Caso Baraldo: “No se puede entender por qué se han empeñado en destruirnos”, afirmaron los abuelos

Tras la movilización que los vecinos realizaron el fin de semana, Victor Hugo Baraldo y Noemí Morandini, los abuelos maternos condenados por abusar de su nieto menor de edad dialogaron con EDXD, donde cuestionaron el accionar de la justicia y reclamaron “que se escuche al menor”.

En diálogo con EDXD, Víctor Hugo Baraldo agradeció “a todos los que estuvieron en la marcha”. “No hay palabras para describir, fue mucho el sufrimiento que hemos pasado y hasta el día de hoy seguimos, estamos muy preocupados por el menor. Estamos todos pensando de la misma manera porque la gente que estuvo hoy acá y hasta el papá biológico manifiestan que su preocupación es el menor”, aseveró.

Advirtió además que “el papá biológico no pudo estar en este momento porque está atemorizado por tantas amenazas y tantas cosas que le han pasado y le cuesta muchísimo exponerse”.

“Estamos agradecidos por el apoyo, hay mucha gente que nos apoya, hay muchos que nos escriben y nos hacen llegar el apoyo, y hay mucha gente que está impedida de asistir a esta manifestación por otros eventos o por cuestiones físicas”, reiteró.

En cuanto al reclamo propiamente dicho, explicó: “Lo que pedimos es que se le restituya al padre el menor porque tiene estar con el niño, y el menor tiene derecho estar con el papá y se lo han impedido por cuatro años, y eso es lo que más nos importa”. 

Consultados si tienen temor tras la condena, reflexionó: “Nosotros hemos pasado por muchas cosas y también hemos tenido temor, ya no sé si tenemos temor pero hay mucho sufrimiento de ver personas que tienen otro tipo de intereses y no escuchar al menor. El menor tiene que ser escuchado desde la libre expresión, no siendo sesgado, ni direccionándolo ni sacándole el mensaje que quieren escuchar, sino desde la libertad. El papá está pidiendo justamente eso, quiere hablar con su hijo y nunca se lo han permitido. Él reclamó acercarse a su hijo, hizo denuncias por impedimento de contacto que han sido cajoneadas y nadie le dio una posibilidad”.

Por su parte, Noemí Morandini, la abuela del pequeño sentenció ante EDXD: “Pedimos justicia porque es una barbaridad lo que han hecho con ese caso, utilizaron un menor para poder llevar adelante todo esto, no escucharon nada porque hay certificados médicos del hospital Alassia que indican que el chico no fue abusado y eso debería haber sido suficiente para que esto no siga adelante”.

“Sin embargo siguieron buscando y buscando para tenernos más de tres años detenidos, mi esposo estuvo tres años y cuatro meses preso y Juan Pablo (Baraldo) estuvo dos años, vaya a saber con el solo efecto o fin de llevar adelante qué cosa. Y nadie pensó en el nene, nosotros nunca hicimos nada ni hablamos porque pensamos en el nene”, advirtió.

En ese marco, aclaró: “Ahora nos vemos forzados a salir a los medios porque nos dieron una condena irrisoria, porque sin tener nada de dónde los jueces han entendido que nos podían a condenar a 20, 18 y 16 años, y encima ahora están pidiendo más años de condena”.

“No se puede entender por qué se han empeñado en destruirnos y destruir a nuestra familia de esta manera, sin pensar en el nene. El nene está prácticamente secuestrado en su casa, le han impedido estar en contacto con toda la familia, ni con nosotros, los tíos, el padre y la abuela paterna”, advirtió.

Sobre la presencia del sacerdote, afirmó que “la invitación fue abierta para todo el mundo, el que vino lo hizo libre de acompañarnos, y no pensábamos que este sacerdote iba a hablar pero lo hizo porque él se interiorizó en esta causa y es muy bueno porque a nosotros eso nos anima”. “Somos personas de mucha fe, hemos flanqueado en algún momento porque el tema de la prisión fue muy duro; el encierro y el estar privado de la libertad que es lo más grande que uno tiene como ser humano es terrible y por eso el apoyo de la gente, más la nota con más de 300 personas que no pudieron venir es importante”, señaló.

Para finalizar, Hugo Baraldo se dirigió e hizo un llamado de atención para todos aquellos que no creen en su inocencia, y alertó: “La gente tiene que prestar atención porque si bien nos toca a nosotros el caso, están acusando a la sociedad entera, a la ciudad de Esperanza porque están diciendo que es la ciudad donde más violadores y pedófilos hay”.

“Tienen que abrir los ojos porque esto le puede tocar a cualquiera, y no es nada lindo que te metan preso y no investiguen nada, hay mucha gente del poder detrás de esto y con intereses porque se deben favores y nosotros estamos en el medio, y queremos salir porque somos inocentes”, concluyó.

El delito no existió, el delito no existió” repitió Juan Pablo y por ultimo Víctor dijo que la causa “viene bien, despacio pero seguro”.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.