Home Nacionales La Feria Internacional del Libro abrió sus puertas en Buenos Aires

La Feria Internacional del Libro abrió sus puertas en Buenos Aires

by juanmanuel

(Perfil) – Como es costumbre, a fines de abril y principios de mayo de cada año llega uno de los eventos más esperados para los amantes de la lectura. Durante las semanas que dura la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, el predio de La Rural se llena de lectores, curiosos y contingentes de estudiantes que recorren los diferentes stands en busca de propuestas interesantes.

Hoy también la Feria se vive como una oportunidad única para el sector en medio de un contexto económico crítico, aunque representa esfuerzos y desafíos operativos para la mayoría de los sellos. Esta 45° edición, que se desarrollará del 25 de abril al 13 de mayo, contará con la presencia de Barcelona como ciudad invitada de honor, decenas de invitados internacionales y actividades para todos los gustos.

Cifras que preocupan. Nunca antes como este año, la situación general del libro afectará el contenido de la Feria. En el informe de producción realizado por la Cámara Argentina del Libro (CAL), se puede comprobar cómo influye la crisis económica que vive el país al sector editorial. Durante el 2018, se imprimieron poco más de 43 millones de libros, lo que representa una caída del 48% con respecto al 2015, año en el que comenzó la tendencia a la baja. Los precios de los insumos básicos para la producción editorial, como el papel y las cartulinas de tapa, se encuentran expresados en dólares, un hecho que contribuye a la crisis.

Al respecto, Victor Malumián, editor de Godot y uno de los organizadores de la más pequeña Feria de Editores dedicada al libro independiente, destaca a NOTICIAS: “El salario real de los lectores y las lectoras está muy golpeado. La venta, y están los informes de la CAL para mayor precisión, viene en caída hace varios meses de forma continua. Es casi imposible que no afecte la producción”.

Pese al contexto preocupante, la Feria siempre se presenta como un paréntesis en el que la realidad se da una suerte de respiro. Oche Califa, Director institucional y cultural de la Fundación El Libro, comenta: “Tenemos una expectativa siempre optimista porque la Feria tiene 45 ediciones, es un acontecimiento muy sólido. Esperamos igualar o superar el resultado de la edición anterior”.

Según el propio Califa, cada año suelen pasar por La Rural cerca de un millón de personas, número que se mantiene relativamente estable. Ahora bien, los ojos de esta edición de la Feria del Libro estarán depositados en las ventas de ejemplares. “Es una expectativa especial. El problema está en el resultado de caja que puede tener cada stand con sus ventas”, destaca el representante de Fundación El Libro. Además, asegura que se enfrenta “un momento difícil y la industria del libro lleva ya un periodo en esta situación, aunque suele ocurrir que la Feria logra un momento muy fuerte de empatía y la gente hace gastos que tal vez en otros momentos no haría”.

En la misma dirección se expresa Ignacio Iraola, Director Editorial Cono Sur del Grupo Planeta en la Argentina: “La Feria siempre es una burbuja, no es el reflejo claro de lo que está pasando en el mercado. Pasó el año pasado y lo más probable es que se repita. Se trata de un público que no es específicamente el de las librerías”. En ese sentido, agrega: “una cosa es pensar la Feria a nivel de convocatoria y otra pensarla en ventas. En el 99% de los casos no es negocio para las editoriales, porque significa muchísimos gastos, como el alquiler del espacio, construcción de stand, personal, etc. Cuando salís empatado es para festejar”, asegura a NOTICIAS.

Sobre el contexto de incertidumbre económica, Iraola lo expresa claramente: “Este año y el año pasado son los peores de la industria desde el 2001 y 2002 hasta acá.Nosotros tratamos de hacerle frente a eso reduciendo los costos, del 2016 al 2018 publicamos 200 títulos menos. Planeta venía sacando 600 libros por año a través de todas sus licencias”, explica en concordancia con el informe de la CAL.

Para todos los gustos. La característica principal de la Feria no es sólo la masividad, sino también la diversidad de propuestas. Con una programación que no se agota únicamente en la oferta literaria, los distintos públicos lectores pueden encontrar un repertorio ecléctico que incluye espacios para distintas profesiones, libros de celebrities, programas de radio y televisión en vivo, etc.

Además de los grandes sellos, donde los grupos Planeta y Penguin Random House pelean mano a mano todos los años, las editoriales de menor tamaño también empiezan a ganar lugar en la Feria del Libro: “Nosotros trabajamos para que el acceso de esas pymes sea posible. Este año es la tercera edición de un sector de la Feria que se llama ‘nuevo barrio’, el cual ofrece 12 stands de manera gratuita a quienes nunca habían venido para que hagan una primera experiencia”, destaca Califa.

Por su parte, Malumián reflexiona sobre los factores que hacen a una mayor presencia de los sellos denominados “independientes”: “Se dieron varios factores. Por un lado, un cambio en el reglamento, ya hace algunos años, que permitió compartir stand. Eso hizo que el costo, dividido en varios sellos, se torne afrontable. Por otra parte, las editoriales más pequeñas en los últimos cinco años han mejorado notablemente su capacidad para realizar una distribución efectiva y tener más presencia en la prensa”.

Barcelona. Bajo el lema “Barcelona Ciudad Literaria” y con más de 100 actividades, la ciudad catalana será la invitada de honor de la edición 45 de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. Con un stand de 200 metros cuadrados, que contará con auditorio y espacio de venta de libros, se desarrollarán charlas, homenajes, entrevistas abiertas, recitales y muestras de fotografías.

En la ya tradicional Noche de la Feria, en donde el público puede ingresar de manera gratuita y que se llevará a cabo el próximo 27 de abril, el espectáculo principal será el de la artista catalana Silvia Pérez Cruz, con un show musical en la pista central del predio de La Rural. El 30 de abril, y como muestra de la variedad de ofertas que exceden a lo literario, Carlos Cuevas y Héctor Lozano, el actor protagonista y el creador, respectivamente, de la serie Merlí, brindarán una charla abierta para descubrir secretos de la serie.

Invitados. Los autores internacionales que visitarán Buenos Aires este año son Arturo Pérez-Reverte, Rosa Montero, Santiago Posteguillo, Gael Faye, Sandro Veronesi, Carlos Fonseca, Anselm Grün, Sergio Ramírez, Bryce Echenique, Gioconda Belli, Laurence Debray, Jul, Carlos Zanón, Paula Bonet, Mackenzi Lee y Sara Búho, entre otros. Además, habrá espacios y actividades pensadas para públicos específicos, como la quinta edición del Encuentro Internacional de Booktubers, evento que suele convocar a filas interminables de adolescentes. También se destaca una de las propuestas más interesantes que se inauguró en la edición del año pasado: el espacio Orgullo y Prejuicio, dedicado a la diversidad sexual y cultural, que cuenta con stand y auditorio propio.

De esta manera, la nueva edición de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires intentará reafirmar su fama de oasis en medio de un contexto árido y preocupante.La variedad de su oferta y el cronograma de actividades apuntan a ello, a pesar de los bolsillos cada vez más flacos de las editoriales y los propios visitantes.

You may also like