Home Noticias Lavagna: «En las Paso no se elige a nadie, que vayan a votar libremente»

Lavagna: «En las Paso no se elige a nadie, que vayan a votar libremente»

by jose

(La Capital Rosario) – El precandidato a presidente de Consenso Federal, Roberto Lavagna, relativizó ayer el valor real que tendrán las Paso del 11 de agosto próximo al afirmar que es una «elección donde no se elige a nadie» y, por lo tanto, pidió que «la gente vaya a votar libremente». Al mismo tiempo, criticó no solo el rumbo económico del actual gobierno sino también del anterior. «La economía argentina hace ocho años que está estancada, es algo único en el mundo. Y con dos políticas distintas y, sin embargo, con el mismo resultado», planteó el dirigente, que está tratando de sortear una polarización extrema entre el macrismo y el kirchnerismo.

Lavagna protagonizó varias actividades de campaña en Rosario, acompañado por el gobernador Miguel Lifschitz y los precandidatos a diputado nacional de la lista que encabeza Enrique Estévez. Siempre junto a dirigentes socialistas, el ex ministro de Economía nacional comenzó a la mañana su incursión por estas tierras con una visita al Polo Tecnológico (en la zona sur), siguió al mediodía con una caminata por la peatonal Córdoba y culminó a la tarde con una encuentro con empresarios en Puerto Norte.

Estaba previsto que con Lavagna viniera también Juan Manuel Urtubey, su compañero de fórmula. Pero el gobernador de Salta no formó parte de la recorrida. La explicación oficial fue que enfrenta por estos días un severo conflicto con el gremio docente y decidió quedarse en su provincia para tratar de resolverlo.

Casualidad o no, la ausencia del salteño alivió un poco la carga de la mochila que llevan las principales figuras del socialismo que sostienen la candidatura de Lavagna. El conflicto no es tanto por la figura del ex ministro de Economía sino por Urtubey, un político que a la base socialista se le hace difícil defender por sus rasgos identitarios de peronista ortodoxo y conservador.

Ese malestar, que se venía cocinando por abajo, lo expuso públicamente el diputado provincial Eduardo Di Pollina el lunes pasado. Al otro día, el propio Lifschitz y Antonio Bonfatti (presidente del partido) salieron a defender en bloque el aval del socialismo a la fórmula Lavagna-Urtubey e intentaron aislar el virus del «díscolo» Di Pollina, haciéndolo ver como una voz solitaria y marginal dentro del partido.

«Para nosotros es un asunto superado. Más allá de esa expresión en particular, todo el socialismo está detrás de las precandidaturas de Lavagna, para presidente, y de Estévez para diputado», le dijo a La Capital Pablo Farías, ministro de Gobierno de la gestión Lifschitz, mientras acompañaba al economista en su caminata por el Polo Tecnológico. Precisamente, Farías, junto a Verónica Irizar (actual concejala y ex precandidata a intendenta), se pondrán al frente de la campaña electoral de Consenso Federal en Santa Fe.

Lifschitz abordó escuetamente la cuestión en la conferencia de prensa. «Es una opinión personal que no expresa la postura orgánica del partido», respondió cuando una movilera lo interrogó sobre la posición de Di Pollina. A esas palabras las acompañó con una mirada pétrea y con cierto fastidio. Contrastó con la actitud de Lavagna, quien estaba a su lado. Al escuchar la pregunta, el ex ministro de Economía se echó hacia atrás y esbozó una sonrisa irónica.

Más sereno, el gobernador explicó los motivos que llevaron al socialismo a integrar el espacio que lidera Lavagna. «Consenso Federal está integrado dirigentes y sectores políticos muy diversos, pero coincidimos en un proyecto común para la Argentina. Ese proyecto lo sintetiza muy bien el doctor Lavagna, diciendo que lo nuestro no es ni Mauricio Macri ni Cristina Kirchner sino un proyecto alternativo superador a la grieta. No queremos volver al pasado y no queremos este presente que esta angustiando a los argentinos», justificó Lifschitz.

Por esa veta entre los dos bloques antagónicos (Juntos por el Cambio y Frente de Todos) es por donde quiere terciar Consenso Federal. Lavagna le restó importancia a las encuestas y dijo que la «verdadera» llegará el 11 de agosto con las primarias.

«Las Paso son una gran encuesta nacional, uno puede muy libremente votar. Y eso es lo que pedimos a la población: que vote libremente», consideró Lavagna.

Luego, sus palabras fueron por caminos conceptuales más cómodos para él, sobre todo cuando abordó la cuestión económica.

«La economía argentina hace ocho años que está estancada. Es un caso único en el mundo. Ocho años significan los últimos cuatro años del gobierno anterior y los cuatro de este. Con dos políticas totalmente distintas y, sin embargo, con el mismo resultado», razonó Lavagna. Y dijo que para reactivar el consumo «hay que poner plata en los bolsillos de los argentinos».

«La economía argentina hace ocho años que está estancada. Con dos políticas diferentes y con el mismo resultado».

You may also like