Inicio NoticiasLocales Metalúrgicos preocupados por la situación financiera del sector

Metalúrgicos preocupados por la situación financiera del sector

por Ayelen

El presidente de la Cámara de Industriales Metalúrgicos de Esperanza, Alberto Balangione, informó que el sector logró un acuerdo paritario del 35 por ciento de incrementos salariales y manifestó la preocupación “no tanto por estos aumentos sino por no tener trabajo suficiente”. Afirmó que se necesita “un sistema financiero acorde” para seguir adelante.

 

En declaraciones realizadas a la CSC Radio, Balangione informó que la Cámara esperancina “fue integrada al Comité de Presidencia de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (Adimra), así que somos uno de los 19 integrantes trabajando a nivel federal”.

En cuanto al panorama del sector se manifestó “muy preocupado” porque “ayer se cerró un acuerdo paritario que llega al 35 por ciento que era lo que buscaba el sector de UOMRA pero la preocupación no es tanto por eso sino por el hecho de tener la cantidad de trabajo suficiente para seguir afrontando el trabajo de la gente”.

A modo de ejemplo, sostuvo que “si viene alguien y paga los sueldos por nosotros, estamos en problemas igual porque no tenemos cómo darle trabajo a la gente”. Al respecto, reafirmó que “hay sectores que no están tan mal pero otros que están muy complicados, y esa es la realidad más allá del porcentaje concreto de incrementos salariales».

Agregó que “la realidad es que ahora tenemos que atacar los problemas de fondo, que son las LEBAC (Letras del Banco Central) con sobreprecios, a tasas del 35 o 36 por ciento de intereses que a nivel mundial nadie paga”. “Todo eso compite con el sector industrial porque quien quiere hacer una inversión, por ejemplo para comparar máquinas, mira al sector financiero y a esa timba financiera como una cuestión muy atractiva porque pone su plata de la inversión ahí, pero mientras tanto hay que pagarle el sueldo a la gente”, puntualizó.

Afirmó que “mientras tanto las empresas están pagando descubiertos de alrededor del 45 al 50 por ciento, con créditos –salvo los que están a tasa subsidiada- que están por encima del 50 por ciento. Esto es un certificado de defunción para las Pymes porque no tienen forma de llevar eso a costo, lo que hace perder el capital de la industria y por ende pone una perspectiva de futuro muy complicada”.

Otra de las problemáticas que comentó Balangione tiene que ver con la deuda pública hacia el sector privado. “Hay muchas empresas que trabajaron para el sector público, que se las auditó, se revisó lo que facturaban, pasaron todo el ciclo pero no están cobrando los bonos de bienes capital”.

De todos modos, aclaró que “cobrar eso es una inyección de oxígeno pero no es lo que dará la perspectiva a futuro, esa perspectiva es hoy tener un sistema financiero acorde porque tenemos competencia con Brasil con un precio de insumo en chapas de un tercio de lo que pagamos nosotros y un costo de mano de obra de un medio de lo que pagamos nosotros, lo que da como resultados equipos al 40, 50 o 60 por ciento por debajo de lo que podemos vender nosotros”.

 

1816 - Alberto Balangione

 

Redacción: Ayelen Waigandt – Esperanza Día x Día – CSC Radio

Tambien le puede interesar

Dejar comentario