Home Destacadas La semana se inicia sin transporte público de pasajeros

La semana se inicia sin transporte público de pasajeros

by juanmanuel

Este martes habrá una nueva reunión en Buenos Aires. Pero hasta el momento no se avizoran acuerdos frente a un problema que es de arrastre y que se agravó con la pandemia.

(Aire de Santa Fe) – Otro día sin colectivos en el interior de la Argentina. Y, al menos hasta ahora, lo único que se sabe es que mañana martes habrá una nueva reunión en la ciudad de Buenos Aires, donde se intentará -una vez más- destrabar un conflicto en el que se entremezclan situaciones de coyuntura con una crisis de base que pone al sistema en jaque desde hace tiempo.

Una vez más, el motivo de la huelga radica en que los choferes no cobran en tiempo y forma sus haberes. Y en julio, se suma la incertidumbre sobre el pago del aguinaldo.

Si existe una característica clave en este conflicto es que todas las partes coinciden en el diagnóstico y son conscientes de que la única alternativa para sortear este inconveniente es que el Gobierno de la Nación destine más dinero en subsidios para el transporte del interior. Esto permitiría, al menos, que las unidades regresen a las calles, pero no solucionaría los problemas de fondo.

Sin el Estado el sistema no resiste

Se sabe que el sistema solo puede sostenerse con el auxilio del Estado. Y también se sabe que la pandemia de coronavirus representó una suerte de golpe de gracia para un esquema que ya tambaleaba antes del 20 de marzo de este año, con el inicio de la cuarentena. La recaudación no alcanza para cubrir los gastos de funcionamiento y el pago de los salarios. Y para colmo, la distribución de los subsidios sigue siendo inequitativa entre las empresas del interior y las de Capital Federal y Gran Buenos Aires. A principios de este año, el Amba recibía subsidios por 18 mil millones de pesos mensuales, mientras que al interior habían llegado 6 mil millones de pesos para todo un cuatrimestre.

Las empresas de Buenos Aires no solo reciben más subsidios, sino que transportan muchos más pasajeros por kilómetro recorrido, lo que repercute directamente en la recaudación.

“La cámara empresarial no puede llevar adelante una oferta si no existe una compensación por la caída de la recaudación”, explicó Marcelo Gariboldi, secretario adjunto de UTA en diálogo con Aire Digital la semana pasada.

Los mismos argumentos

Los argumentos no cambian, las posturas son las mismas y las medidas de fuerza se extienden y dejan sin servicio a los usuarios. Las empresas sostienen que ante la caída de la recaudación no cuentan con los fondos necesarios para el pago de las responsabilidades patronales. Al mismo tiempo, reclaman la llegada de subsidios.

El conflicto se repite, tal como sucedió en mayo cuando en la mayor parte del interior del país los servicios de transporte pararon. En la ciudad de Santa Fe, la medida se extendió por 19 días en mayo. “La situación es la misma en todo el país— explicó el secretario Adjunto de UTA—. Y afecta a un total de 34.000 trabajadores”. El referente local de UTA manifestó que no hay propuestas y ante la falta de compensación (subsidios) la situación se mantendrá. “Ya pasaron más de 100 días desde el inicio de la pandemia y llevamos muchas audiencias avizorando que esto iba a pasar agravándose aun con la llegada del aguinaldo”, agregó Gariboldi. Las deudas que arrastran los empresarios data del año 2019 e incluyen una diferencia salarial, decretos que no fueron cumplidos, el aguinaldo y el sueldo de julio.“Lo que sucede es que no van a cumplir con nada si no reciben los subsidios”, manifestó Gariboldi.

You may also like