Inicio NoticiasCultura Intercambios rotarios

Intercambios rotarios

por jose

El flamante presidente del Rotary Club Esperanza, Fernando Barragán, presentó a la prensa local dos experiencias de intercambios en las cuales el club de servicio local tuvo activa participación. Una la posibilidad de contar con un becario y un rotario líder del IGE -Intercambio de Grupo de Estudios- en Alemania. Durante un mes Randolfo Hoffmann pudo compartir esa experiencia y dio cuenta de la internacionalidad de Rotary, su trabajo en cada una de las comunidades y el aprendizaje para cada uno de los integrantes de ese grupo.

También conversó con los periodistas locales la joven danesa Millie Rasmussen de 17 años quien contó en pocos minutos su experiencia de un año en la ciudad. «Todo me ha ido re bien, pero se me mezclan los sentimientos, porque yo quiero volver a Dinamarca porque extraño mucho a mi familia y a mis amigos, pero también quiero quedarme porque tengo muchos amigos aquí. De Esperanza me gusta todo, esto es tan distinto, el idioma, la cultura, el paisaje, que allá no tenemos, acá tienen montañas, mar, cataratas, mucho calor, frío, nieve y allá solo tenemos playa» dijo a la prensa.

«Yo este tiempo fui al Colegio San José, hice natación, disfruté de mis amigos e hice viajes, uno al sur y otro al norte, y otros dos viajes sola. Uno a Cipoleti, en Neuquén, y otro a Buenos Aires, donde tengo parientes», contó Millie.

«Me encanta la gente de aquí, es muy abierta, en Dinamarca nosotros somos muy cerrados, por ejemplo cuando yo empecé en el Colegio no sabía nada de castellano, y mis compañeros venían a mí y me decían : vení, vení y me hablaban en castellano y yo no entendía nada, pero así empecé a relacionarme y entenderme con ellos. Quiero decir muchísimas gracias a toda mi familia, a todos mis amigos, a ROTARY por supuesto por darme esta experiencia, y ya el lunes vuelvo a Dinamarca».

 
Ante la consulta sobre que era lo que se llevaba en las valijas para no olvidar de su intercambio dijo: mate, yerba, aprendí a hacer empandas, tortas fritas, y música, llevo cumbia, Los Palmeras seguro, a mis amigos allá le hice escuchar, a mí me encanta, para mi cumpleaños de 18, voy a poner cumbia.

Uno de los objetivos de rotary Club es propender a la paz mundial. Estas experiencias son pequeños granitos de arena que año tras año construyen montañas. Para Millie, su familia y sus nuevos amigos Argentina y Alemania no son banderas, no son países que puedan llegar a tener problemas, ambos comprobaron que son gente que vive y siente de igual manera. Cuando la bandera de otro país se nos relaciona con caras, gestos y experiencias nada será lo mismo.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=2kpmdG5FmJ0[/youtube]

Tambien le puede interesar

Dejar comentario