Inicio Destacadas La Asamblea de AUT formalizó el reparto de utilidades entre sus socios

La Asamblea de AUT formalizó el reparto de utilidades entre sus socios

por jose
Tras su reestructuración, hace más de 12 años, en el último ejercicio económico la cooperativa de Franck logró distribuir superávit entre más de 300 productores. El presidente de la Asociación Unión Tamberos, Luis Zurverra, analizó el presente de los establecimientos en la región.

 

 

Un hecho inédito en más de una década caracterizará la Asamblea General Ordinaria de Asociación Unión Tamberos (AUT) que tendrá lugar, tras haberse aplazado en agosto último a causa de la pandemia, este viernes 15 de enero: los socios recibirán su parte de la ganancia que arrojó el último ejercicio económico.

 

 

«Gracias a Dios fue un buen balance en el cual la cooperativa tuvo superávit», dijo el presidente Luis Zurverra, por lo que en el orden del día -entre otros aspectos- los socios deberán aprobar «la distribución de dividendos, que volvió a darse después de muchos años». En la práctica esta distribución ya se hizo en la fecha programada originalmente para la Asamblea y ahora deberá ser aprobada por los alrededor de 300 de la institución.

 

 

«Yo creo que hacía más de 12 años que la cooperativa no repartía dividendos», indicó el directivo. En estos años, recordó, hubo una reestructuración que implicó dejar de comercializar leche como actividad principal para desarrollarse en la provisión de insumos y, más recientemente, el acopio de cereales.

 

 

«Todo eso fue generando ganancias; al ampliarse las unidades de negocios y hacer más efectivas las compras y mejorar las ventas, el cliente confió más en la cooperativa y eso generó márgenes como para poder distribuirlos después de tanto tiempo», resumió Zurverra.

 

 

La Asamblea se realizó el viernes en el camping que la cooperativa posee en la ciudad de Franck bajo estrictos protocolos sanitarios a causa de la pandemia.

 

 

 

 

Situación lechera

 

 

En cuanto al diagnóstico sectorial, Zurverra sostuvo que 2020 fue un año complicado en varios órdenes. Aunque en los primeros meses el precio al tambero era bueno, en torno a $16/18 pesos por litro, equivalente a u$s 0.30/0.33 (por un tipo de cambio menor), explicó: «en el arranque de la pandemia con un litro de leche el productor compraba alrededor de 1.6/1.7Kg de maíz, mientras hoy apenas compra 0.7/0.8Kg; es un problema: el costo del alimento aumentó y la leche no».

 

 

Para el titular de AUT en noviembre el precio de la leche cruda debiera haber sido de $25/26L y en diciembre el valor promedio nacional publicado por el SIGLEA (Sistema Integrado de Gestión de la Lechería Argentina) fue de $21.30L. «Hay una diferencia en el valor de la leche que el productor no la está recibiendo y el costo sigue en aumento», indicó. «Y no sólo de los granos; todo lo que precisa el productor está dolarizado: medicamentos, productos de limpieza, semillas, agroquímicos, fertilizantes».

 

 

En situaciones como ésta, reconoció, lo habitual es que el productor recorte concentrados en la dieta de las vacas. Sin embargo aún no nota en la cooperativa una menor demanda de alimento. «Lo primero que hace es sacarle un kilo de comida para achicar costos, pero este año quizás por el clima nuestro despacho mensual de balanceados no ha variado: quiere decir que el tambero sigue alimentando de la misma manera».

 

 

Lo que sí ha visto Zurverra, es que muchos productores con parte del tambo confinado «han largado una parte al pasto». También mencionó que las reservas están amenazadas porque, a causa de la sequía, los maíces no son de gran calidad y el picado se encarecerá al momento de confeccionar las reservas, «así que va a ser un año complicadito».

 

 

Fuente Campo Litoral – Juan Fernández.

 

 

Tambien le puede interesar