Inicio Destacadas La industria y un disparador de la pandemia: “El trabajo del futuro es generar tecnología”

La industria y un disparador de la pandemia: “El trabajo del futuro es generar tecnología”

por jose
El empresario esperancino Rubén Wohr, reflexionó en diálogo sobre las exigencias que plantea el Covid-19 pero al mismo tiempo advierte las premisas necesarias para establecer de una vez por todas un perfil industrial imprescindible para el desarrollo.

 

 

(Publicado en El Santafesino) –  El sector industrial argentino no es ajeno a la interpelación que la pandemia de coronavirus plantea a nivel global. El cumplimiento de las normas laborales en tiempos de emergencia sanitaria, los protocolos sanitarios y el teletrabajo, son algunos nuevos desafíos a implementar con la presión de una situación límite: la mantención de las fuentes laborales y la subsistencia misma de cualquier empresa.

 

“Necesitamos un liderazgo que estimule a la sociedad a querer iniciar un camino de crecimiento con inserción tecnológica y del conocimiento en la participación mundial”, puntualizó en este marco el titular de Wohr Química, Ruben Wohr, quien siempre mira un poco más lejos del presente.

 

Entre otras acciones, dicha tarea implica revisar las políticas de estado argentinas por parte de “un estadista que nos pueda estimular a empezar ese ciclo virtuoso y que, además, baje ese mismo lineamiento a todos los estamentos de la sociedad”. Asimismo, exige que la “clase política deje de mirar el partido como prioridad y se concentre en las políticas de estado” que, a través de un consenso a largo plazo, sustentan un proyecto de país.

 

El empresario esperancino advirtió que nuestro país tiene el desafío de “empezar a pensar el trabajo del futuro que es generar tecnología”. En este sentido, instó a reflexionar “qué es lo que el mundo consume que nosotros le podemos ofrecer, además de soja y trigo, y qué es lo que demanda nuestra propia industria, que muchas veces es materia prima pero otras es tecnología en maquinarias. Todo esto requiere de una revisión de las políticas de estado y de la mirada del empresario para definir su participación en el mercado. Si miramos lo que consumimos, básicamente es tecnología”.

 

En diálogo con El Santafesino, Wohr recordó que Argentina “llegó a estar entre los primeros países del mundo y hoy está entre los países que menos ha crecido en los últimos 50 años”. También mencionó que tal decadencia amerita un análisis constructivo de las experiencias pasadas para comenzar a mirar al futuro con renovada esperanza.

 

El empleo y la asistencia estatal

 

En relación a uno de los desafíos mencionados al comienzo, Rubén Wohr, sostuvo que el teletrabajo “dispara un reto sumamente complejo para el sistema laboral” porque la imposibilidad de acceder al lugar de trabajo sumada a la demanda sostenida de productos, “requieren una solución que, muchas veces, está en reemplazar tecnología en maquinarias por personas disponibles”.

 

En nuestros días, la pandemia de coronavirus “potenció un asistencialismo muy grande que tiene un peso importante en el Estado. Es imposible quitarlo hoy pero si podemos empezar a pensar cómo lo reducimos en los próximos 5 años y cómo insertamos laboralmente a esa gente; lo cual va a exigir algunas cuestiones de flexibilización de los gremios del empleo porque, en realidad, no hay que estímulos para que alguien tome empleados”, sostuvo Wohr.

 

“Creo que esta crisis es una oportunidad”, aseguró el empresario y añadió que “cuando uno tiene dificultades empieza a sentirse más débil y empieza a tener necesidad de juntarse con el otro para ver cómo las resolvemos, porque con mis propias fuerzas es imposible. Esta crisis tiene esa posibilidad para Argentina, que deje de lado las discusiones superfluas y empiece a pensar los temas de fondo. Hoy tenemos aproximadamente un 50% de pobreza y, quizás, vamos a llegar a valores superiores si no dejamos de lado tanto las críticas como los prejuicios y nos enfocamos en las políticas de estado que nos lleven a dónde queremos ir como argentinos”.

 

Por último, en relación al papel de las cámaras empresarias, dijo que constituyen un componente esencial para diseminar esta idea, en los últimos años su rol se fue distorsionando frente a la influencia del estado y de los partidos políticos. En referencia a las gremiales empresarias, el dirigente indicó que “no pueden tener alineamiento partidario, tienen que tener alineamiento en políticas de estado para su sector” y remarcó que “es fundamental que las instituciones funcionen independientemente” para poder reimpulsar la industria nacional.

 

 

Tambien le puede interesar