Inicio Noticias Las fuerzas federales ya están en la provincia

Las fuerzas federales ya están en la provincia

por Ayelen

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, llegó este jueves a Santa Fe en consonancia con el arribo de las fuerzas federales de seguridad a la provincia. Ofreció una conferencia de prensa junto al gobernador Miguel Lifschitz y el intendente José Corral, para dar precisiones del operativo que se desplegará.

“A las ocho de la mañana de hoy, en las ciudades de Rosario, Santa Fe, Santo Tomé, Venado Tuerto, Reconquista, Rafaela, Arroyo Seco, Villa Gobernador Gálvez, Funes, en Villa Constitución y San Lorenzo ya se desplegaron fuerzas federales de la Gendarmería nacional, de la Prefectura, la Policía Federal Argentina y de la Policía Nacional Aeroportuaria”. De este modo abrió el encuentro con la prensa la funcionaria nacional confirmando la llegada, pero volvió a evitar decir cuántos serán los efectivos de cada una de las fuerzas que se distribuirán en todo el territorio.

Sólo calificó esa cantidad, pero no la precisó. “Son muchos -volvió a decir ante la pregunta puntual de un periodista- y van a ser los suficientes para hacer la tarea que tenemos que hacer”. Ante la decisión deliberada de no precisar cuántos serán, las versiones que pretenden estimar la cantidad y cómo se distribuirán son múltiples.

Bullrich llegó bajo la lluvia a la casona del barrio sur de Santa Fe donde funcionará el comité operativo de las fuerzas, acompañada por José Corral que ofició como anfitrión, incluso, esperándola en el aeropuerto de Sauce Viejo.

En el lugar de la conferencia esperaban el gobernador, dos de sus ministros -Maximiliano Pullaro y Pablo Farías-, legisladores nacionales del PRO y la UCR, el juez federal por Santa Fe, Reynaldo Rodríguez, y los fiscales federales. En las inmediaciones se cortó el tránsito y se dispuso un fuerte operativo con una sucesión de móviles y efectivos pertenecientes a todas las fuerzas nacionales.

La llegada de Bullrich y los gendarmes se dio después de una áspera discusión entre provincia y Nación, que hoy no desconoció la funcionaria.  “Hemos tenido discusiones fuertes. Nos dijimos cosas; el gobierno también nos dijo cosas de cómo habían sido tal vez otros momentos con falta de coordinación. Pero decir la verdad permite que todos podamos partir de un punto, y eso nos sirvió para elaborar un buen convenio sobre cuáles son los puntos estratégicos sobre los que hay que trabajar”, planteó. Y dejó en claro uno de los aspectos que más controversia habían generado durante la negociación: qué injerencia tendrán las fuerzas federales.

“Las fuerzas federales han quedado a cargo del delito federal. Eso está bien claro en el convenio -dijo la funcionaria saldando la discusión-. No están a cargo de la seguridad de la provincia, que es una materia indelegable del gobernador de la provincia; están a cargo del delito federal. La discusión dura -insistió- nos llevó a tener una buena solución. Porque muchas veces las sonrisas o lo políticamente correcto nos llevan a hacer cosas superficiales. Van a ver que esto es un tema de fondo”, sentenció.

Lifschitz pidió, entonces, la palabra y aseguró que habrá un trabajo “coordinado y conjunto tanto de patrullaje como de manejo de información”, que involucrará también a la policía de Santa Fe; y valoró que el acuerdo firmado con esta provincia es el primero que se rubrica en el marco del Plan Nacional contra el Narcotráfico.

En la práctica

Para el trabajo con fuerzas federales se constituyeron un Comité Estratégico y un Comité Operativo, que tendrá reuniones semanales. Los operativos estarán bajo el mando del comandante Claudio Miguel Brilloni. Según informó diario El Litoral, además de la presencia de uniformados, muchos de los efectivos nacionales estarán de civil, afectados a los barrios más conflictivos de la ciudad.

Bullrich, que estuvo hoy acompañada por el secretario de Seguridad de la Nación, Eugenio Burzaco, encendió un alerta sobre la corrupción en las fuerzas policiales.

“La única manera de trabajar en serio contra el delito es que la corrupción sea una excepción y la ética sea la regla; que el estado esté de un lado en todos sus niveles, porque cuando eso no sucede, el problema se multiplica. Ésa va a ser una tarea entre todos. Donde veamos problemas, los haremos públicos y se los diremos a las autoridades provinciales; tendremos controles cruzados, pero la regla es que hay que poner el estado de un solo lado. Si no, no hay lucha contra el narcotráfico”, concluyó.

Vestigios de una casa de campaña

El inmueble donde funcionará la base operativa de las fuerzas federales en esta ciudad es el mismo que albergó durante la última campaña electoral a la Fundación Pensar, espacio logístico para el trabajo político del PRO, que promovió la candidatura de Miguel del Sel para la gobernación santafesina.

En las paredes de una especie de Salón de Usos Múltiples, hoy se despliegan mapas de la ciudad y la provincia. Pero en otras paredes, como en la del hall de ingreso, aún quedan vestigios de campaña. Allí se leía hoy un sobreimpreso en letras bien visibles y negras: “Armando buenos equipos, las cosas van a cambiar. Eso es lo que hicimos en la ciudad de Buenos Aires y lo que vamos a hacer en el país”. La cita lleva la firma del actual presidente Mauricio Macri.

Y en una de las habitaciones se mantiene inalterable una pared convertida en una suerte de gran pancarta de campaña… Allí, permanecen un sinfín de mensajes alentando la candidatura de Miguel del Sel. Están escritos de puño y letra por los propios dirigentes, entre los que se cuentan diputados nacionales, la actual vice presidenta Gabriela Michetti y el propio Macri.

En esa habitación, esta mañana antes de la conferencia de prensa, Patricia Bullrich, funcionarios nacionales y legisladores tuvieron una breve reunión técnica y privada. Ahí también estuvo Miguel Lifschitz, que por menos de dos mil votos le ganó la gobernación a quien alentaban los graffitis espontáneos que permanecen en la pared de la casona del sur.

Tambien le puede interesar

Dejar comentario