Inicio Destacadas Piden auxilio de Nación para la conservación de la Iglesia y el Convento de Santo Domingo

Piden auxilio de Nación para la conservación de la Iglesia y el Convento de Santo Domingo

por jose

Lo solicitó el diputado nacional Juan Martín, para preservar estos edificios históricos de la ciudad de Santa Fe. Se solicita además que el intendente Emilio Jatón arbitre las medidas a su alcance para evitar un mayor deterioro de la construcción. El proyecto es acompañado por todos los pares santafesinos del interbloque. 

 

El diputado nacional Juan Martín elevó un pedido de informes dirigido al Poder Ejecutivo Nacional, a través del Ministerio de Cultura de la Nación, para que se tomen inmediatas acciones destinadas a la conservación del complejo que conforman la Iglesia Nuestra Señora del Rosario y el Convento de San Pablo Primer Ermitaño, constitutivos de lo que se conoce como iglesia y convento de Santo Domingo. El legislador de Juntos por el Cambio solicita además un rol más activo del municipio santafesino para cuidar el patrimonio arquitectónico y evitar así un mayor deterioro de la construcción.

 

El proyecto de Juan Martín cuenta con la adhesión de sus pares nacionales por Santa Fe del Interbloque de Juntos por el Cambio Niky Cantard, Ximena García, Federico Angelini, Lucila Lehmann, Carolina Castets, Gonzalo del Cerro, Luciano Laspina, José Núñez y Gisela Scaglia.

 

En las últimas semanas trascendió la posibilidad de que la Orden de los Predicadores, a cuyo cargo están los edificios, se retire de la Ciudad de Santa Fe, aunque las autoridades han confirmado que el templo seguirá abierto como lugar de culto para los fieles.

 

“Más allá del desenlace en el plano religioso, el estado de conservación del edificio es preocupante. Desde hace tiempo presenta un deterioro notorio y progresivo, al punto de haberse convertido en una amenaza latente para los feligreses que ingresan al templo, pero también para quienes transiten por el lugar, ya que son frecuentes los desprendimientos de mampostería sobre el atrio, y la caída de fragmentos de vitrales y pedazos de revoque, principalmente en el sector de la cúpula”, señala Juan Martín en su proyecto.

 

El diputado radical le solicita a Nación “que evalúe la necesidad de concretar obras y/o acciones en el corto plazo tendientes a frenar el creciente deterioro edilicio que, en las actuales condiciones, constituye además un riesgo latente para feligreses y vecinos de la ciudad”.

 

Testimonio de la historia local y nacional

 

Vale destacar que la construcción forma parte del acervo santafesino y de la historia de la Nación. La Orden de los Predicadores se instaló en Santa Fe la Vieja, la originaria ciudad fundada por Juan de Garay en 1573 y, luego del traslado al emplazamiento actual de la capital provincial, los dominicos construyeron su primera iglesia en el nuevo asiento hacia 1670, en el preciso lugar donde la orden permanece desde hace 350 años. Sucesivos templos y casas conventuales han consolidado esa presencia, construcciones de las cuales, las que permanecen en pie son, sin duda, las más importantes del largo ciclo.

 

Para significar el valor histórico de estos espacios, cabe mencionar algunos hechos. Por ejemplo, el 1° de octubre de 1810, el general Manuel Belgrano arribó a Santa Fe con sus tropas en camino al Paraguay, y se alojó durante una semana en el convento dominicano, donde recibió contribuciones para su campaña militar al norte, entre ellas, las muy significativas de los terciarios dominicos Francisco Antonio Candioti y Gregoria Pérez Larramendi de Denis, quienes abastecieron a su ejército desde sus estancias de Entre Ríos. Por otra parte, el 25 de mayo de 1811, Fray Pedro Pablo Gómez pronunció en la iglesia el primer sermón patrio en recuerdo de la instalación del gobierno criollo el año anterior; y en 1813, un nuevo sermón del religioso saludó el inicio de sesiones de la Asamblea General de 1813 en la ciudad de Buenos Aires.

 

El atrio de la iglesia fue declarado Monumento Histórico Nacional en 1982 y, antes, Sepulcro Histórico Nacional, en 1946, ya que alberga las sepulturas de los exgobernadores Francisco A. Candioti (el primero de la historia provincial), Domingo Cullen, Domingo Crespo (anfitrión del Congreso General Constituyente de 1853) y Urbano de Iriondo, así como de otras relevantes figuras del acontecer provincial y nacional.

 

 

Tambien le puede interesar