Inicio Noticias María Susana ya sufre las consecuencias de la bajante del Paraná

María Susana ya sufre las consecuencias de la bajante del Paraná

por Ayelen

La histórica bajante del río Paraná afecta directamente a las localidades que se nutren de agua potable mediante acueductos. María Susana es una de ellas y desde la comuna local se trabaja en gestiones ante la grave situación.

El Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Enress) le recomendó  a las localidades santafesinas de Monje, Díaz, San Genaro, Clason, Centeno, Totoras, Las Rosas, Las Parejas, Bouquet, Montes de Oca, María Susana y Los Cardos que retomen el consumo de agua de napas subterráneas. A estas se les suma Coronda, que también se nutre del río homónimo, pero no mediante el acueducto.

“La bajante del Paraná complicó mucho la situación. Uno tiene temor a que las 2400 bocas que tenemos con muy buena agua, tengan complicaciones”, señaló Omar Arce, presidente comunal de María Susana.

Arce explicó que, por la bajante del río, “se potenció el tema del sodio y ahora se nota en el sabor y en los rastros de sal que quedan en la vajilla. Es un agua apta para el consumo pero que hay que tener cuidado con la gente que tiene hipertensión por la cantidad de sal”.

Soluciones paliativas

El titular de la comuna recomendó: “Lo que le decimos a la gente es que la use para el tema diario, como lavar la ropa o vajilla, pero sugerimos que, para consumir, lo hagamos con el agua que se compra en bidones. Tenemos en estudio instalar una planta de ósmosis en la localidad para proveer de bidones de agua potable a la localidad, pero hablamos de mucho dinero para una comuna que no tiene apoyo económico. Hay localidades que ya tenían plantas de ósmosis y las pusieron de nuevo en funcionamiento”.

La localidad recibió en estas horas 11.000 bidones de Aguas Santafesinas, para proveer a la localidad, y se analiza la manera de hacer una distribución óptima de los mismos.

Comunicado del Enress

El Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Enress) ante la extraordinaria bajante evidenciada en el río Paraná, empezó a realizar gestiones con municipios, comunas y prestadoras del servicio de agua potable del interior de la provincia de Santa Fe para garantizar el abastecimiento de agua potable para el consumo humano.

El organismo presentó notas ante la empresa Aguas Santafesinas, municipios, comunas y prestadoras en las que se expone el estado de situación, informa sobre el resultado de análisis realizados sobre el agua y reclama un plan de medidas para morigerar las consecuencias.

Los informes del Enress indican que se evidenció un incremento de la salinidad del agua abastecida por el Acueducto Centro Oeste, que capta agua del río Coronda. Al respecto, se especificó que, si bien estas sales no son tóxicas en altas concentraciones, provocan mal sabor al agua con el consiguiente rechazo por parte de los usuarios y por su contenido de sodio podrían no ser adecuadas para personas hipertensas con dietas restrictivas de sodio.

Desde la comuna Local se comenzaron a realizar gestiones y consultas para tratar de dar una solución en la localidad y a cada usuario lo antes posible.

La solución más factible sería utilizar agua de napa subterránea tratada mediante una planta de osmosis inversa, y proveer de bidones para consumo a la población, como así también tratar de ver una solución ante la posible falta de agua en la red.

Fuente: El Litoral (www.ellitoral.com)

Tambien le puede interesar