Inicio Destacadas Geese: La doble cara de los tarifazos

Geese: La doble cara de los tarifazos

por jose

La ex secretaria de energía de la provincia asegura que con todos los aumentos acumulados los comercios tienen este año un aumento del 170% en la boleta de la EPE.

 

 

En una nota de opinión Verónica Geese se pregunta que pasa con los clubes deportivos y las instituciones sin fines de lucro porque la información no fue clara. Aquí sus afirmaciones:

 

 

Con lo publicado esta semana se oficializa la quita de subsidios y preocupa la falta de información por parte del ejecutivo provincial y el silencio de los que en 2016-2019 reclamaban contra el TARIFAZO.

 

 

El golpe al bolsillo va a ser importante porque para enero de 2023 se dejará de subsidiar completamente, según el decreto nacional, el costo de la energía eléctrica mayorista al segmento 1 (el de ingresos mayores a $350.000) y al sector productivo pyme, léase comercio, gastronomía, otros servicios y pequeñas industrias.

 

 

El impacto aproximado, sumando los demás aumentos que ya hubo en el año, será un 170%, es decir que si en el verano pasado una despensa tuvo una factura de $10.000, para el mismo consumo en 2023 pagará aprox. $27.000. Lamentablemente ni el gobierno provincial ni el nacional han generado políticas de eficiencia energética que ayuden al sector productivo a prepararse para este golpe, hoy es urgente que lo hagan, a las apuradas pero que lo hagan, más aún cuando son ellos mismos los que en 2016 se rasgaban las vestiduras al grito de “TARIFAZO” y exigían al gobernador Lifchitz que siguiera subsidiando las tarifas desde la provincia.

 

 

No resiste archivo ninguno de los actuales oficialismos, todos en Santa Fe muy callados, pero en el medio está el usuario que necesita guía y apoyo para poder enfrentar lo mejor posible este momento, haciendo lo más eficiente posible su consumo previendo lo que se viene en el verano. Desde 2019 tenemos una Ley provincial de eficiencia energética para viviendas y recién hace un mes la reglamentaron y mal, y aún no se puede poner en marcha.

 

 

¿Qué pasará con los clubes y asociaciones sin fines de lucro? Aún no se sabe, y nadie sale a decir nada desde el ministerio o el directorio de EPE para no ponerle la cara al “tarifazo”, re valientes estos funcionarios. Después de todo la EPE les ha sido útil para hacer favores y nombrar a amigos en la planta de la empresa.

 

 

Verónica Geese.

Tambien le puede interesar