Inicio Destacadas Fausto Fernández y un «golazo» a la vida

Fausto Fernández y un «golazo» a la vida

por juanmanuel

A las 10 de la mañana del martes 26 de junio de 2019 sonó la campana que marcó el final de la dura etapa de quimioterapia realizada por el joven futbolista durante meses en el Centro Oncológico «J.B. Iturraspe» de la ciudad de Santa Fe.

El sonido de esa campana indicó el cierre de un tiempo de preguntas sin respuestas, tragos amargos y lucha constante que este martes se cambiaron por un aplauso cerrado que da paso a alegrías, reflexiones, agradecimientos, sonrisas y nuevos desafíos.

En octubre de 2018 el goleador de Defensores del Oeste, Fausto Fernández, comenzó un tratamiento intensivo de salud para tratar y superar una enfermedad declarada como leucemia y desde ese momento todo el ambiente deportivo de la ciudad de Esperanza y la región mostró su apoyo y fuerzas para que el «morocho» saliera adelante y así fue.

Fernández le puso punto final a una sinuosa etapa en su camino y sigue adelante sin bajar los brazos porque hay tiempo, mucho aún, para nuevos desafíos y sueños.

El joven futbolista en diálogo días pasados con la CSC Radio en la previa a un encuentro de Liga Esperancina comentaba: «Quiero agradecerle a toda mi familia, a los profesionales que han estado a mi lado y a toda la gente de Esperanza y de los alrededores que siempre me ha apoyado. Quiero darles las gracias por toda la movida que se hizo desde cuando se diagnosticó mi enfermedad. Siempre me apoyaron en todo”, afirmó.

Por otra parte Fernández agregaba: «Fue todo muy duro y tuvimos que convivir con cosas nuevas de golpe y aprender con toda mi familia un nuevo estilo de vida. Todavía queda un camino por delante pero no bajo los brazos y después de esta etapa ya viene otra más linda de preparación buscando llegar de la mejor manera a la segunda mitad del año y volver pronto a ponerme la camiseta de Defensores del Oeste», comentó.

En su despedida este martes del Centro Oncológico de la capital provincial con mucha emoción agradeció al personal que lo acompañó en este etapa que pudo superar.

El camino de lucha de Fausto continúa, pero con fuerzas y mucha compañía las etapas se superan de la mejor manera.

Tambien le puede interesar