Inicio Destacadas Padres organizados piden por el regreso de las clases presenciales

Padres organizados piden por el regreso de las clases presenciales

por jose
En una nota dirigida a la Ministra de Educación aseguran que les «preocupa sobremanera la falta de coherencia y cohesión de las acciones programadas para el ciclo 2021».

 

 

La nota pública enviada a la Ministra Adriana Cantero reflexiona sobre sus últimos anuncios y mantiene el reclamo del regreso a las clases presenciales para sus alumnos.

 

El movimiento de «Padres Organizados» viene sumando adherentes en toda la provincia de Santa Fe y mantiene el reclamo a las autoridades para que se garanticen los derechos de acceso a la educación de todos los alumnos.

 

Aquí la nota dirigida a la Ministra de Educación de la Provincia de Santa Fe:

 

 

Carta abierta a la
Señora Ministra de Educación
Adriana Cantero

 

Acabamos de escuchar su entrevista al noticiero en Telediario Federal, y notamos con preocupación que, una vez más se toman decisiones sin consultar a los padres que estamos trabajando para que nuestros hijos tengan los 180 días de clases presenciales en forma segura.

 

Basados en las recomendaciones y expresiones vertidas por organismos internacionales, como la OMS Y UNICEF, y nacionales, como la SOCIEDAD ARGENTINA DE PEDIATRIA, consideramos que no existen razones para tomar algunas de las medidas que usted expuso. Ya se ha demostrado que los niños no son “supercontagiadores” del virus (ni del Covid -19 ni de ningún otro) y que han sufrido problemas psicológicos durante el encierro al que se los confinó en nombre de la Salud Pública.

 

En vista de la experiencia recopilada de otros países, frente a sus dichos nos preocupa sobremanera la falta de coherencia y cohesión de las acciones programadas para el ciclo lectivo 2021, las cuales perjudicarán, nueva y severamente, el derecho de los niños y adolescentes a recibir educación de calidad.

 

 

 

Puntualicemos:

 

 Una semana presencial y una semana virtual.
Esto haría que la gran mayoría de los alumnos tengan 90 días de clases, ya que, como usted misma declaró, son muy pocos los hogares que cuentan con una conectividad que garantice un trabajo productivo para los niños y adolescentes. Esta modalidad también perjudica la continuidad del aprendizaje, porque rompería con la rutina de la asistencia a la escuela, provocando un nuevo período de adaptación en cada semana en que se reanuda la presencialidad. Ni hablar de la organización de los hogares.

 

 Primer mes sólo para 7mo grado, 5to y 6to año.
Una buena forma de recomponer la relación con la institución educativa en un momento de transición de estas etapas. Pero la medida deja afuera a los niños y adolescentes que perdieron su vínculo con la escuela. Ellos deberían ser parte fundamental de este primer período de cursado presencial. Para ellos es prioritario traerlos nuevamente a las aulas y revincularlos con la rutina de estudio como factor indispensable de progreso e igualdad de oportunidades.

 Ingresar después y salir antes.
Se comprende que es para no saturar el sistema de transporte público pero, ya que van a entrar después a las aulas, se podría extender el horario de salida. Esto garantizaría más tiempo de clases y una mejor distribución en el traslado. También se puede planificar un ingreso y egreso escalonado para evitar aglomeraciones.

 

 Recreos de 30 minutos.
La experiencia que hemos recogido de otros países fueron recreos de 10 minutos en grupos pequeños (relacionados al horario de ingreso) lo cual da un mejor control de las actividades recreativa de los niños y adolescentes. Y, nuevamente, es imprescindible afianzar la noción de rutina en el alumnado. A medida que cada niño va entrando al aula se le puede poner unas gotas de alcohol en gel o alcohol diluido en las manos, lo que evitaría la aglomeración en los baños para lavarse las manos.

 

 Burbujas de 15 alumnos.
Una vez que los niños están sentados en sus bancos, con buena circulación de aire en el aula, puede estar tranquilamente el grupo completo, ya que la disposición de los bancos no permite que estén cara a cara. Uso del barbijo al trasladarse, pero al ocupar su lugar ya no es necesario. Y los docentes podrían tener el barbijo transparente para que los niños puedan ver su rostro completo. Algo que afecta sobre todo a los más pequeños.

 

Agregamos a lo expuesto, que la permanencia de los niños en las aulas beneficia al sistema sanitario ante la pandemia, ya que esta acción permitiría hacer un mejor seguimiento de los casos y la trazabilidad necesaria para aislar y controlar los posibles brotes de contagio. La organización debe darse para que la menor cantidad de personal docente tenga contacto con el mismo grupo de alumnos, es la mejor manera de minimizar los riesgos. Esto permite, en caso de necesidad, cerrar el curso donde se presente un caso y no la escuela completa.

 

No negamos la enfermedad, pero en vista de las estadísticas que se conocen hasta ahora y el trabajo que se ha realizado en el mundo, no vemos la necesidad de que los niños y adolescentes de la provincia de Santa Fe, pierdan otro año de clases, el cual repercutirá en las posibilidades socioeconómicas de progreso de los mismos. Teniendo en cuenta que los niños y adolescentes son más propensos a seguir las reglas dentro de las instituciones educativas que en una plaza o una casa particular.

 

Consideramos que las instituciones educativas son el mejor lugar para que nuestros hijos estén por su salud psicofísica y su necesidad de formación acorde a sus edades. Tal vez los conocimientos formales se recuperen, pero el daño psicológico que han sufrido durante el 2020 será mucho más difícil de superar. No profundicemos esta problemática y tampoco la tremenda desigualdad que ha desnudado esta pandemia. Una vez más, solicitamos una reunión con usted para debatir todo lo expuesto anteriormente, subrayando siempre que nuestra intención es la construcción de un espacio seguro para nuestros hijos.

 

Saludos cordiales
Padres Organizados de la Provincia de Santa Fe

 

 

 

 

 

 

 

Tambien le puede interesar