Inicio Destacadas Lifschitz: No suena razonable tener una provincia con la caja llena y una sociedad desesperada por recursos para subsistir

Lifschitz: No suena razonable tener una provincia con la caja llena y una sociedad desesperada por recursos para subsistir

por Ayelen
El ex gobernador de la provincia y actual presidente de la Cámara de Diputados de Santa Fe, Miguel Lifschitz, analizó la realidad nacional y provincial en el marco de la pandemia de coronavirus y la crisis económica. Defendió el rol de la oposición, del diálogo con ganas de crecer y no sólo como slogan y opinó sobre el manejo de la pandemia.

 

 

En diálogo con la CSC Radio, Lifschitz dijo que “la situación es preocupante desde todo punto de vista en que se quiera mirar, desde el punto sanitario porque es lo que más nos preocupa en Santa Fe donde hay un aumento acelerado de los contagios y los fallecimientos que viene disparado en las últimas semanas y que no ha encontrado el techo todavía”.

 

Describió que “el famoso pico parece que siempre se aleja un poco más y nunca vemos la luz al final del túnel. Llevamos ya siete meses largos de cuarentena, de restricciones, de dificultades para funcionar tanto en la economía como en la sociedad y sin embargo la situación sanitaria se sigue agravando”. Ante ello, planteó: “Esa es la primer preocupación y espero que en estos días las autoridades del Ministerio de Salud de la provincia tomen alguna decisión, alguna medida respecto de cómo abordar la situación en este terreno”.

 

A ello, agregó que otra preocupación se da “por las consecuencias fundamentalmente económicas y sociales que esto ha generado, sobre una situación que ya era crítica y que venía de arrastre del gobierno nacional anterior, por lo tanto el panorama es complicado y no se ven los caminos de salida, las decisiones estratégicas y los proyectos a largo plazo del gobierno provincial pero especialmente a nivel nacional que es el ámbito donde se decide la macroeconomía”.

 

Por el contrario, opinó que “pareciera que las cosas se van agravando con el correr de los días con la disparada del dólar, la inflación, el aumento de la pobreza que son indicadores muy preocupantes”.

 

En cuanto a la situación provincial, el ex gobernador indicó que “el hecho de contar con un sector agroindustrial tan desarrollado y diversificado en la provincia de Santa Fe es un plus, siempre nos da la posibilidad de una recuperación más rápida; e incluso el sector agropecuario y agroindustrial es el que menos se ha visto afectado por las restricciones de estos meses de pandemia, pero a pesar de eso la macroeconomía termina perjudicando y poniéndole trabas al desarrollo de este sector tan competitivo que tiene Santa Fe”.

 

 

“Por otro lado en las grandes ciudades, particularmente Gran Rosario y Gran Santa Fe y ciudades industriales como Esperanza también, hay una caída del empleo y eso obviamente genera mucha incertidumbre y preocupación”, agregó.

 

Slogan que suena lindo

 

En este contexto, Lifschitz advirtió que “la idea de que salimos entre todos es un slogan que suena lindo y pareciera inteligente pensar que en un momento tan difícil es necesario sumar fuerzas y lograr acuerdos y consensos, pero percibo que entre el discurso que utilizan los gobiernos y la verdadera vocación de diálogo hay una distancia grande”.

 

“Hay contradicciones, por un lado se habla de la unidad y por otro lado se profundiza la confrontación, se descalifica al adversario, al que piensa distinto, permanentemente se está mirando hacia atrás para buscar responsables en el gobierno anterior; y hay que empezar a mirar hacia adelante y asumir que todos somos, más o menos, responsables de los problemas que existen en Argentina, que no vienen de los últimos cuatro años sino que los problemas estructurales del país vienen de los últimos 25 o 30 años”, refirió.

 

Ante eso, pidió: “Hagámonos cargo los dirigentes políticos de los errores que ha cometido cada gobierno pero miremos hacia adelante y busquemos soluciones concretas”.

 

Como ejemplo de esas soluciones, mencionó que “se necesita exportar más y para eso hay que darle impulso y apoyo a los sectores más competitivos de la economía,  a los que pueden aumentar las exportaciones; se necesita ponerle freno a la inflación y eso implica que hay que reducir el déficit  fiscal y dejar de emitir, y buscar un plan serio para avanzar en este camino y eso necesariamente debe ser fruto de acuerdos legislativos y con los sectores económicos y sociales, porque de otra manera es muy difícil que estas cosas puedan hacerse realidad”.

 

El rol de la oposición

 

Consultado al respecto, analizó que “en un tiempo de crisis como el que se vive el rol de la oposición es aportar desde nuestra perspectiva, desde nuestra visión y nuestra experiencia; porque muchos legisladores del Frente Progresista han sido ministros y yo he sido gobernador es decir que no somos cualquier oposición; somos una oposición que conoce la realidad de Santa Fe, que conoce las características del sistema productivo santafesino y realmente podeos hacer aportes interesantes y valiosos para la gestión de la provincia”.

