Inicio Noticias Estaciones de servicio alertan por un posible desabastecimiento

Estaciones de servicio alertan por un posible desabastecimiento

por Ayelen

Las estaciones de servicio independientes –conocidas como estaciones “blancas”-, aquellas que no llevan la marca de ninguna empresa petrolera, advirtieron un inminente desabastecimiento de combustibles, especialmente gasoil, generado por cuestiones vinculadas con precios y comercialización del canal mayorista. Esto podría provocar, en diferentes zonas agropecuarias, faltante de gasoil para la campaña granaria en marcha.

El presidente de la Federación Argentina de Expendedores de Nafta del Interior (Faeni) y vicepresidente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (Cecha), el santafesino Alberto Boz, admitió ante El Litoral que comienzan a observarse los primeros indicios de faltante de productos, especialmente gasoil, y aclaró que por el momento no se advierte interés de las petroleras en buscar una solución al problema.

Esta situación pone en riesgo el futuro de unas 1.050 estaciones de servicio blancas sobre un total de aproximadamente 5.000 que funcionan actualmente en el país, ya que la mayoría debió endeudarse para abonar sueldos y mantener en funcionamiento los negocios durante la pandemia.

Boz recordó que la mayoría de las estaciones independientes, por lo general, está ubicada en zonas poco pobladas del interior de cada provincia. Son las que abastecen de combustibles a los factores de producción económica, como el campo.

El empresario explicó la situación planteada. “Desde que YPF pasó nuevamente a tener mayoría accionaria del Estado, lo que se hace es tener un precio de referencia alcanzado por un acuerdo entre el gobierno y las empresas petroleras. No hay precios máximos, pero YPF actúa como regulador de precios ya que, como se sabe, el resto de las petroleras sigue a YPF en sus decisiones sobre esos precios. Si bien no hay un congelamiento, a las empresas no le conviene, competitivamente, aumentar demasiado y por eso tienen, como precio de referencia el de YPF. Ahora, como las petroleras están sin vender de la misma forma que vendían antes de la pandemia y, como no hay indicios de un nuevo aumento, lo que hacen es modificar las ventas. Empiezan a levantar el precio mayorista, después pasan a restringir el volumen y estamos en esa tercera etapa donde las petroleras nos ponen cuotas a todas las estaciones de servicio de bandera y después hay un sobreprecio”, subrayó.

Según Boz, el aumento se da en el canal mayorista en donde se abastece la industria, el agro y las estaciones de servicio independientes. “En todos los casos se traslada al precio del producto, pero en el caso de las estaciones blancas, este traslado al precio del aumento del crudo las hace mucho menos competitivas. Por otro lado, también advierte que el siguiente paso es empezar a disminuir el volumen de venta del producto. Esto último afecta, en primera instancia, a las estaciones de línea blanca. Eso es lo que está pasando. El tema es hasta cuándo vamos a seguir así”, insistió.

Cuotificación

Respecto de la situación del resto de las estaciones que son de bandera, el titular de Faeni y vice de Cecha, recordó que “siempre hablando del gasoil, tenemos cuotas, razón por la cual nos entregan lo mismo que veníamos vendiendo. Si queremos más gasoil, habría sobreprecios”. “No hay que olvidar que el dólar sigue aumentando, que el petróleo, el biodiesel y el bioetanol siguen subiendo y los precios de los combustibles no se actualizan”, alegó.

Días atrás, Gabriel Bornoroni, presidente de Cecha, confirmó que “hay un atraso del 10% al 12% en los precios de los combustibles, en un contexto donde todos los costos para el estacionero van en aumento. A raíz de este escenario, donde las petroleras no actualizan los valores, dejan de enviar productos al mercado, principalmente en las de línea blanca, lo que produce esta situación de desabastecimiento”.

Aumentaron las ventas

Un informe de la Secretaría de Energía confirmó que en septiembre los despachos de nafta y gasoil al público fueron mayores que en 2019, una situación que no se registraba desde que se comenzaron a aplicar restricciones a la circulación a causa del Covid-19.

La ansiada recuperación de las ventas de combustibles en las estaciones de servicio llegó finalmente tras casi un año y medio de caídas sucesivas, producto de las medidas para prevenir los contagios de coronavirus, añadió Energía, en base a datos provistos por los propios expendedores.

De acuerdo al relevamiento oficial, en septiembre los expendios de nafta y gasoil al público crecieron 1,5% respecto al mismo mes de 2019. Y si se lo compara con el año anterior, fueron superiores en un 34,5%.

Según el análisis de la cartera que conduce Darío Martínez, la mejora fue traccionada por la mayor demanda de productos Premium, que en el caso de la nafta fue del 8,3% y en el diésel 3,2%. El gasoil Grado 2, en tanto, trepó 0,7% y la súper retrocedió 0,8%.

Gabriel Bornoroni, titular de Cecha afirmó al respecto: “Sin dudas 2020 fue un año traumático para el sector de las estaciones de servicio. Las restricciones a la circulación tomadas para detener el avance de la pandemia, sumado a los cambios de hábitos producto del cierre de actividades, derivaron en un desplome de ventas que fatigó al sector y llevó a una enorme mayoría a trabajar a pérdida la mayor parte del año”.

Fuente: diario El Litoral (www.ellitoral.com)

Tambien le puede interesar