Inicio Destacadas La Escuela Granja cumple 55 años de vida

La Escuela Granja cumple 55 años de vida

por jose
Este domingo la Escuela de Agricultura, Ganadería y Granja de la Universidad Nacional del Litoral conmemora un nuevo aniversario.

 

 

Aquí una reflexión compartida por la institución en redes sociales, a cargo de la docente María Susana Huber, en representación de la comunidad educativa de la escuela:

 

La Universidad Nacional del Litoral festeja hoy el cumpleaños número 55 de una de sus hijas dilectas: la Escuela de Agricultura, Ganadería y Granja de la ciudad de Esperanza perteneciente, por consanguinidad paterna, a las Facultades de Ciencias Agrarias y Ciencias Veterinarias.

 

 

 

Tantos años de empeño en la búsqueda permanente de excelencia académica en la formación de Técnicos en Producción Agropecuaria no han sido en vano. Cada año, esta maestra en lides rurales ve egresar a sus alumnos convertidos en profesionales de prácticas específicas de su modalidad, y advierte, orgullosa, que se abren paso en el mundo que los aguarda para desempeñarse con la maestría que la experiencia de campo les ha hecho correr por las venas. Las secciones y las aulas se confabularon durante todos estos años para hacer surgir de estos adolescentes inquietos, el mejor chico Granja: el que se juega y abraza la camiseta por el espacio verde, los animales cuidados, la huerta pródiga en frutos y la sala de industria de dulces y quesos de gran potencial.

 

Pero esta vez toda la comunidad de la escuela se hermana y abraza otro logro más fecundo aún que el conquistado hasta ahora. Una tormenta sorpresiva ha huracanado sus vientos contra la educación general pero no ha logrado desviar el rumbo de esta inmensa nave que pudo resistir, estoica, sus vaivenes: un virus pandémico, aunque quiso, no pudo cerrar sus aulas ni las tapas de los libros. No pulverizó los apuntes ni las prácticas profesionalizantes. La Escuela Granja supo reinventarse, con la ayuda de capitanes, marineros y grumetes, para subirse a los nuevos avatares tecnológicos, para encontrar nuevas formas de comunicarse con sus docentes, familias y alumnos, y para desintegrar la desigualdad social en la consecución de herramientas de estudio necesarias para completar el normal desarrollo de las clases para todos sus alumnos.

 

 

 

 

A vos te hablo, ahora, Granja querida. Te merecés todo lo mejor que se avecina. Además del afecto y el respeto ganado por estos años de siembra profusa, obtuviste el paso al siguiente nivel: tormenta vencida.

 

Que los cumplas feliz, junto a toda tu gente. La que tiene corazón de llanura y mente de cielo abierto. Gracias a todos los que colaboran a diario, entre luces o detrás de bambalinas, para hacer de ésta, una de las mejores versiones educativas preuniversitarias.

 

Dale, Granja, que vos podés cada día más. Te queremos tanto…

 

Profesora María Susana Huber.

 

 

Tambien le puede interesar