Iveco suspendió a sus 900 empleados de planta en Córdoba

Sólo trabajarían 10 días en todo marzo. La italiana es otra de las empresas del sector del transporte que está en crisis y ya tiene a 4.000 empleados afectados por suspensiones o despidos.

La crisis sin frenos del sector automotriz tiene víctima: el fabricante de camiones Iveco acaba de anunciar que suspendió a sus 900 operarios de su planta de Ferreyra, en Córdoba, que sólo funcionarán 1o días en el mes de marzo, según fuentes gremiales.

De esta manera, los empleados del sector automotriz afectados por suspensiones o despidos ya alcanzan los 4.000 en todo el país.
Iveco informa que en función de los niveles actuales de demanda del mercado y de los stocks existentes se está llevando a cabo un proceso de suspensiones con pago de haberes“, expresó la compañía, a pedido de Infobae, sin dar ningún otro detalle ni especificación. Los principales ejecutivos de la empresa están en Expoagro. “Esta situación de suspensiones semanales, o diarias, se da hace dos o tres meses”, dijeron allegados.

Suspensiones en todo el sector

“Calculamos 3.500 despidos y 3.000 suspensiones en el sector. Hubo cierres, como el de Metalpar, que dejó sin trabajo a 600 personas. Era una carrocería con mucha integración nacional que dejó afuera a otras 1.500 personas que no son de Smata, pero están en rubros como plástico o vidrios. Otros fueron retiros voluntarios o achicamientos”, explicó a Infobae Ricardo Pignanelli, titular del gremio Smata.

“Con el recorte de salarios, el trabajador pierde todas las cargas. Me doy cuenta de cómo viene el proceso porque en nuestra obra social hay una demanda ascendente de psicología y psiquiatría, porque no trabajar afecta mucho”, agregó el dirigente gremial. Según detalló, hoy el gremio cuenta con 85.000 afiliados.

En los últimos días anunciaron suspensiones en sus plantas Peugeot y Renault, que se sumaron a esquemas de licencias que ya venían implementando otras como Honda, Fiat y General Motors. En el sector aseguran que, salvo el caso de Toyota, la mayoría de las compañías planea tomar decisiones similares en el corto plazo.

Según los datos del Indec, en diciembre del año pasado, la capacidad instalada de la industria alcanzó su nivel más bajo desde 2002. En el caso de la industria automotriz trabajó al 25,6% de su capacidad.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.