 

 

“Esa es nuestra vocación pero también se necesita del otro lado predisposición para escuchar y para tomar y poner en consideración los aportes que se vienen haciendo. Creo que la propia realidad nos va a llevar a eso porque no habrá salida ni para la provincia ni para el país si no se buscan ámbitos de acuerdo, no solo en la político sino también con la sociedad civil y los sectores económicos”, analizó.

 

En ese marco, celebró “que se haya convocado al Consejo Económico y Social –lo que veníamos reclamando- porque puede ser un buen ámbito de la provincia para poder escuchar a los empresarios, a los productores, a los trabajadores y buscar caminos de síntesis en estas demandas de los distintos sectores de la sociedad”.

 

Respecto del manejo de la situación sanitaria, aclaró que intenta “no hacer evaluaciones sobre cómo se ha manejado porque reconozco que no era fácil y nadie tenía escrita la receta de cómo abordar una pandemia de estas características”.

 

No obstante, dijo que “a la luz de la realidad y de lo que se ha visto no solo en Santa Fe sino en todo el país en materia de abordaje sanitario de la pandemia, puede decirse que hubo inicialmente un abordaje con mayor previsibilidad cuando se dispuso una temprana cuarentena y se tomaron medidas tendientes a reforzar el sistema de salud, pero en los últimos meses da la sensación de que la pandemia nos pasó por encima y ya nadie sabe qué hacer en cada momento”.

 

“Se da la paradoja de que atravesamos un mes críticos en materia de contagios y fallecimientos y en paralelo se trabaja en seguir abriendo distintos sectores de la actividad económica y sociales, parece contradictorio. Los sistemas de salud están saturados en el sur de la provincia y tenemos el riesgo de que las próximos semanas puedan ser peores todavía y es un momento  donde el liderazgo del área de salud es clave para ordenar la situación y tomar las medidas conducentes”, planteó.

 

 

Perotti y la caja

 

En otro orden de cosas, se refirió a los cuestionamientos del Partido Socialista hacia el gobernador Omar Perotti acusándolo de “hacer caja en plena crisis sin invertirla en políticas sociales” y dijo que “es un dato de la realidad que surge de los informes que mensualmente eleva el propio ministro de Economía, Walter Agosto, donde constan los datos principales de las finanzas provinciales y donde claramente se advierte la disposición del gobierno provincial en plazos fijos en el Banco de Santa Fe de sumas que han ido creciendo mes a mes, a lo largo de estos casi 10 meses de gestión, y que llegan ya a más de 30.000 millones de pesos”.

 

 

“Es un dato de la realidad que el propio gobernador ha reconocido, pero es extraño que es esa situación de bonanza de las finanzas provinciales se de en un contexto de crisis donde todos los sectores de la sociedad y de la economía están reclamando ayudas del Estado. Nos parece que no suena razonable que en un momento crítico, de emergencia como el que atravesamos hoy tengamos una provincia con la caja llena y una sociedad y una economía desesperadas por recursos para poder subsistir”, advirtió.

 

Política y elecciones

 

Consultado por las posibles elecciones del año próximo, apuntó que “es más lo que pregunta el periodismo que lo que se habla en ámbitos políticos, porque es tan vertiginosa la realidad, los problemas, las dificultades y las distintas situaciones que se producen en ámbitos que impactan en el gobierno, en la Legislatura, en las instituciones que no queda demasiado tiempo”.

 

 

“Además es difícil imaginar el escenario político del año próximo. Con tanta velocidad en los cambios de la realidad es muy difícil hacer previsiones  sobre cómo estará el escenario de la política en un proceso electoral futuro. Espero que el año que viene nos dé mayor tranquilidad y se puedan hablar estos temas”, refirió el ex gobernador.

 

Sobre el armado del Frente Progresista, aclaró: “Nunca hemos sido partidarios de hacer antiperonismo ni antimacrismo, siempre pensamos más en una política programática, de ideas, de propuestas; así nació el Frente Progresista hace ya 25 años y vamos a seguir en ese camino. Esto no quiere decir que no estén las puertas abiertas para incorporar a referentes políticos, sociales, del sector económico que quieran sumarse y aportar su trayectoria, su experiencia, a la construcción de un proyecto común en el marco del Frente Progresista”.

 

Asimismo, sentenció que “no están dadas las condiciones ni sería bueno en la provincia de Santa Fe pensar en un frente electoral que fuera solo un rejunte de fuerzas políticas pero sin identidad, sin un programa común y sin un proyecto unificado, y esa es la tarea en la que estamos trabajando”.

 

En cuanto a su posible candidatura en las legislativas nacionales del año próximo teniendo en cuenta que es de los dirigentes con mejor imagen, dijo que “ese dato puede hacerle pensar a muchos dirigentes de nuestro espacio político en la posibilidad de una candidatura pero la verdad es que estoy muy comprometido con la tarea que llevo adelante en la Cámara de Diputados, de poder conducir un bloque importante de 28 legisladores y poder trabajar en el ámbito de la provincia de Santa Fe a la que conozco en profundidad y con la que estoy muy comprometido”.

 

“Esto no quiere decir que no podamos ser parte de un proceso electoral el año que viene pero sinceramente me siento más cómodo hoy trabajado en el ámbito provincial”, explicitó.

 

 

Tambien le puede interesar