Inicio Destacadas Entregaron el premio “María Eugenia Joillot” a trabajadoras de la salud esperancina

Entregaron el premio “María Eugenia Joillot” a trabajadoras de la salud esperancina

por Ayelen

En el marco de la Conmemoración por el Día Internacional de la Mujer, el gobierno de Esperanza entregó el premio “María Eugenia Joillot”, quien fuera la primer partera de la Colonia Agrícola, evocando y reafirmando el don único de ser mujer: el maravilloso privilegio de  ser madre.

 

 

Esta distinción se instituyó en la ciudad en el año 2011 como forma de rendir un homenaje a las mujeres en su día.

 

 

 

 

“En este momento histórico en el que el mundo se encuentra inmerso en una pandemia, el gobierno de Esperanza como una demostración de estima, proximidad  y respeto para todas aquellas mujeres que con su trabajo y compromiso diario nunca dejaron de trabajar, aun arriesgando su propia vida por el riesgo del contagio”, entregó la distinción a las 337  trabajadoras de la salud de la ciudad.

 

 

“A las trabajadoras de la salud que afrontaron el enorme desafío que les presentó el Covid-19,  por la preciosa misión desarrollada y entregada a toda la comunidad, con profesionalidad, valentía, vocación, sensibilidad y humanidad, les decimos muchísimas gracias! Son un orgullo y un ejemplo de valentía y entrega”, se consignó oficialmente en un comunicado del municipio.

 

 

 

 

La conmemoración

 

El Día Internacional de la Mujer hunde sus raíces en la lucha plurisecular de la mujer por participar en la sociedad en pie de igualdad con el hombre. Surgió al final del siglo XIX, en un mundo industrializado, de expansión y turbulencia, crecimiento fulgurante de la población e ideologías radicales.

 

 

Un 8 de marzo 1857, en Nueva York, un grupo de obreras de una fábrica textil se sublevaron en contra de jornadas laborales de más de 12 horas a cambio de salarios miserables y fueron atacadas por la policía y asesinadas al ser encerradas y prendidas fuego en la fábrica.

 

 

Medio siglo después, 15.000 obreras marcharon por la misma ciudad al grito de “¡Pan y Rosas!”.  Pan, evocando la importancia de satisfacer las necesidades básicas y primarias, como es la alimentación y con ella tener acceso a un nivel de vida digno; y rosas, dando significado a la importancia de tener razones por las  que vivir, sin violencia, con calidad de vida, con  valores solidarios y principios éticos.

 

 

Tambien le puede interesar

Dejar comentario