Inicio Destacadas Mammarella: «La UNL da un paso más en la consolidación de Ciudad Universitaria»

Mammarella: «La UNL da un paso más en la consolidación de Ciudad Universitaria»

por jose

Lo afirmó en Rosario el Rector de la UNL tras firmar el convenio en el marco del Plan de Infraestructura Universitaria. Del acto participaron el ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis; el secretario de Políticas Universitarias, Jaime Perczyk; el gobernador Omar Perotti; y los rectores de las universidades nacionales de Rosario y Rafaela. Con estos fondos, la UNL construirá un nuevo edificio para actividades académicas múltiples.

 

 

La Universidad Nacional del Litoral (UNL) avanza en la construcción de un nuevo edificio destinado a actividades académicas múltiples. Se trata de una obra polifuncional y versátil de 3.368 m2 -cubiertos y semicubiertos- que estará emplazada en el sector norte de Ciudad Universitaria -Santa Fe-, en un área de 3,5 hectáreas delimitada por la Costanera Este, la avenida Néstor Kirchner, el predio del Conicet y la calle interna conocida como Camino de los cuises. Este lunes al mediodía se concretó la firma del convenio en el marco del Programa de Inversión en Infraestructura Universitaria, iniciativa nacional anunciada en 2020 por el presidente Alberto Fernández que incluyó el proyecto “Aulario Común Costanera Este Ciudad Universitaria” de la UNL.

 

Del acto participaron el ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis; el secretario nacional de Políticas Universitarias, Jaime Perczyk; el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti; y los rectores de las universidades nacionales del Litoral (UNL), Enrique Mammarella; de Rosario (UNR), Franco Bartolacci; y de Rafaela (UNRaf), Rubén Ascúa. A su vez, fueron parte el secretario nacional de Obras Públicas, Martín Gil; el intendente de Rosario, Pablo Javkin; los senadores nacionales María de los Ángeles Sacnún y Roberto Mirabella; el diputado nacional Germán Martínez; y las ministras santafesinas de Educación, Adriana Cantero, y de Infraestructura, Servicios Públicos y Hábitat, Silvina Frana.

 

 

Infraestructura universitaria

 

Con apoyo del Banco de Desarrollo de América Latina, el Gobierno nacional ejecutará este Programa mediante el que financiará 72 obras en 50 universidades nacionales por más de $10 mil millones.

 

El proyecto “Aulario Común Costanera Este Ciudad Universitaria” de la UNL demandará una inversión de $276.125.160 para lo cual en diciembre de 2020 se concretó la licitación de los trabajos, a la que se presentaron 17 oferentes. Entre las principales características del proyecto se destaca la obtención de la Categoría 1 de Bajo Impacto Ambiental o Nulo, de las tres que contempla la Ley Nº11.717 de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable (las dos restantes son de Mediano Impacto y Alto Impacto). Esa evaluación se obtiene cuando los emprendimientos o actividades encuadrados en la normativa “no presentan impactos negativos o, de hacerlo, lo hacen en forma mínima, dentro de lo tolerado y previsto por la legislación vigente; asimismo, cuando su funcionamiento involucre riesgos o molestias mínimas a la población y al medio ambiente”.

 

 

Cabe señalar que desde el año 2000, la UNL planifica el crecimiento de la Ciudad Universitaria con infraestructura para actividades académicas, científicas, deportivas, recreativas, servicios de salud y residencias para estudiantes. Con este proyecto de un nuevo edificio de aulas, en la Costanera Este, continúa ese proceso con una propuesta arquitectónica respetuosa de las condiciones naturales del entorno.

 

 

Educación y obra pública

 

 

“El derecho a la educación está relacionado con la calidad de la infraestructura, por lo que se propone seguir profundizando el reto de la educación como bien público”, aseguró el ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis, para luego completar: “Es un Programa muy importante para el país que tiene alcance federal ya que abarca a universidades de 23 provincias y cuenta con una inversión que supera los $10 mil millones. Se trata de la primera instancia de un Programa que tiene varias etapas que iremos concretando con el correr del tiempo”.

 

El gobernador Omar Perotti remarcó a su turno que “el sistema educativo en general y el universitario en particular son muy importantes para la Argentina y para Santa Fe. En este contexto tan difícil ha dicho presente, ha sido parte de la toma de decisiones y ha participado en las acciones mediante las que buscamos encontrar soluciones a la pandemia. Este año ha servido para visibilizar el valor del sistema científico-tecnológico nacional”. Finalmente, remarcó que “mediante este Programa nacional se invierten más de $1300 millones en Santa Fe. Son recursos que generarán producción, empleo, educación y conocimiento”.

 

Por su parte, el secretario de Políticas Universitarias, Jaime Perczyk, destacó que “este Programa implica un nivel muy importante de inversión en infraestructura universitaria” y remarcó que “las tres universidades santafesinas recibirán fondos para mejoras edilicias y creación de nuevos edificios”. Finalmente, Perczyk remarcó “la virtuosidad que tiene la obra pública en Educación”, explicó que “se priorizan tres áreas: aulas, laboratorios y bibliotecas” y valoró el proyecto presentado por la UNL y el hecho que las tres universidades nacionales santafesinas hayan resultado beneficiadas con este programa.

