Inicio Destacadas Martínez: Hoy preocupa la crisis económica, la inseguridad y el regreso a clases y el municipio debe involucrarse

Martínez: Hoy preocupa la crisis económica, la inseguridad y el regreso a clases y el municipio debe involucrarse

por Ayelen
La concejal de Esperanza, Andrea Martínez (UCR-Juntos por el Cambio) insistió que el municipio lanza temas de rechazo social como el estacionamiento medido, la poda de árboles o el retiro de las estatuas para que no se hable de lo que verdaderamente le importa a la gente. Insistió con el pedido a la intendente de analizar la apertura de actividades que aún están vedadas. También brindó un detalle de los proyectos que presentó ante el Concejo Municipal.

 

En diálogo con la CSC Radio, comentó que en la sesión de la semana pasada “ingresaron varios proyectos relacionados al Covid-19 como el de balcones gastronómicos y el de la creación de un Comité de Emergencia Económica y Sanitaria”. También indicó que tras presentar el miércoles una solicitud para reabrir las salas velatorias, el jueves el Departamento Ejecutivo informó que se está trabajando en el tema.

 

Por otra parte, se refirió al Programa Esperanza Recicla “que tiene que ver con el acopio y la reducción de basura que se puede hacer a partir de las botellas de plástico, y el cual requiere el compromiso y un análisis del Ejecutivo”.

 

Además, señaló que “hay proyectos por mantenimiento de los espacios públicos como el Parque de la Agricultura, el Balneario y Camping municipal, donde hay mucho abandono y muchos reclamos de los vecinos por esto”.

 

“Si bien estamos en pandemia, el Estado municipal tiene recursos extraordinarios para atender cuestiones que tienen que ver con la pandemia pero el mantenimiento de los espacios públicos ya está preestablecido en el Presupuesto que e aprobó el año pasado, todos seguimos pagando las tasas y los impuestos y es justamente dinero que el municipio debe utilizar para eso: para prestar los servicios por los cuales los vecinos pagan una tasa. En ese marco, pedimos un proyecto integral de puesta en valor del Parque de la Agricultura”, explicó.

 

 

También se solicitó “la reapertura del Camping Municipal con protocolos y controles porque hoy sucede que mucha gente ingresa por la puerta trasera y se reúne los fines de semana en ese lugar sin ningún tipo de control”. “Es mejor abrirlo con los controles y protocolos que se necesitan y no dejarlo librado a una situación que de hecho ocurre”, apuntó.

 

Otra de las iniciativas tiene que ver con la situación de Barrio La Orilla donde “los vecinos están solicitando señaléticas y cestos de basura y en tal sentido se pidió que en algunos sectores del barrio se coloquen contenedores y canastos en la periferia de la ciudad donde hoy se armar microbasurales”.

 

Estacionamiento medido

 

En otro orden de cosas, Martínez mencionó que logró el acompañamiento a un proyecto “para mejorar el actual sistema de estacionamiento medido” y reiteró: “No estoy de acuerdo con la ampliación del estacionamiento; primero porque no es el momento, y segundo porque nos enteramos por los medios y ante eso pedí al Ejecutivo que envíe el proyecto al Concejo, la opinión de los vecinos y frentistas y los fundamentos en los que se basa para esa ampliación”.

 

“Hay que analizar la iniciativa de estacionamiento medido que está muy relacionada con los centros comerciales a cielo abierto; el sistema actual está delimitado en el microcentro de la ciudad y eso debe sostenerse, está bien que sea sólo de mañana porque ordena el momento donde más confluencia de vehículos hay, y para este sistema se pide una serie de mejoras”, explicitó.

 

Bicisendas polémicas y retiro de esculturas

 

La concejal Andrea Martínez insistió para que la Intendenta cumpla “con un proyecto ya aprobado para que quiten el reductor de velocidad que invade la bicisenda de Avenida Argentina”.

 

Asimismo, refirió que “sacar las esculturas de Avenida Colonizadores para hacer una bicisenda tiene algo mucho más profundo atrás y hasta macabro, porque lo que se está haciendo es enfrentar la cultura con el desarrollo urbano y la seguridad vial”. “Las esculturas de Eva están hechas en la Avenida Colonizadores por una razón, porque tienen una razón de ser, y el análisis que hacen los artistas plásticos es que es imposible retirar las obras porque tienen una técnica especial, que era la que Eva Borla utilizaba”, sentenció.

 

 

“El Ejecutivo quiere hacer un enfrentamiento político y esto no es algo político partidario, porque los artistas pasticos que se manifestaron en contra del retiro son de todos los colores políticos, y nadie se identificó políticamente con nadie”, advirtió.

 

“También la Asociación de Profesionales de la Construcción presentó al Concejo y elevó al municipio fundamentos técnicos de por qué no es aconsejable una bicisenda en una avenida. Primero porque la ley nacional desalienta las bicisendas en avenidas o calles con mucha circulación de vehículos”, explicitó.

 

En este contexto, criticó que “durante septiembre se conocieron temas muy candentes como la tala de árboles, la bicisenda de Avenida Colonizadores, la Fiesta virtual, la ampliación del estacionamiento medido” y cuestionó que “hay temas muy importantes que merecen un consenso y una discusión profunda, que se tiran por tirar y se entiende que siguen un lineamiento –al igual que a nivel nacional- de entretenernos con ciertas cuestiones mientras la situación más grave es otra”.

 

“Hoy nos preocupan la inseguridad y la cuestión económica, la reactivación de actividades económicas que todavía no abrieron, y demás discusiones que hoy deberían ponerse sobre la mesa”.

 

El retorno de las clases

 

En tanto, la concejal sostuvo que “aunque se trata de un tema nacional, lo que se hizo fue presentar una propuesta de adhesión desde el equipo de trabajo, para la reapertura de las escuelas y el retorno progresivo de la presencialidad, incentivando la necesidad de recuperar los espacios educativos”.

 

Ante ello, consideró que “hay que garantizar para el año que viene el comiendo de las clases y este año por lo menos los cursos y grados de terminalidades, como séptimo grado y quinto y sexto año”. “Esto no es una bandera política sino que tomamos un reclamo de muchos docentes y padres para retornar a las aulas, porque hoy se puede ir a un bar y se ve a diario el movimiento de jóvenes que hay en la ciudad, con lo cual si se pueden permitir determinadas actividades por qué no se podría organizar un protocolo para que los chicos puedan estar en clases”, refirió.

 

Tambien le puede interesar