Inicio NoticiasGremiales Estacioneros analizan cobrar un plus para recuperar rentabilidad

Estacioneros analizan cobrar un plus para recuperar rentabilidad

por juanmanuel

El litro podría costar 50 centavos más. En la provincia hay 15 estaciones que presentan despidos o suspensiones de personal. Aseguran que más del 60% de lo que paga el público se va en impuestos.

En la provincia de Santa Fe hay 15 estaciones que presentan despidos y suspensiones de personal. El motivo principal, aseguran desde el sector, es la poca rentabilidad que están teniendo en el negocio –que según indican– no alcanza a cubrir los costos operativos que se incrementaron significativamente.

«Quizás un ejemplo pueda graficar la situación» dijo el presidente de la Federación Argentina de Expendedores de Nafta del Interior a Diario UNO: «Hace 15 años una estación estaba en punto de equilibrio cuando vendía 250 mil litros. Hoy necesitamos vender 350 mil litros para estar en punto de equilibrio. Quiere decir que hay que vender 100 mil litros más para salvar los costos». Para Alberto Boz, «la competencia» (marcada por los valores de YPF) exige que los precios no se muevan mucho. «Si subís los precios, no vendés», afirma.

Es en este contexto en que no se descarta volver al «servicio de playa». Algo recordado por los consumidores, ya que en el 2007 las estaciones del país decidieron implementar ese recurso para enfrentar una crisis que ponía en riesgo la continuidad de algunos comercios. La medida se mantuvo vigente solo un par de meses.

Para Boz, «la estructura de costos de las estaciones de servicios se fueron para arriba en este último tiempo de forma desmesurada» y agregó: «No nos contempla nadie a nosotros; ni en el orden municipal, provincial y nacional. Sucede que aumentaron las políticas salariales, la tasa general de inmueble, el impuesto inmobiliario y la energía eléctrica».

Lo cierto es que aquel «servicio de playa» instalado hace unos años se dejó de cobrar por una orden judicial. Sin embargo, los estacioneros sugirieron volver a implementarlo debido a la falta de respuestas de las compañías petroleras al reclamo de un margen de ganancia más amplio.

Fue en la última reunión de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina que los empresarios deslizaron esa posibilidad. «Es la manera de mejorar los índices de rentabilidad que tenemos. Ya en el año 2007 y 2008 existió el cobro por el servicio de playa. En la última reunión se analizó volver a instalarlo. Es debido a los márgenes de rentabilidad que estamos teniendo», sostuvo Boz.

«Desde el año 92 que los precios son libres. Desde ese momento, el Poder Ejecutivo no establece el precio fijo. Ahora, los precios están dados por el costo que te pasa la petrolera y el precio que establece el mercado. YPF lo fija de forma automática pero en el resto de las estaciones se acomoda el precio en función del mercado», comentó.

El referente del sector recordó que «más del 60 por ciento de lo que paga el público se va en impuestos» y añadió: «Hay margen para realizar modificaciones. Hay espacio para liberar un poco al estacionero y evitar que se pierdan más puestos de trabajo».

El titular de la Federación de estaciones recordó: «En Santa Fe tenemos unas 15 estaciones que están con suspensiones y despidos de gente», y apuntó: «Están reduciendo el personal y viendo si se revierte el diferencial de precios. Son empresas que analizan cerrar sus puertas si seguían con este nivel de ventas. Lo que estamos diciendo es que así no podemos subsistir. Se lo decimos a las petroleras y también al gobierno».

Alberto Boz señaló que «hoy hay excedente de producto» y que por lo tanto «YPF puede vender la cantidad que quiere y el resto también». En este contexto, consideró: «No está faltando combustible y por lo tanto el mercado establece el techo en el precio. El gobierno acuerda con las petroleras pero a las pequeñas y medianas empresas, que es la que brinda trabajo, no se las tiene en cuenta y no se las llama».

Consultado sobre la posibilidad de un nuevo aumento durante el mes de abril, dijo: «Se había acordado que se iba a revisar el precio trimestralmente. En los primeros días de abril podría haber un movimiento pero no sabemos si para arriba o para abajo». Sucede que las variables para modificar los precios son tres: el tipo de cambio, el precio del crudo y el valor de los biocombustibles. «Lo que sucede es que el precio del barril está quieto y el tipo de cambio fue para atrás», finalizó.

Expendedores de GNC advierten posibles despidos

La Federación de Empresarios de Combustibles (Fecra) advirtió ayer los riesgos de cierre de estaciones de servicio de Gas Natural Comprimido (GNC) y la pérdida de puestos de trabajo ante el anunciado aumento del precio del gas a partir del 1 de abril. La representante de Fecra, Rosario Sica, dijo que «el sector viene perdiendo rentabilidad pero la situación se ha transformado en un escenario delicado y ya roza la crisis. Se necesitan medidas para reactivar el sector porque si no va a desaparecer». Según informó, 50 estaciones cerraron sus puertas.

Fuente: UNO Santa Fe.

Tambien le puede interesar