Home NoticiasCultura Este domingo «Sangre de Carnaval» en el Chalet Suizo

Este domingo «Sangre de Carnaval» en el Chalet Suizo

by jose

La Fundación Ramseyer Dayer los invita a presenciar “Sangre de carnaval” del Grupo de los Diez de la ciudad de Humboldt. Con la dirección y autoría de la talentosa María Rosa Pfeiffer los esperamos para disfrutar de una obra de teatro de excelente nivel y maravillosas actuaciones.

 

La misma se llevará a cabo el domingo 7 de agosto a las 19 horas en la Asociación Suiza “Guillermo Tell” (Chalet Suizo), Sarmiento 2645.

 

Entrada: $ 100

 

Lic. Mariana Imhof / Gestora cultural FRD.

 

3243 - Teatro en Chalet Suizo

 

Dijo Roberto Schneider, crítico del diario El Litoral de Santa Fe:

 

Sentimos particular estima por la obra dramática de María Rosa Pfeiffer. Sabe tratar en profundidad un tema, dar vida propia a los personajes, definir sus conflictos. La dramaturga pone sobre el tapete una historia que transcurrió en 1968, con personajes reconocibles que alientan sueños, acunan esperanzas y despliegan sus ideales.

El tiempo transcurre en la pequeña comunidad y va dejando sus huellas. La vida apacible se torna tormentosa ante un hecho sangriento profundamente conmovedor y cuyas aristas obviamente no develaremos. Resulta difícil transcribir la riqueza de la obra. Linda, dulce, triste, con algo chejoviano pero sólo en su tonalidad, en sus escalas, en sus fuertes contrastes anímicos, porque en todo lo demás es profundamente humana y, por qué no, profundamente nuestra. Tiene también mucho de melancólica y su carga humana es sí emocionante.

Numerosos y variados son los protagonistas, pero no sería apropiado hablar de ellos dividiéndolos en principales y secundarios. Lo mismo que en la vida —y “Sangre de Carnaval” es eso, un palpitante trozo de vida— todos son importantes. Y al igual que en la vida parecería que no sucede nada en su transcurso, cuando realmente pasa todo: el amor y el desencuentro, las ilusiones que con el tiempo se hacen añicos, los sueños que ya no se sostienen, las esperanzas que se van estrellando contra el duro fragor de los días, la soledad, la incomprensión y, en algunos personajes, el amargo sabor de la derrota, del vacío. Para la autora, la vida es un milagro, construido sobre la base incesante de pequeñas grandes desilusiones.

La obra funciona como una pieza con un anclaje muy bien sostenido. La puesta en escena dirigida por María Rosa Pfeiffer tiene un ritmo que nunca se estanca. Sabe encadenar las distintas situaciones; sugiere, sin exagerar, el inmutable correr del tiempo, aprovecha los silencios y les otorga carácter íntimo, humano. Las instancias del Carnaval están estructuradas de tal modo que no agobian, se marcan con nitidez las diversas escenas a partir de una inteligente utilización del espacio escénico, firmado por la directora, Gerardo Meyer y Roberto Weidmann, con exactas coreografías de Fabiana Godano, una muy buena iluminación de Rubén Fladung, un acertado vestuario de Osvaldo Pettinari, que precisa la época junto a los peinados de Alicia Hilgert. Y una banda sonora estupenda, integrado al elenco, de Walter Walker.

 

El Grupo de los Diez es profesional, como le gusta aseverar. Otorga a la totalidad una pasión poco frecuente, que se agradece, a partir de entender con precisión el juego propuesto por Pfeiffer. La calidad es homogénea y todos se divierten y divierten a los espectadores, que los ovacionan. Roberto Weidmann, Marina Infantino, Ricardo Merke, Emiliano Bonfanti, Guillermina Volken, Antonela Sánchez, Gerardo Meyer, Mauro Bartizagui, Marcela Girolimetto, Fabiana Beccaría y Corina Matiller asumen el fuerte compromiso de otorgar credibilidad a sus personajes. Son profundos, temperamentales, construyen las difíciles aristas de sus personajes con profundas dosis de verdad teatral. Con entrega, con emoción y con la firme convicción de saber que es un espectáculo con toda la verdad necesaria para transmitir el sentido de fiesta.

You may also like

Leave a Comment