Inicio Destacadas Como en el país, el Censo 2022 tuvo algunos inconvenientes en Esperanza

Como en el país, el Censo 2022 tuvo algunos inconvenientes en Esperanza

por Ayelen

La directora de la Escuela N°316 “Guillermo Lehmann”, María Elena Molina, fue una de los cuatro jefes de fracción del Censo 2022 que se desarrolló este miércoles, y confirmó que se produjeron algunos inconvenientes en la ciudad.

 

 

En diálogo con la CSC Radio, Molina señaló que “surgieron algunas cuestiones, como algunos censistas que no se presentaron y hubo que reemplazar por los suplentes, y mucha gente que se comunicó con distintas instituciones escolares porque no fueron censadas o que tenían el censo digital hecho y no habían pasado”.

 

 

No obstante ello, indicó que “todavía no se han recibido directivas de los superiores, pero se habla en los medios nacionales que se va a permitir hacer el censo digital durante una semana más, y tampoco está confirmado que se vuelva a pasar por los domicilios que quedaron sin censar”.

 

 

Especificó además que “hubo algunos problemas de comunicación, se nos dijo que el Correo iba a pasar a mediodía pero está pasando a las 7 de la mañana y el operativo no está terminado porque las fracciones tenían dos sedes y terminamos el miércoles a la noche muy tarde, después de las 22.30 –incluso algunos más tarde- había que sumar las planillas de ambas instituciones y recién ahora las estamos trasladando”.

 

 

 

Aunque se manifestó “a favor de la tecnología porque en muchos casos agiliza”, a la hora de comparar con el censo de 2010, opinó que “en este caso, la tecnología nos complicó más que ayudarnos”. “Si este año hubiéramos hecho las cosas como en 2010, hubiera sido mucho menos complicado y hubiera generado menos desgaste. Los censistas que trabajaron, los jefes de radio, los asistentes estuvieron muy comprometidos, hubo buena disposición, y desde ese punto de vista estamos muy agradecidos”, planteó.

 

 

En tal sentido, mencionó que “la aplicación funcionó por momentos, pero además sucedió que muchos censistas no tenían capacidad en sus celulares para aguantar esa aplicación, entonces tuvieron que borrar otras cosas tuvieron que hacer la apertura más tarde, hubo situaciones muy variadas”.

 

 

Asimismo, dijo que “se entiende la preocupación de la gente que no fue censada y que trasladó su duda a las escuelas”.

 

 

 

Consultada por la cantidad de viviendas estimadas que quedaron sin censar, Molina aclaró que “eso varía” de acuerdo a la zona, pero reveló: “En nuestra fracción, una sola censista no pudo terminar, le faltó el 10% de las viviendas para censar, pero todo lo demás fue censado”.

 

 

En ese sentido, comentó que “desde la Municipalidad se nos informó que en una parte de un asentamiento los vecinos manifestaban que no habían llegado los censistas, así que ahora se están revisando las planillas”.

 

 

Explicó que “había fracciones que estaban divididas en dos escuelas, con lo cual hay que sumar las planillas y eso es una tarea bastante engorrosa, que lleva tiempo, que implica traslado de material y demás”. “Encima ese traslado tenía características particulares, había que encintar las cajas de a tres, colocarle unos stickers, recién hubo que firmar en el Correo que no se pudo entregar las cajas porque nos habían dicho que pasaban a las 12 y pasaron a las 7.30, y habrá que ver dónde estuvo el teléfono descompuesto”, detalló.

 

 

Tambien le puede interesar