Inicio Destacadas La heladería clausurada ya tenía otras actas de incumplimiento

La heladería clausurada ya tenía otras actas de incumplimiento

por Ayelen
El comercio está ubicado en calles 9 de Julio y Janssen y según confirmó el Secretario de Hacienda ya contaba con actas previas y multas por incumplimientos a las medidas sanitarias como uso de barbijo y horario de cierre.

 

 

Al respecto, el secretario de Hacienda de Esperanza, Luciano Rezzoagli, aclaró que “políticamente se ha hecho lo posible para favorecer de la manera más apropiada al comercio y el derecho de trabajo en la ciudad, y se han tomado medidas más flexibles que en otras localidades, pero en el cumplimiento de los decretos nacionales y provinciales tenemos cierto marco de actuación y hay que respetar que este derecho al trabajo se realice dentro del marco de horarios mínimos y máximos para intentar que haya menor circulación, que es uno de los aspectos centrales para disminuir los casos, y en eso Esperanza hoy está en un estado muy complicado respecto de los contagios”.

 

 

Respecto del procedimiento, explicó que “si se trata de una circunstancia administrativa como el incumplimiento del horario de cierre se realiza un acta informativa que no implica multa alguna, pero si se llega al incumplimiento secuencial de los horarios se hacen dos actas de multa hasta que en la tercera ocasión consecutiva por falta de acatamiento a las normativas se llega a una clausura preventiva”.

 

 

De todos modos, en declaraciones realizadas a Play Televisión agregó que “si se trata de cuestiones bromatológicas o de algo relativo a la salubridad la clausura puede efectuarse de modo inmediato”.

 

 

En el caso concreto de la heladería en cuestión, indicó que “se pudo observar que hay un proceso administrativo efectuado por los inspectores de comercios que hacen sus rondas con acompañamiento de la Policía de la provincia para garantizar el horario de cierre y hay sendas actas de incumplimiento por no usar barbijo y por no cumplir el horario de cierre”.

 

 

 

 

“Ante la negativa a cumplir el horario de cierre, ya con tres actas previas informativas y dos actas de multa, y el enfrentamiento con inspectores y personal policial se dieron a la tarea de la clausura pertinente por incumplimiento del decreto provincial”, justificó.

 

 

Ante ello, reiteró que “dentro de las decisiones propias de la gestión se estableció la mayor posibilidad de flexibilización de trabajo atento a las necesidades y al momento económico tan difícil en medio de la pandemia que nos toca vivir, pero en ese sentido también tenemos disposiciones claras que hacen a la restricción de la circulación donde los horarios de apertura y cierre y el protocolo son de estricto cumplimiento”.

 

 

“Acá hay un aparato burocrático regido por el derecho administrativo que ha seguido las instancias pertinentes y ante el incumplimiento en este comercio –o en cualquier otro- se ha tenido que ver en la penosa necesidad de hacer una clausura preventiva”, concluyó.

 

 

 

Municipio clausuró una heladería y la gente se movilizó

Tambien le puede interesar