Inicio Noticias Ni gurúes, ni coaches. Profesionales que tengan formación idónea para acompañar y asesorar a un paciente.

Ni gurúes, ni coaches. Profesionales que tengan formación idónea para acompañar y asesorar a un paciente.

por juanmanuel

Solo los licenciados en nutrición pueden brindar tratamientos alimentarios adecuados y con sustentos científicos para el paciente sano o con enfermedades asociadas.

A raíz del crecimiento de particulares que brindan recomendaciones nutricionales, es importante alertar a la comunidad y destacar la importancia de recibir la atención profesional de un/a Lic. en Nutrición.

Si sos nutricionista, compartí esta campaña y si sos paciente o deseas iniciar un tratamiento nutricional, leé esta nota!

Debido al crecimiento de distintas clases de “asesores” o “coaching” es que el Colegio de Graduados en Nutrición de la Provincia de Santa Fe, 1a circunscripción realizó una campaña en redes con el fin de generar conciencia sobre la importancia de atenderse con un nutricionista profesional matriculado.

En ocasiones, como “comer” es un acto cotidiano y naturalizado, olvidamos el impacto que tiene en nuestra salud, presente y futura.

Pero implica factores biológicos, como también culturales y psicológicos. El éxito de un tratamiento (cualquiera sea) requiere también, un profesional que pueda acompañar al paciente en su proceso, con sus logros y altibajos.

En algunas ocasiones, los cambios requeridos son mínimos pero en otros, deben realizarse una serie de adaptaciones dietoterápicas mayores, ya sea para aliviar los síntomas o prevenir complicaciones. Por eso es importante contar con un profesional matriculado y que se haya formado a tal fin: el licenciado en nutrición.

Cabe destacar que es el único profesional habilitado para dar recomendaciones alimentarias.

Ésto último es particularmente importante, pues es común ver en las consultas que pacientes llegan, con “listados” de comidas “prohibidas” o “permidas”, que le fueron dados en otros ámbitos, donde se impide al paciente de gozar de una serie de alimentos que en ocasiones, tranquilamente podría consumir.

Esto tiene que ver con que, si bien hay lineamientos generales, son justamente éso. Luego el profesional nutricionista, tras una escucha activa y una buena anamnesis (entrevista al paciente) logra adecuar una recomendación genérica a la realidad del paciente.

Quienes trabajamos en la profesión, sabemos que se trata de cantidades, frecuencias, tipos y formas de preparación, más que en “prohibir” un alimento en su aspecto general. Un Lic. en Nutrición adecuará todos sus gustos, procurará limitar lo menos posible el espectro de alimentos, independientemente de su enfermedad y seguramente lo ayudará a desterrar mitos que como sociedad se han ido construyendo pero suelen tener poco sustento científico.

Consulte con su nutricionista de confianza y si desea chequearlo, cuenta en nuestra página con el listado de colegas matriculados dentro de nuestra circunscripción.

Colegio de Graduados en Nutrición 1° Circunscripción Santa Fe.

 

Tambien le puede interesar

Dejar comentario