 

 

 

 

Consolidar la Ciudad Universitaria

 

 

“Con la firma de este convenio, la Universidad Nacional del Litoral está dando un paso más en la consolidación de Ciudad Universitaria de Santa Fe”, remarcó el rector Mammarella y destacó que “este nuevo proyecto es un edificio polifuncional y versátil que estará destinado a actividades académicas múltiples. Es parte de una planificación vinculada al crecimiento de la Ciudad Universitaria que la UNL viene desarrollando desde el año 2000 con la construcción de infraestructura para actividades académicas, científicas, deportivas, recreativas, servicios de salud y residencias para estudiantes”.

 

 

Además, Mammarella resaltó “el valor del Programa de Inversión en Infraestructura Universitaria ya que es muy importante para todo el sistema universitario nacional. Debemos seguir apostando a la Educación Pública ya que es una herramienta fundamental para la transformación social. Las universidades somos actores clave en el marco de la pandemia, pero más importantes seremos en la pospandemia en, por ejemplo, el diseño de políticas públicas de calidad. La salida a este contexto es que todos juntos trabajemos por un país mejor”.

 

 

Inversión en Educación

 

«Firmar este acuerdo por más de $600 millones en inversión para obras es muy importante para la UNR; sin dudas, es un día histórico para nosotros”, remarcó el rector Bartolacci para luego sostener: “esto nos permitirá contar con mejores condiciones para educar, producir conocimiento e investigar. Esta inversión, sumada a las que se realizan en UNL y UNRaf, potencian el sistema universitario santafesino y nos permiten estar en mejor posición para responder a las necesidades de los argentinos”.

 

Por su parte, el rector Ascúa aseguró que “para UNRaf es un honor poder formar parte de esta iniciativa. Estamos comenzando nuestro sexto año de actividades y nos resta mucho por aprender. Es muy importante continuar trabajando de manera articulada con las demás universidades, la Provincia y la Nación”.

 

 

Edificio Complementario de Servicios Educativos

 

La denominación completa es “Edificio Complementario de Servicios Educativos” y se trata de una propuesta orientada hacia un doble propósito. Por un lado, brindar respuestas eficientes, mediante un edificio polifuncional y versátil, a la mayor cantidad de modalidades educativas para todos los niveles formativos de la UNL. Por otro, iniciar la efectiva apropiación el extremo norte del Predio, con condiciones paisajísticas excepcionales, a partir del proyecto ganador del Concurso Nacional de Anteproyectos a dos vueltas, y promovido por la UNL, denominado “La Plaza de las Ciencias y las Artes”. Este edificio, conjuntamente con los Aularios Comunes de Ciudad Universitaria, propicia la consolidación de una planificación edilicia centrada en la integralidad y transversalidad de los nuevos equipamientos e infraestructura en relación con las diferentes demandas de espacios físicos de la UNL.

 

 

Al respecto se pretende, como meta de la planificación institucional, considerar las necesidades del conjunto universitario, no las sectoriales de las Unidades Académicas, y propiciar respuestas edilicias que, como sistema integral, se encuentren en condiciones de responder a la totalidad de las necesidades regulares, e incluso a aquellas que, eventualmente, pudiesen surgir ante acontecimientos singulares. Se prevé que la obra resuelva una amplia gama y espectro de necesidades. Contará con un Salón de Usos Múltiples (SUM, exposiciones y todo tipo de encuentros académicos, científicos y culturales que requieran de espacios de exposición y/o congregación de un público masivo. Por otro lado, podrá satisfacer la demanda de espacios áulicos para la enseñanza de grado, pregrado, posgrado y preuniversitaria en las modalidades de talleres, clases teóricas, prácticas y experimentales que resulten compatibles con el módulo estándar de un aula tipo.

 

 

El proyecto se plantea como una solución respetuosa de las condiciones topográficas y naturales de un sector contiguo a la Reserva Ecológica. De tal modo, y sin alterar la topografía original del predio, procura la menor intervención posible en un área de fuerte presencia natural, posición que resulta concordante con los lineamientos institucionales de la UNL.

 

 

Asimismo, el proyecto arquitectónico, de mediana densidad y dos niveles de altura, se plantea como el primer paso de la apropiación institucional del extremo norte de Ciudad Universitaria, premisa que no solo reporta a los propios intereses y representación simbólica de la UNL en la región, sino que también habrá de contribuir al desarrollo urbano de la Ciudad de Santa Fe en el aludido sector. A partir de criterios de flexibilidad espacial, resueltos en clave modular estricta, el edificio se resuelve a partir de una planta baja que incluye un gran atrio semicubierto de acceso y un Salón de Usos Múltiples contiguo, con sus servicios de apoyo, resueltos en doble nivel de altura. Se completa con un hall de acceso, una pequeña área administrativa, una biblioteca y un conjunto de aulas/talleres dispuestas en dos niveles mediante una solución tipológica de “peine o crujía” doble. Se prevé que el edificio funcione, en concordancia con los criterios de planificación, como un conjunto de espacios de uso común para toda la UNL, bajo la modalidad de consorcio. Esta modalidad se encuentra en funcionamiento, y con alta consolidación, en diferentes tipos de organización de la UNL. Su arquitectura exhibe un lenguaje contemporáneo y el uso de materiales nobles y duraderos, promoviendo asimismo la incorporación de soluciones técnicas y de diseño tendiente al acondicionamiento natural, la sustentabilidad y el ahorro energético del edificio.

 

 

 

 

 

Tambien le puede interesar