Home NoticiasDeportes Escalante dejó la presidencia de Liga Esperancina de Fútbol

Escalante dejó la presidencia de Liga Esperancina de Fútbol

by juanmanuel

Si bien no hubo confirmación oficial, allegados a la institución que tiene su sede en calle Meiners se encargaron de dar la noticia. La renuncia del ex presidente fue presentada de forma indeclinable. José María Buffet ejercería la presidencia hasta nuevas definiciones. 

 

Los trabajos de pretemporada de los equipos de Las Colonias se vieron sacudidos ante la noticia de la renuncia del que hasta esta tarde de miércoles era el presidente de Liga Esperancina de Fútbol, Raúl Escalante.

 

Si bien no existe información oficial desde la institución madre del fútbol regional, allegados al presidente confirmaron que el dirigente presentó su renuncia indeclinable a su cargo en la sede LEF, desconociendo motivos.

 

Con la salida de Escalante, José Buffet quien se desempeñaba como vicepresidente, ocupará su cargo hasta completar el mandato correspondiente.

 

Raúl Escalante a lo largo de los años tuvo una activa participación en instituciones deportivas, principalmente en Unión de Esperanza donde llegó a ser presidente y si bien completó su mandato lo hizo en un club totalmente acéfalo en ese momento por la renuncia de gran parte de aquella CD que presidía. A Liga Esperancina de Fútbol arribó en 2015 de la mano de Jorge Baronetti como integrante del Comité Ejecutivo y posteriormente ocupó el cargo de presidente asumiendo en febrero de 2017 hasta la fecha cuando aún le restaba un año de mandato.

 

La crítica situación económica por la que atraviesan los clubes que conforman la liga que ponen la lupa también sobre los gastos de la institución madre, algunos inconvenientes generados por errores de su propia gestión a veces mal asesorada por el «entorno de escritorios», las discusiones que se generaron con dirigentes de Esperanza que tuvieron su punto de chispas cuando las finales de formativas del año pasado se sacaron de la ciudad y el desgaste chismoso que estos inconvenientes producen, forman parte de las situaciones que se fueron acumulando para llegar a esta decisión.

 

El formato del próximo torneo puede ser una excelente excusa para el momento, pero no puede ser el motivo principal de esta salida. «Indeclinable» y «razones personales» dirá el texto formal de una renuncia de un dirigente que le dio mucho tiempo personal y trabajo a la institución pero a veces eso no alcanza, se necesita «muñeca política» y «paciencia» en momentos calientes para no quedar sólo y expuesto a decisiones personales.

 

 

Fotos archivo EDXD y Radio Santa Clara

You may also like