunciar un paro sorpresivo por 24 horas la semana pasada en el sector del transporte de caudales, autoridades del gremio volvieron a reunirse el lunes con representantes de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Carga (FADEEAC), pero las negociaciones volvieron a fracasar.

Los empresarios mejoraron su oferta salarial, al llevarla del 18 al 21 por ciento, pero el sindicato rechazó la propuesta, a la que calificó como una «burla», e insistió en su postura.

«No da para más el pago del impuesto a las ganancias. El Gobierno no puede seguir sacándole plata a los trabajadores para pagar los agujeros fiscales. Que la saquen de otro lado pero no de los trabajadores», subrayó Moyano.

 

(Fuente Cadena 3)

Tambien le puede interesar

Dejar comentario