Inicio Noticias Los padres de Marcela Chiaro piensan lo peor: «La mató su pareja»

Los padres de Marcela Chiaro piensan lo peor: «La mató su pareja»

por jose

Luis Gabriel Corral nació en Buenos Aires, pero junto a sus padres se readicó en Esperanza jace 24 años. Estudió veterinaria en la facultad de nuestra ciudad y trabajando en un censo nacional un día golpeó la puerta de la casa de los Chiaro. Nunca imaginó que en ese momento iba a comenzar una larga historia de amor que tuvo numerosas idas y vueltas hasta llegar a este dramático momento donde su pareja se encuentra desaparecida desde el lunes 13 de febrero.

 

«Vino por el censo y conoció a Marcela. Al poco tiempo empezaron a salir, iba todo bien, él parecía muy amable, aunque con el correr del tiempo fuimos conociendo su otra faceta, la del hombre violento, golpeador», afirma Delia la madre de Marcela en declaraciones a Edición Uno.

 

«Los dos estudiaban en la FAVE y se recibieron: él de veterinario y Marcela en agronomía. Hace siete años decidieron radicarse en San Miguel de Tucumán, en la casa ella y un muchacho atendían la veterinaria y Luis andaba para todos lados con su trabajo».

 

«En enero de 2010 nació Luisana, una hermosura, pero las cosas ya no venían bien. Luis le pegaba, esto hizo que ella se vuelva a Esperanza en dos ocasiones, pero pasaba el tiempo, le pedía perdón, le decía que iba a cambiar y todo empezaba de nuevo… En una oportunidad la agarró del cuello y la levantó casi un metro, se armó un lío bárbaro… Varias veces delante de él le dijimos a Marcela, ‘hija si te pasa algo avisá rápido que vamos para allá a arreglar las cosas’ … Lamentablemente a este final lo veíamos venir y no pudimos hacer nada» expresaron los padres.

 

Los Chiaro comenzaron a sospechar que algo no andaba bien porque el martes 14 de este mes fue el cumpleaños de Delia y Marcela ni siquiera llamó por teléfono. «Hablaba seguido y no dejaba pasar ningún cumpleaños, por eso me sorprendió no recibir novedades ese día» manifiesta la y corta su relato por la angustia.

 

Aseguran que la pareja de Marcela «no dice todo lo que sabe, por eso es el principal sospechoso». Además ningún vecino la vio salir ni observó nada raro en el domicilio de la pareja en San Miguel de Tucumán.

 

«Es imposible que Marcela se haya ido por sus propios medios dejando a su hija. Amaba a la nena, no se despegaba nunca de ella y vivía para Luisana. Solo Dios sabe que pasó y dónde está, pero por los antecedentes y lo que fuimos conociendo pienso lo peor, a mi hija la perdí para siempre», expresa Delia.

 

«Marcela es una mujer muy inteligente, pero no sé por qué volvía con él a pesar del maltrato al que era sometida. Hace dos años le dije ‘tené cuidado porque te va matar’… Y ahora me entero de esto. Para mí ella está muerta, la asesinó su concubino», reitera con todo el dolor en el alma y sin pelos en la lengua Delia, la madre.

 

 

Fuente Edición Uno Esperanza.

 

Tambien le puede interesar