Inicio Noticias Marcela Chiaro no aparece y hay disputas por la tenencia de la beba

Marcela Chiaro no aparece y hay disputas por la tenencia de la beba

por jose

Mientras Marcela Chiaro no aparece y su familia se queja porque se frenó la búsqueda -según dijeron-, ahora surgió un nuevo conflicto. En este caso, la protagonista es una bebé de dos años. La madre sigue desaparecida y el padre permanece detenido por ser el principal sospechoso de esa ausencia.

Desde que la Policía se llevó detenido al veterinario Luis Corral, el 24 de febrero, la pequeña quedó bajo el cuidado de su abuela paterna, Zulema Torres. Al igual que la familia de Marcela, la mujer vive en Esperanza, Santa Fe. Sin embargo, desde que se involucró a su hijo (el veterinario), ella se hospeda en un departamento de avenida Alem al 1.200. Ese inmueble pertenece a Corral, pero era ocupado por Paola Castro, su supuesta amante.

Pero las hermanas de Marcela, Jaquelina Rosana Chiaro, no están de acuerdo con que la abuela tenga la guarda legal de la nena y pidieron a la Justicia que se les otorgue esa responsabilidad.

Crítica decisión
El abogado Juan Colombres Garmendia, patrocinante legal de la familia Chiaro, cuestionó esa decisión. «No entendemos cómo la menor puede estar en manos de la madre del imputado. Ella tiene 68 años y está viviendo en la casa de la amante del principal sospechoso, que también está detenida», resaltó.

Ayer, el letrado elevó un pedido a la Defensora de Menores de la 1° Nominación, Lilia Estela Salim, para que se conceda la tutela legal a Rosana Chiaro. «Ella es la madrina de la nena y quiere la tenencia», dijo el abogado. Por su parte, Rosana se quejó: «Zulema ni siquiera nos deja estar a solas a con mi sobrina». La mujer llegó el lunes a Tucumán dispuesta a conseguir la tutela de la niña y a regresar con ella a Santa Fe. En tanto que no hubo grandes novedades en la causa durante los últimos días debido a que se esperan los resultados de los análisis. Cuando encontraron restos de sangre, tanto en el departamento de Castro como en la camioneta del veterinario, les tomaron muestras de ADN a las hermanas de Marcela para compararlas con la sangre hallada. Pero esos estudios tardarían 30 días en arrojar una respuesta.

La mujer de 38 años desapareció el 13 de febrero. Vivía junto a su pareja y su hija en Inca Garcilaso al 300, donde también funcionaba una veterinaria. En cuanto los vecinos del barrio supieron que no encontraban a Marcela, no dudaron en apuntar contra Corral. Primero realizaron pintadas en la fachada de la casa donde lo acusaron de «asesino» y sindicaron a Paola como su cómplice. Después organizaron dos marchas en los alrededores de la veterinaria para reclamar la aparición de la mujer.

 

Fuente La Gaceta

Tambien le puede interesar